Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 4 6 2006 Cultura 61 El Primavera Sound se abona al rock de la mano de Dinosaur Jr. y Sleater- Kinney The Flaming Lips dieron la gran sorpresa de la noche con un colorista concierto b Lou Reed protagonizó la actua- ción más destacada de la jornada de ayer, en la que también actuaron ilustres secundarios como Surfin Bichos y Mogwai DAVID MORÁN BARCELONA. El tres es el número mágico. Lo cantaban los neoyorquinos De La Soul y lo suscribieron Dinosaur Jr, Sleater- Kinney y The Flaming Lips, tres grupos nacidos como trío que se alinearon anteanoche en el Parc del Fòrum para constituir el más impactante y letal tridente del Primavera Sound 2006. La segunda jornada se reveló como espacio ideal para que ilustres secundarios como Richard Hawley, Mick Havery, Yeah Yeah Yeahs y Drive- By Truckers arañasen un protagonismo más acorde a su valía artística. Sólo Killing Joke rebajó ligeramente el listón de una jornada que congregó a cerca de 15.000 personas, todas dispuestas a dejarse perforar los tímpanos por Dinosaur Jr, seminal trío de Boston de cuya mezcla de ruido, melodía y autismo surgió el grunge. Los norteamericanos castigaron su repertorio y los oídos del público con un torbellino de electricidad enferma del que emergieron gemas como The Wagon Little Fury Things Freak Scene y una atroz versión de Just Like Heaven de The Cure. Un festín de indie rock correoso que se prologó con el de las estadounidenses Sleater- Kinney. Abanderadas del rock fibroso con vistas al pop, las de Portland desplegaron su minimalismo instrumental con garra, mala uva y algún que otro guiño al blues de mármol The Flaming Lips, pura fantasía pop en technicolor Sympathy -y se convirtieron en el sueño de cualquier aficionado al rock. Lo mejor, la tensión eléctrica de Jumpers y el estallido final de Entertain Para enmarcar. Lo de The Flaming Lips fue pura fantasía pop en technicolor. Con el escenario invadido por extras disfrazados de alienígenas y Papa Noeles para simbolizar la lucha entre cienciología y cristianismo, el trío de Oklahoma maravilló con Race For Prize The Yeah Yeah Yeah Song Fight Test y Do You Realice? Todo un ejemplo de comunión con EFE el público. Sensacional. La tarde arrancó con el Auditorio rendido al intimismo áspero de José González y el australiano Mick Harvey serpenteando por los claroscuros del rock de autor. El ex timón de los Bad Seeds de Nick Cave firmó una elegante y sobria actuación. La magia de Harvey se prolongó con el regreso del Richard Hawley, quien firmó un soberbio recital de pop clásico y melancólico. La aguerrida actuación de Yeah Yeah Yeahs y el rock sureño de Drive By- Truckers completaron una jornada generosa en calidad y sorpresas.