Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 Sociedad SÁBADO 3 6 2006 ABC La UE descarta la creación de una reserva europea de antivirales b El Consejo europeo de sanidad no logró llegar a un acuerdo y los Estados miembros sólo podrán recurrir a sus reservas nacionales en caso de pandemia LAURA VILLENA. SERVICIO ESPECIAL BRUSELAS. Los veinticinco socios europeos no lograron ponerse de acuerdo ayer en Luxemburgo sobre la creación de una reserva europea de antivirales, tal y como lo había solicitado la Comisión Europea. Markos Kyprianou, comisario europeo de Salud, había presentado esta medida a los Estados miembros como un stock de antivirales adicional y complementario al creado en cada Estado miembro para hacer frente a una posible pandemia de gripe aviar en Europa. La negativa a adoptar este banco común de retrovirales, que formaba parte del paquete de medidas europeas de prevención ante una posible pandemia, ha venido de la parte de Suecia, Países Bajos, Eslovaquia, Alemania y Portugal, según informaron a ABC fuentes comunitarias. Estos tres últimos pedían que la reserva europea fuese financiada con fondos comunitarios mientras la Comisión Europea sólo contemplaba una financiación de los Estados miembros en función de su PIB. Aunque España siempre se ha mostrado a favor de esta medida y ha defendido el principio de solidaridad entre países y con las zonas más afectadas, el secretario General del Ministerio de Sanidad, José Martínez, quien acudió al Consejo de Sanidad que tuvo lugar ayer en Luxemburgo, reiteró que cada país tiene la responsabilidad de proteger a sus ciudadanos de forma individual. Martínez afirmó además que el propósito de España de reservar antivirales para el 20 por ciento de los españoles será efectivo entre 2006 y 2007. La actriz Whoopi Goldberg durante su intervención, ayer, ante la asamblea de Naciones Unidas AP El mundo se compromete a triplicar los fondos para la lucha contra el sida Los países desarrollados aceptan negociar los precios de los retrovirales b La comunidad internacional aportará entre 20.000 y 23.000 millones de dólares para luchar contra el sida, frente a los 8.300 que se entregaron en 2005 MERCEDES GALLEGO CORRESPONSAL NUEVA YORK. El tira y afloja entre derechos humanos, patentes y ayuda financiera mantuvo en vela a los negociadores de la Cumbre de Alto Nivel de Naciones Unidas (ONU) sobre el sida hasta las 3.30 de la madrugada de ayer. Cuando ya no se esperaba, se logró un documento de consenso en el que se reconoce la necesidad de triplicar la ayuda económica para detener la pandemia que se ha cobrado 25 millones de vidas en 25 años. España, como el resto de la Unión Europea, hubiera deseado una declaración más ambiciosa en el ámbito de los derechos humanos reconoció la ministra de Sanidad, Elena Salgado. Sin embargo, somos conscientes de la necesidad de conseguir un consenso global para un problema global Una de las discrepancias giraba en torno a la protección de prostitutas y homosexuales, cuya simple existencia no es admitida por muchos de los países árabes y africanos que han firmado el documento. El Vaticano y Arabia Saudí hicieron equipo en esta lucha que buscaba también omitir la palabra condones y la distribución de jeringuillas limpias. Al final estos términos han triunfado, enmascarados entre los grupos vulnerables que incluyen a la mujer por la falta de control que tiene sobre su sexualidad. Día Internacional de la Prueba del sida Una de las propuestas más creativas que surgieron de los muchos discursos que se han oído en estos tres días llegó ayer de la mano de la Laura Bush: la creación del Día Internacional de la Prueba del Sida, para el que pidió el apoyo de todos los países. Se considera que sólo el 10 por ciento de la población conoce con certeza si es o no portador del virus. Esa ignorancia es uno de los problemas con los que se encuentra el mundo para detener los nuevos contagios, especialmente en las mujeres embarazadas. En España, donde las campañas entre gays y drogadictos han sido un éxito, la epidemia se ha cobrado ya 46.000 muertes y afecta al menos a 3 de cada mil ciudadanos. Terapias avanzadas El Consejo Europeo de Sanidad trató por primera vez ayer en Luxemburgo la propuesta de reglamento de la Comisión que prevé la privatización de las terapias avanzadas (la génica, la celular o la ingeniería de tejidos) utilizada para el tratamiento de enfermedades genéticas específicas, cánceres raros y otras patologías neurodegenerativas. España, cuyos hospitales ofrecen gratuitamente estos tratamientos a sus pacientes, se opuso rotundamente a la privatización porque podría poner en peligro el sistema sanitario español y, según el Gobierno, esta legislación da prioridad a las empresas farmacéuticas sobre los sistemas nacionales de salud. La ironía es que el matrimonio se ha convertido en un factor de riesgo para la mujer, que es infectada por su única pareja sexual, su marido explicó el director de OnuSida Peter Piot. La feminización del sida es una característica cada vez más clara cuyo combate exige que las mujeres tengan mayores recursos, mejores leyes y una mayor representación en las instancias decisorias pidió el secretario general de la ONU, Kofi Annan. Por eso la propuesta estadounidense del llamado modelo abc (que responde a las siglas en inglés de abstinencia, fidelidad y condón) no soluciona el problema del continente africano, la región en la que viven tres cuartas partes de los 17 millones de mujeres infectadas que hay en el mundo. Lo que sí puede detener el avance es el compromiso para lograr en 2010 acceso universal a los tratamientos retrovirales y las fórmulas que evitan que la madre traspase la enfermedad a su hijo. Para ese año los países firmantes se han comprometido a aportar entre 20.000 y 23.000 millones de dólares, cifra que casi triplica los 8.300 que se le proporcionaron a Onusida el año pasado, y deja muy atrás los 1.600 de 2001, cuando se celebró la Asamblea General extraordinaria sobre el sida que concienció al mundo para la ofensiva. La gran concesión de los países desarrollados ha sido reconocer que las patentes y los obstáculos comerciales no pueden frenar el acceso al tratamiento de sida, algo que tuvo varada la declaración hasta el último minuto. Los más afectados, Estados Unidos, Alemania y Japón, se han comprometido a negociar los precios y las licencias, mientras se reconoce que la protección de la propiedad intelectual es importante para el desarrollo de nuevos medicamentos dice el documento. La cumbre que finalizó ayer ha reunido a 10 jefes de estado y 80 ministros, ha permitido el lanzamiento del mayor informe sobre la epidemia que se haya publicado nunca, con la participación de 126 países, y supone una nueva dinámica en cooperación internacional evaluó Piot.