Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
56 Sociedad DOMINGO 4 6 2006 ABC Se eleva a 61 el número de intoxicados por legionela b La bacteria ha sido detectada RELIGIÓN en cuatro torres de refrigeración, si bien no se confirmará hasta la próxima semana si son las causante de la infección BEGOÑA LÓPEZ PAMPLONA. El brote de legionela detectado en la capital navarra ha ha afectado a 61 personas, de las que 31 permanecen ingresadas en distintos centros sanitarios. Sus edades oscilan entre los 41 y los 95 años de edad y residen, trabajan o frecuentan el II Ensanche, la zona céntrica de la ciudad, donde se produjo el contagio. Todos los afectados evolucionan favorablemente al tratamiento terapéutico con antibióticos, salvo una mujer de 68 años. La consejera de Salud, María Kutz, informó ayer de la situación y señaló que están ingresadas 31 personas: Dos en la Clínica Universitaria, 20 en el Hospital de Navarra y 9 en el Hospital Virgen del Camino. La evolución de todos ellos es favorable, menos una mujer de 68 años que acaba de ser ingresada en la UCI del Hospital de Navarra En la inspección realizada para localizar el posible foco de infección se han detectado cuatro torres de refrigeración con el antígeno de legionela positivo, por lo que se procedió de forma inmediata a su cierre cautelar, hasta determinar si son las causantes de la infección, lo que no se confirmará hasta la próxima semana. En cualquier caso, las casi 40 instalaciones revisadas del II Ensanche cumplían con la normativa. En una inspección aérea, desde un helicóptero, se detectaron ocho torres de las que no se tenía constancia y que inspeccionan los técnicos del ejecutivo foral. No se descarta que puedan darse nuevos casos, ya que el periodo de incubación oscila entre los dos y los diez días. Más de trescientas mil personas se reunieron ayer con el Papa en la Plaza de San Pedro EPA El Papa invita a los nuevos movimientos a ser escuelas de vida y libertad Deben formar un único cuerpo unido al sucesor de san Pedro este segundo encuentro papal con los movimientos escucharon en silencio a Benedicto XVI, al que sólo interrumpieron en cuatro ocasiones JUAN VICENTE BOO CORRESPONSAL ROMA. Benedicto XVI abrió ayer un inmenso panorama a los nuevos movimientos eclesiales invitándoles a ser escuelas de vida y libertad que sepan transmitir sus carismas al resto de la Iglesia. Al mismo tiempo, el Papa les insistió en estrechar la unidad con la Jerarquía, pues el Espíritu Santo quiere vuestra variedad, pero en la unidad con los sucesores de los Apóstoles (los obispos) y con el sucesor de san Pedro El segundo encuentro de los movimientos con el Papa resultó todavía más numeroso que el de 1998, pues participaron 350.000 personas de todo el mundo que ocupaban la Plaza de San Pedro y toda la Vía de la Conciliazione hasta el río Tíber. Para que cada uno de los asistentes pudiese verle de cerca, Benedicto XVI dedicó casi media hora a un recorrido en Jeep descubierto desatando el entusiasmo general. Era una multitud muy alegre, muy juvenil y muy musical, absolutamente feliz de compartir con el Papa la vigilia de Pentecostés y la misa de hoy. El Santo Padre les comentó que el Espíritu Santo nos trae la vida y la libertad En los pasajes de su extensa homilía, quizá la mas larga de este Pontificado, Benedicto XVI fue explicando la vob Los asistentes a 123 movimientos y nuevas comunidades Aunque sólo pudieron tomar la palabra los fundadores o responsables de grandes movimientos internacionales como los Focolares, Comunión y Liberacion, el Camino Neocatecumenal, la Comunidad de San Egidio, el Movimiento de Vida Cristiana o Renovación Carismática Católica, el encuentro de ayer fue una fiesta de 123 movimientos y nuevas comunidades, algunas muy recientes. La segunda cita con el Papa permite valorar la maduración lograda desde el inolvidable encuentro con Juan Pablo II en la fiesta de Pentecostes de 1998. Los movimientos, que al principio eran muy particularistas, aprenden a apreciar los carismas de los demas y ayer aplaudieron con entusiasmo los llamamientos del Papa a colaborar con los obispos. Calma a población Las autoridades sanitarias de la comunidad quisieron ayer transmitir calma a la población, ya que ahora no existe peligro de contagio y, en ningún caso, éste puede producirse por beber agua de la red o de fuentes públicas. La trasmisión se ha producido por gotas de agua en suspensión, cuya propagación ha podido ser debida al intenso viento que ha habido estos días en Pamplona, según explicó el director del Instituto de Salud Pública de Navarra, Pablo Aldaz. El brote de legionela se detectó el viernes, cuando hubo en un principio 13 personas afectadas por ella, de las que 9 ingresaron en centros hospitalarios; posteriormente se registraron 48 nuevos casos, con 22 ingresos; y, por último, ayer la cifra se elevó hasta los 61. cación de los movimientos eclesiales, que quieren y deben ser escuelas de vida y libertad en un mundo que necesita ambos valores para poner fin a políticas de egoísmo que destruyen tanto la naturaleza como las personas indefensas. El Papa comentó a los participantes, en su mayoría jóvenes, que la vida se vuelve cada vez mas vacía cuando uno quiere tan sólo apoderarse de ella, y es fácil terminar refugiándose en la droga o en el engaño. Se encuentra la vida solamente cuando uno la entrega a los demás Al mismo tiempo les explicó que la libertad y la responsabilidad van juntas. La verdadera libertad se manifiesta en un modo de actuar que demuestra el sentido de responsabilidad hacia el mundo, hacia uno mismo y hacia los demás Los asistentes le escuchaban en silencio absoluto, bebiendo cada palabra de una homilía intensa, interrumpida con aplausos tan sólo en cuatro ocasiones para subrayar algunas frases como la invitación a demostrar con la propia vida la belleza de la libertad de ser hijos de Dios Aplaudieron también el llamamiento a la unidad con los Pastores, que el Papa introdujo partiendo de los carismas de los nuevos movimientos pues el Espíritu Santo sopla donde quiere. Lo hace de modo inesperado en lugares insospechados y de modos que antes no eran imaginables Un episodio muy concreto fue el bautismo en el Espíritu Santo que recibieron un grupo de estudiantes norteamericanos de la Universidad de Duquesne (en Pittsburgh, Pennsylvania) en 1967 cuando realizaban un retiro espiritual. Patty Gallagher Mansfield, que entonces era una joven estudiante, evocó ayer ante el Papa aquel extraordinario momento en que nació la Renovación Carismática Católica y manifestó con gran sencillez que nuestra vocación es amor ganándose un gesto de cariño del Santo Padre, cuya primera encíclica ha sido Dios es amor