Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 Madrid SÁBADO 3 6 2006 ABC El Príncipe recuerda en Alcalá de Henares la tragedia personal y colectiva que supuso el 11- M Don Felipe y Doña Letizia estuvieron más de ocho horas en el municipio b Los miembros de la Corporación estaban completamente sorprendidos por el alto conocimiento de nuestros problemas y proyectos que demostró la pareja ALMUDENA MARTÍNEZ- FORNÉS ALCALÁ DE HENARES. Allá donde van, lo que más sorprende a los españoles de Sus Altezas Reales los Príncipes de Asturias es siempre el alto conocimiento que tienen de los problemas, ilusiones y proyectos de cada grupo o población. Y esto es precisamente lo que ocurrió ayer en Alcalá de Henares, donde Don Felipe y Doña Letizia vivieron una jornada de inmersión total que duró más de ocho horas y en la que los alcalaínos pudieron descubrir el lado más cercano del Heredero de la Corona y su esposa. Tenían un conocimiento detallado de todo, de las camas hoteleras, de los metros cuadrados que se van a construir, de los problemas de transporte... Me ha sorprendido el conocimiento real de nuestros problemas y proyectos y también, que cuando uno habla, nota que los Príncipes le escuchan con mucha atención aseguraba el segundo teniente de alcalde de este municipio, Gustavo Severien, poco después de que Don Felipe y Doña Letizia mantuvieran una reunión de trabajo con la Corporación, integrada por el PP (par- Los Príncipes de Asturias saludaron a los republicanos que protestaban Como viene siendo habitual, IU sigue aprovechando las visitas de los Príncipes por las localidades madrileñas para protestar contra la detención de dos de sus militantes en Móstoles, quienes además, han presentado una querella contra los agentes que les arrestaron. Ayer, en Alcalá de Henares, precisamente la cuna de Manuel Azaña, unos cuarenta republicanos se concentraron en la puerta del Teatro de Comedias, donde se encontraban Don Felipe y Doña Letizia. A la salida, los Príncipes decidieron acercarse a la multitud que les aclamaba y saludar también a los republicanos. ¿Tú eres republicano? preguntó el Príncipe a uno de ellos, que le contestó afirmativamente. ¿Me das la mano? añadió Don Felipe. Y así, fueron saludando a algunos de ellos. Los representantes de IU también entregaron a los Príncipes un facsimil del discurso de Azaña El problema español obra que Don Felipe ya tenía en la biblioteca de su residencia. tido que gobierna) el PSOE e IU. En el Ayuntamiento, los Príncipes pudieron contemplar la partida bautismal de Miguel de Cervantes, que Doña Letizia observó muy detalladamente, sorprendida seguramente al descubrir que la madre del escritor se llamaba también Leonor, como su hija. Fuera, en las calles, miles de alcalaínos aguardaban a los Príncipes, quienes se separaron- -uno por cada lado- -para saludar al mayor número posible de personas. Entre muchos comentarios y muestras de afecto y cariño, Doña Letizia también tuvo que es- cuchar las recomendaciones repetidas de algunas señoras que, en tono maternal y con toda espontaneidad, le aconsejaban que engordara: Come más, que estás muy delgada Pero si como mucho respondía la Princesa sonriente. Perdonad que os interrumpa Muy espontánea fue también la reacción de Don Felipe cuando se cruzó, sin darse cuenta, entre la periodista de TVE María Oña, que se encontraba junto al público detrás de las vallas, y la cámara que la estaba grabando. Perdonad que os interrumpa dijo el Príncipe, que continuó saludando a la gente. Y así salió la crónica en el telediario. Cerca de ellos, el alcalde de Alcalá de Henares, Bartolomé González, se esforzaba en bordar su papel como anfitrión sin dar la más mínima muestra de fatiga, a pesar de que 48 horas antes de la visita real tuvo que ser operado de urgencia del oído derecho. Después del Ayuntamiento, los Príncipes visitaron la Universidad de Alcalá, donde fueron recibidos por el rector, Virgilio Zapatero, y una estudiante les mostró los maravillosos edificios que la integran. A continuación, el alcalde les ofreció un almuerzo en la Hostería del Estudiante, cuyo menú había sido diseñado, a petición de los Príncipes, para un día de trabajo. Es decir, que no fueran platos muy pesados. Por la tarde, Don Felipe y Doña Letizia visitaron la nueva fábrica de perfumería Gal, del grupo Puig, que se asentó en esta ciudad en 1961 y donde actualmente trabajan 400 personas. Después se dirigieron a la casa natal