Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 4 6 2006 Internacional 35 Bush respalda la reforma constitucional para prohibir los matrimonios gay El presidente insiste en la solución más democrática para este tema se moviliza para el debate de esta semana en el Senado, aunque no se espera que la propuesta de enmienda logre el obligado respaldo de dos tercios PEDRO RODRÍGUEZ. CORRESPONSAL WASHINGTON. Con su habitual discurso radiofónico de los sábados, el presidente Bush comenzó ayer una visible ofensiva política a favor de un nuevo impulso para reformar la Constitución de Estados Unidos y cerrar expresamente la posibilidad de matrimonios entre personas del mismo sexo. Un apasionado debate que la Casa Blanca se propone aprovechar para reconectar con las bases más conservadoras de su partido, en el contexto de las legislativas de noviembre y los catastróficos porcentajes de respaldo popular a la gestión del presidente. En su alocución de ayer, el ocupante del Despacho Oval criticó que frente al respaldo mayoritario en Estados Unidos al concepto tradicional de matrimonio, y las diversas legislaciones aprobadas en su defensa incluida la firmada por el presidente Clinton en 1996, desafortunadamente, jueces activistas y algunas autoridades locales b La Casa Blanca Exculpación parcial y nuevos reproches sobre los abusos en Irak b Los soldados implicados en ese han realizado un agresivo esfuerzo durante los últimos años para redefinir esa institución Campaña que, según Bush, tiene un impacto nacional ya que plantea el escenario de que toda la nación tenga que reconocer los matrimonios redefinidos por jueces en Massachusetts o cargos municipales en San Francisco Movilización de la Casa Blanca A juicio de Bush, una enmienda constitucional es la solución más democrática para este tema, porque debe ser aprobada por dos tercios de la Cámara de Representantes y del Senado, además de ser ratificada por tres cuartas partes de las Legislaturas de los cincuenta Estados de la Unión Sin excluir la posibilidad de que cada jurisdicción estatal defina las protecciones y el reconocimiento que considere oportunos para las parejas formadas por personas del mismo sexo. George W. Bush cree que una minoría está tratando de destruir una institución contra el sentir de la mayoría Junto al detalle de recordar que cada americano merece ser tratado con tolerancia, respeto y dignidad el presidente tiene previsto mañana escenificar en la Casa Blanca su respaldo a esta reforma constitucional al recibir a una delegación de clérigos, constitucionalistas y activistas unidos por el principio de que el matrimonio no puede ser cercenado de sus raíces culturales, religiosas y naturales sin debilitar su buena influencia en la sociedad La movilización de la Casa Blanca se produce en vísperas del debate previsto esta semana en el Senado, donde no se espera que la propuesta de enmienda constitucional consiga el respaldo obligado de dos tercios. En 2004, una enmienda similar no prosperó al lograr sólo 48 votos en el Senado y 227 en la Cámara Baja. Esta vez, se calcula que el respaldo en el Senado puede verse ampliado en cuatro votos adicionales, aunque sin llegar a los 67 requeridos para un proceso de reforma. En la resurrección de este debate, llama la atención las críticas de grupos conservadores, que con acritud recuerdan que la Administración Bush, pese a sus promesas en la campaña de 2004 de defender el matrimonio tradicional, no ha hecho nada durante la primera parte de su segundo mandato. caso siguieron los debidos procedimientos de combate, sin intencionalidad de causar daños colaterales según el Pentágono P. RODRÍGUEZ. CORRESPONSAL WASHINGTON. Responsables militares de Estados Unidos han negado las acusaciones de un presunto crimen de guerra atribuido a sus tropas el pasado 15 de marzo en la localidad iraquí de Ishaqi, que se habría saldado con la muerte de once civiles, incluidas cuatro mujeres y cinco niños. Pese a la existencia de dramáticas imágenes sobre cadáveres infantiles y las declaraciones de la Policía iraquí y otros testigos, el Pentágono insiste en que los soldados implicados en ese caso siguieron los debidos procedimientos de combate, sin intencionalidad de causar daños colaterales La fuerza necesaria Según los resultados de esa pesquisa interna, los efectivos de Estados Unidos aplicaron la fuerza necesaria para hacer frente a fuego hostil. Aunque el Pentágono ha sido poco claro al informar sobre qué efectivos participaron en esa operación, todo parece indicar que se trató de una misión a cargo de fuerzas especiales en búsqueda de individuos conectados con Al Qaida. Según altos mandos militares en Irak, existe la tentación de agrupar todos los incidentes bajo investigación como la misma cosa, pero cada caso necesita ser examinado individualmente. En lo referente a la presunta matanza de Haditha, donde el Departamento de Defensa sí que ha reconocido indicios problemáticos, el New York Times informó ayer sobre cómo oficiales de los marines actuaron cuando menos de forma negligente al conocer detalles de lo ocurrido y no abrir una investigación preliminar. Sobre todo, cuando supieron que los 24 civiles muertos en ese incidente no habían sido víctimas de un atentado con explosivos sino de disparos. De acuerdo a los testimonios ofrecidos por esos oficiales investigados, en un ambiente de combate las discrepancias y disparidades resultan habituales. Marcha de la normalidad en la capital rumana EFE. Miles de personas partici- paron ayer en Bucarest en La marcha de la normalidad una manifestación en contra de las uniones entre homosexuales organizada por el Foro Cristiano Nueva Derecha. Los manifestantes vocearon consignas contra las minorías sexuales mientras portaban banderas de Rumanía, iconos y crucifijos. Contestaban así a la convocatoria de otra marcha de signo contrario en apoyo de la legalización de los matrimonios entre homosexuales. AFP