Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
58 Cultura SÁBADO 3 6 2006 ABC CANCIÓN Chavela Vargas Ciclo Madrid EnCanto. Voz: Chavela Vargas. Guitarras: Juan Carlos Allende y Miguel Peña Tovar. Lugar: Teatro Albéniz, Madrid EL TRIUNFO DE LO AUTÉNTICO LUIS MARTÍN U na ovación de tres minutos con el público puesto en pie no es cosa para tomar a la ligera. Ese fue el preludio del concierto de la mexicana Chavela Vargas que, con palmaria seguridad, se va a convertir en el gran acontecimiento del ciclo Madrid EnCanto. Macorina en el arranque, sólo fue una declaración de principios de lo que aguardaba al público. El concierto de una cantante de todos los tiempos a la que la edad le ha aquietado la voz hasta hacer que se refugie en el arrebato imprescindible, aunque siempre con el acento definitivamente vivo y fabricado hacia delante con el que mostrar su mundo emocionado y repleto de sensibilidades terrenas. Chavela, de 87 años de edad, acaricia temas como Sombras Se me hizo fácil o Soledad y nada importa que la voz ya no le llegue como en años anteriores. El tarro de desmesuras de la canción mexicana no tiene secretos para ella y sabe destaparlo y dosificarlo convenientemente. Promete platicar respecto de las canciones con el público, pero demora el ofrecimiento. Mientras tanto, siguen llegando cosas breves y emocionadas de la vida cotidiana: reveses amorosos, noches eternas escocidas por la ausencia, resignaciones. Y Chavela se reconoce, a las mil maravillas, en las excelentes Vámonos y Un mundo raro Chavela bregó en terreno favorable a lo largo del recital, gracias a un público entregado y al buen hacer de un par de guitarristas sobre los que se sustentaba la vigilancia rítmica de las canciones: Juan Carlos Allende y Miguel Peña Tovar. Da gusto que todo se escuche tan clarito. Y mucha alegría que sea seguido por tanto público. La culpa debe ser de gente como Almodóvar. Hace años supo apoyarla y, acaso por ello, estaba presente en el teatro. Fue un recital noble, sincero. Con La llorona casi para concluir y con el hilo musical de los atronadores aplausos permanentemente conectado. A Chavela Vargas sigue habiendo que sentirla por dentro, acostumbrarse a ella. Como se llega a convivir con el dolor que persiste. Zarzalejos, Vargas Llosa y Armas Marcelo, ayer en Madrid JULIÁN DE DOMINGO Mario Vargas Llosa: Esta novela nos enseña que siempre es posible resistir Presentó, con el director de ABC, la nueva obra de Armas Marcelo de la resurrección ése es el título de la última narración del autor canario, ambientada en el Chile de Pinochet y en el llamado caso Soria MANUEL DE LA FUENTE MADRID. El terrible Chile de Pinochet y la picana como escenario. El Santiago de la DINA y la desaparición, martirio y asesinato del funcionario español Carmelo Soria. Estos son, aunque llevados a la ficción, los protagonistas de la nueva novela de Juancho Armas Marcelo, Al sur de la resurrección una obra que ayer presentaron en un repleto Pabellón Martín Gaite de la Feria del Libro el director de ABC, José Antonio Zarzalejos, y Mario Vargas Llosa, amigo y maestro de Armas Marcelo. En sus palabras, Zarzalejos, que empezó nombrando al narrador isleño como uno de los mejores noveladores del mestizaje como solución contra los fanatismos nacionalistas se refirió primero al orgullo y la satisfacción de compartir esta presentación con el gran Vargas Llosa, uno de los mejores amigos de Juancho del que también subrayó su doble condición de escritor y periodista, porque si hay algo que en la vida y en la obra de Armas Marcelo es como un hilo conductor es su permanente y decidida pasión por la libertad Finalmente, Zarzalejos destacó que con Al sur de la resurrección Armas Marcelo sale de una crisis de ansiedad personal que él llama obsesiva b Al sur y compulsiva, y que al parecer estuvo motivada por el propio desarrollo del libro. Por fortuna, de esa crisis, de esos miedos, de esas inseguridades, ha surgido una novela magnífica. Una historia cuyas riendas estuvieron a punto de costarle la salud. Por fortuna, ha sido no sólo la propia resurrección del novelista, sino también su mejor novela Compromiso A continuación, Mario Vargas Llosa (algún día desvelará a su legión de admiradores los secretos de ese pacto con algún diablillo incaico, porque, qué setenta años) recordó sus ya casi cuatro décadas de amistad con J. J. y destacó que, sin lugar a dudas, Armas Marcelo ha sido y es uno de los españoles que mejor conoce la problemática hispanoamericana El escribidor peruano, con ese verbo luminoso y preciso que le caracteriza, incidió en el hecho de que el canario es uno de los pocos escritores que hoy en día hace literatura comprometida, ya que son pocos los novelistas que creen actualmente que un autor debe opinar sobre el acontecer contemporáneo Estamos ante una novela madura- -continuó el autor de La ciudad y los perros profunda e introspectiva, en la que el el escritor hace examen de conciencia de su propia vocación y destacó el hecho de que aunque la novela tiene una base real terrible, al final es un libro que nos levanta la moral, y que nos hace sentirnos alentados por la existencia de algunos seres que en las situaciones más difíciles nos enseñan que El escritor Javier Marías ha sido propuesto como candidato para cubrir la vacante dejada por Fernando Lázaro Carreter en la Real Academia Española. La candidatura de Marías ha sido presentada por Gregorio Salvador, Arturo PérezReverte y Claudio Guillén. La votación tendrá lugar el próximo día 29 siempre es posible resistir En definitiva, terminó, nos encontramos ante una novela rica y ambiciosa que merece tener muchas lectores Llegó entonces el turno del propio Juancho Armas Marcelo, que no tuvo remilgos (nunca los ha tenido) en declararse hijo directo y espero que ya a estas alturas, hijo dilecto del boom hispanoamericano de los sesenta Relató también cómo el origen de la novela se sitúa en un viaje realizado a Chile para cubrir la campaña electoral de Frei para ABC. Ya conocía el caso Soria, pero allí le hablaron también de su hija, Carmen Soria, un ser que jamás dio su brazo a torcer y que sigue luchando porque se haga justicia Reconoció además que no quiso conocer a esta Antígona andina, pero sí a la viuda de Soria, Laura González Vera (presente ayer) de la que recibí un ametrallamiento de información que me obligó a volver a empezar. En total, han sido diez años en los que han surgido otras historias pero en los que me era imposible terminar ésta, quizá porque el peso de la terrible realidad me lo impedía En cualquier caso, Armas Marcelo se muestra más satisfecho que nunca después de haberla leído dos veces y recalca que lo que he querido escribir es una novela, no un documental Armas Marcelo sabe que sobre su novela sobrevolará el morbo de las identificaciones entre personajes de ficción y personajes reales, pero tal vez sea una situación que ayude a que esta novela sirva de apoyo para que se gane el juicio Es decir, que se haga justicia.