Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 La Entrevista DOMINGO 4 6 2006 ABC Dos vocales del Consejo General del Poder Judicial, uno de la mayoría conservadora y otro de la minoría progresista, defienden la existencia de la Audiencia Nacional, un tribunal por cuya desapa- rición aboga ERC pese a haber demostrado con su trabajo que se trata de un instrumento imprescindible en la lucha contra el terrorismo, la criminalidad organizada y la delincuencia económica. Luis Aguiar y Carlos Ríos sostienen que este órgano es, además de útil, necesario y recuerdan quegoza de un prestigio internacional que ha llevado a otros países a imitarnos. cia del Supremo que obliga al CGPJ a motivar sus nombramientos? -La LOPJ explícitamente dice que los acuerdos del CGPJ serán siempre motivados. Si se viene haciendo mal desde hace 25 años, eso no significa que no haya que rectificar. Lo dice la ley y lo ha reclamado la minoría desde que este Consejo hizo sus primeros nombramientos. Por tanto, no puedo más que congratularme. Desde el punto de vista jurídico porque es razonable; y, en términos políticos, porque contribuye a hacer más transparente la actuación del CGPJ, a reforzar las ideas de mérito y capacidad y porque abre la puerta a un cierto control que resitúa a esta institución en su verdadero lugar. El Consejo es un órgano con un componente político y sus actos pueden ser más o menos discrecionales, pero siempre sometidos a la ley. Por último, no puedo dejar de mostrar también mi satisfacción personal porque el Supremo confirma la tesis de la minoría respecto a que en materia de nombramientos se estaba produciendo un auténtico abuso por parte de la mayoría, lo que llevó al Gobierno a aprobar la famosa ley de los tres quintos. Antes de esa reforma, el 73 por ciento de los nombramientos recayó sobre candidatos propuestos y avalados por la mayoría, esto es, el 52 por ciento del CGPJ. Después, la proporción ha sido de 53 a 47. No digo más. -Este CGPJ ha vivido graves fracturas entre los dos grupos, especialmente tras el cambio de Gobierno. ¿Se creció la minoría con la victoria del PSOE? -Creo que no. También antes del cambio de Gobierno hubo momentos de tensión muy fuertes. No creo que la minoría se haya sentido más respaldada. Lo que es evidente es que este órgano no actúa en el vacío sino en un sistema de juego de poderes en el que la mayoría que tenga el Parlamento o la orientación ideológica del Gobierno pueden contribuir a hacer más o menos fácil el diálogo con el órgano que gobierna el Poder Judicial. ¿Hay que modificar el sistema de nombramiento de los vocales? -Sí, en varios aspectos. Pero hay un punto particularmente sencillo que, en mi opinión, contribuiría a mejorar su funcionamiento propiciando una cierta despolitización. Consistiría en fragmentar su renovación, como ocurre con el Constitucional. La Constitución y la LOPJ exigen que los vocales seamos expertos en Derecho, y eso debe tener un significado. Se supone que tenemos que actuar con criterios jurídicos y, sin embargo, mayoría y minoría hemos actuado con más conciencia política de la que habría sido deseable. Yo responsabilizo mucho a la mayoría por el sectarismo y la politización que impuso en los primeros seis meses de andadura del CGPJ, de la que no fue ajeno Hernando, sistemáticamente alineado con los conservadores. Esos seis meses marcaron definitivamente la andadura de este Consejo; a partir de entonces tampoco la minoría está exenta de responsabilidad. El vocal reconoce que tanto la mayoría como la minoría han actuado con más conciencia política de la que era deseable LUIS AGUIAR Vocal del grupo progresista del Consejo General del Poder Judicial La Audiencia Nacional no sólo es útil sino también necesaria TEXTO: NIEVES COLLI FOTO: ERNESTO AGUDO -ERC ha propuesto eliminar por ley la Audiencia Nacional. ¿Ha cumplido ya este Tribunal la función para la que fue creado? -No. Es cierto que su origen pudo suscitar recelos, pero su propio funcionamiento ha puesto de manifiesto no sólo su utilidad sino su necesidad. Se cometen delitos que, por su supraterritorialidad (Afinsa y Fórum) no pueden ser asumidos por otro tribunal, y menos, como propone ERC, por el Supremo, que en la actualidad está saturado y cuya labor por excelencia debe ser la de unificar la doctrina. -De prosperar, ¿tendría carácter retroactivo y afectaría a Francisco Hernando la propuesta de IU para que cese el presidente del CGPJ si cumple la edad de jubilación antes de concluir su mandato? -Personalmente no me gustaría que esa enmienda se aplicara al actual presidente pero, desde el punto de vista constitucional, no creo que hubiera reparos. Máxime si se tiene en cuenta que con toda probabilidad esa aplicación sólo podría tener lugar después del 6 de noviembre, fecha de finalización del mandato de este Consejo, pues no creo que la reforma de la LOPJ entre en vigor antes de esa fecha. ¿Qué utilidad política tendría descabezar la institución? -No me corresponde a mí valorar la utilidad política de una reforma legal. Pero el mero enunciado de la pregunta y la interpretación que los diferentes medios han dado a dicha enmienda creo que ponen de manifiesto la denuncia que los vocales de la minoría venimos realizando desde hace tiempo: que el presidente no desempeña su papel institucional y es un mero apéndice del sector conservador para conformar sus mayorías. -Se acusa a Grande- Marlaska de interferir en la negociación con ETA. ¿No interfiere en la acción de la Justicia el anuncio del PSE, un día antes de la declaración de Otegi, de su reunión con los batasunos? -No tiene comparación. Estamos sacando las cosas de quicio. Los dirigentes de la extinta Batasuna no están privados por completo de su condición de ciudadanos. Ostentan derechos, comen, gozan de libertad... Otra cosa es que no puedan actuar como miembros de un partido ilegalizado. Pero no son unos apestados que no pueden reunir- Responsabilizo a la mayoría de politizar este CGPJ por su actuación en los primeros meses se, ir al cine, conceder una entrevista... Dicho esto, el juez Grande- Marlaska me merece absoluto respeto, tanto en mi condición de vocal como de ciudadano, y creo que está actuando con independencia. Sería disparatado, por reprochable, pensar que él, o cualquier otro juez, actúa con el fin de torpedear el proceso de paz. La ley tiene que adaptarse a la realidad del momento en el que es aplicada, pero no puede retorcerse su interpretación ni en un sentido ni en otro, ni para propiciar ni para dificultar esos procesos políticos. El Poder Judicial está más intensamente vinculado al principio de legalidad que los restantes poderes públicos y es exclusivamente ese sometimiento al imperio de la ley el que debe guiar su actuación. -Algunos vocales de la mayoría del CGPJ quieren que se haga un estudio sobre el proyecto de Estatuto andaluz, como se hizo con el catalán. ¿Están de acuerdo usted y su grupo? -Hablo por mí y soy contrario a que se haga. El informe sobre el proyecto de Estatuto catalán fue una injerencia intolerable del CGPJ en la labor del legislador y sería un error hacer lo mismo con el andaluz. Podría argumentar preguntando por qué no se hizo con el valenciano ¿acaso por venir respaldado por el PP? pero no quiero entrar en ese debate. ¿Qué opinión le merece la senten-