Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4- 5 S 6 LOS SÁBADOS DE Termas Sumergirse en Monfortinho En Portugal, como en España, los balnearios han recuperado el pulso. Remozados, reivindicados por la nostalgia de la vida natural se ponen al servicio de un nuevo usuario, más hijo del estrés que del reúma POR BELÉN RODRIGO CORRESPONSAL EN LISBOA nearia con una serie de actividades muy atractivas para los visitantes. Una de las ventajas es la excelente situación de las termas, en la Beira Baixa, con un microclima privilegiado. Salud todo el año Abiertas actualmente todo el año, las termas son conocidas por su eficacia en el tratamiento de las enfermedades hepato- biliares, intestinales, dermatológicas y de índole reumatológica. El 57 por ciento de los asiduos a los balnearios de Monfortinho proceden especialmente de Lisboa y Oporto, y de la cercana Castelo Branco. La zona ofrece buenos lugares para alojarse: el Hotel Fonte Santa, de cuatro estrellas, y el Astoria, de tres, gestionados también por Monfortur, tienen ofertas complementarias a las de las termas, con especial hincapié en los tratamiento de relax y belleza. El responsable de las termas de Monfortinho, Joao Paulo Duarte, llama la atención sobre la diferencia que existe entre los nuevos SPA y los tratamientos termales. Estos últimos cuentan con la plusvalía de la naturaleza de sus aguas, a las cuales se atribuye unos poderes curativos, afianzados con el paso de los años, cosa que no ocurre en los SPA. En los balnearios, los usuarios pasan por una consulta médica obligatoria antes de utilizar cualquiera de las especialidades. o de asociar los balnearios y la tercera edad (con problemas de salud) ha ido desapareciendo y cada vez son más los jóvenes- -y a menudo estresados- -que disfrutan de los beneficios de las aguas termales. Desde hace un año, la legislación lusa ha dejado de contemplar la visita a los balnearios como un acto terapéutico, para verlo también L como una búsqueda de bienestar y de prevención de posibles males. Las venerables termas de Monfortinho, en la frontera con la sierra extremeña de Gata, le está sacando partido a este cambio de perspectiva. En los años 90, la empresa Monfortur, del Grupo Espíritu Santo, tomó las riendas de un proyecto turístico muy ambicioso que ha conseguido conjugar la tradición bal- Frans Nottrot, creador de Calle Real y guitarrista flamenco A este holandés, según explica a S 6, no le va esa tendencia tan extendida de fusionar flamenco y jazz y prefiere, sin duda, el color clásico que imprimen a las canciones el violín, el violoncelo y la flauta, una incorporación que fue una auténtica sorpresa para los vecinos de Alosno, la primera vez que los escucharon. Además de algunos arreglos para incorporar estos instrumentos, y tratando de respetar siempre al máximo lo genuino, también he adaptado cantes del flamenco puro para coro con lo que el resultado es variado y sorprendente. Ver al rubio y espigado grupo de Nottrot por las calles de Alosno, que tan bien supo fundir en su vigorosa estructura del aluvión las viejas culturas mediterráneas- -como apostillan los historiadores- es todo un poema. Lo mismo que las coplas de sus fandangos, savia pura a la manera que los celebraba el épico cantaor Paco Toronjo: Llegó con un niño y ya cansado a la Rábita llegó ¿Quién eres? le preguntaron. Yo soy Cristóbal Colón que traigo el mundo en mis manos ¡Si sabrán de civilizaciones en estas tierras de Huelva! Y además, qué demonios, -que dice un alosnero- flamenco no deja de ser un dialecto neerlandés Un día de caza Pero hay más cosas. La Heredad de Poupa es una de las primeras reservas de caza turísticas concedidas en Portugal. Impresionan sus más de cinco mil hectáreas, y su belleza, en los alrededores del Tajo Internacional, un territorio fronterizo entre España y Portugal. El grupo Monfortur organiza partidas de caza, que pueden costar de los 300 hasta los cinco mil euros por día, en función de las presas. Recientemente se ha inuaugurado un hotelito rural en esta heredad, que cuenta con 16 habitaciones, dos de ellas suites. Se trata de una mansión familiar de 1920, transformada en un confortable albergue, decorado con todo detalle y desde el que se puede disfrutar del maravilloso paisaje. Próximamente se incorporará una piscina y un SPA, además de salones para banquetes. La Heredad de Poupa organiza paseos en burro, safaris, actividades como tiro y pesca... O, simplemente, invita a disfrutar de una excelente gastronomía. De hecho, ha empezado a comercializar una serie de productos con el nombre De Bosque. Entre ellos, magníficos patés de perdiz. Envoltorio clásico para una oferta replanteada en todos los aspectos Más información: www. monfortur. pt