Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 SÁBADO 3 6 2006 ABC Internacional Nuevas denuncias contra militares de EE. UU. en Irak por abusos y muerte de civiles Donald Rumsfeld defiende la conducta ejemplar del 99,9 por ciento de nuestros soldados b El Ejército norteamericano inves- tiga la muerte de once civiles en extrañas circunstancias en la ciudad de Ishati, que se suman a los 24 asesinados en Haditha PEDRO RODRÍGUEZ. CORRESPONSAL WASHINGTON. En un adicional golpe de descrédito hacia la prolongada presencia militar de Estados Unidos en Irak- -mucho más desmoralizador que el escándalo de torturas de Abu Ghraib- -el Pentágono se ha visto obligado a reconocer durante las últimas horas que el gravísimo problema de violencia injustificada a manos de sus tropas no se limita exclusivamente a lo ocurrido el pasado mes de noviembre en la localidad de Haditha, donde perdieron la vida un total de 24 civiles desarmados, incluidos seis niños, tres mujeres y un anciano de 89 años en silla de ruedas. Dentro de una creciente bola de pesquisas sobre posibles crímenes de guerra, las Fuerzas Armadas de Estados Unidos han empezado a revisar la muerte de once civiles iraquíes ocurrida durante una incursión en la zona de Balad realizada el pasado marzo. Aunque el informe inicial de lo ocurrido en la localidad de Ishaqi, a unos cien kilómetros al norte de Bagdad, hablaba de un ataque aéreo- terrestre durante el que se habría derrumbado una vivienda frecuentada por un supuesto miembro de Al Qaida, la BBC ha divulgado la existencia de un informe de la Policía iraquí cuestionando la veracidad de esa benigna versión con sólo cuatro muertes. De acuerdo a las informaciones policiales, las once víctimas mortales- -incluidas cuatro mujeres y cinco niños- -no fueron accidentales sino deliberadas. Llegándose a señalar que soldados estadounidenses agruparon a todas esas personas dentro de una habitación, dispararon y procedieron después a demoler la vivienda. Una deprimente cinta de vídeo sobre este caso muestra una serie de cadáveres de adultos y niños con heridas de bala. a la espera de las acusaciones. Según indicios periodísticos, el grupo habría llegado a colocar un fusil de asalto AK- 47 y una pala junto al cadáver de su víctima para presentarle como un insurgente que estaba colocando una bomba- trampa. Por lo que respecta a Haditha, investigadores militares de Estados Unidos esperan obtener adicionales evidencias forenses mediante la exhumación de los 24 muertos acumulados el 19 de noviembre del 2005. Víctimas presuntamente atribuidas a un pelotón de marines a las órdenes del sargento Frank D. Wuterich. Soldados- -destinados por tercera vez consecutiva en Irak- -que justo antes de su incursión letal en Al Zarqaui pide que aumente la violencia ABC BAGDAD. Abú Musab al Zarqaui, líder de Al Qaida en Irak, animó a los suníes a enfrentarse a los chiíes y olvidarse de los que abogan por el fin del sectarismo y llaman a la reconciliación nacional que busca salir de la situación tan violenta que se vive en Irak, llena de muerte y destrucción. Zarqaui hizo su llamamiento a través de una nueva grabación colgada en internet que contiene un sermón en el que afirma que las milicias chiíes están matando y violando a la minoría suní. En la misma, acusa al principal religiosa chií, el gran ayatolá Ali al Sistani, de ser un ateo que, como toda la comunidad chií, colabora con los invasores de Irak a lo largo de la historia. La grabación fue colgada en una web utilizada a menudo por Al Qaida en Irak para divulgar mensajes. Aunque no se asegura su autenticidad, la voz se parece mucho a otras grabaciones. Haditha habrían perdido a un compañero, el cabo Miguel Terrazas, víctima de una bomba- trampa. Según el primer ministro iraquí, Al Malaki, esta diaria violencia contra civiles iraquíes por parte de marines va a tener su peso en futuras decisiones de su Gobierno sobre cuánto tiempo debe prolongarse la actual presencia militar de Estados Unidos. Despliegue que el presidente Bush ha prometido mantener de una forma u otra hasta que salga de la Casa Blanca en el plazo de dos años y medio, relegando a su futuro sucesor en el Despacho Oval cualquier posibilidad de retirada. Blair en Roma Ante este nuevo escándalo, el secretario de Defensa Donald Rumsfeld defendió ayer el entrenamiento y conducta de las tropas de Estados Unidos: Sabemos que el 99,9 por ciento de nuestras fuerzas se comportan de forma ejemplar. También sabemos que, en conflictos, cosas que no se supone que ocurran, ocurren dijo el titular de Defensa norteamericano. Comentarios que han coincidido con la condena a noventa días de trabajos forzados y reducción de rango para el sargento Santos Cardona, por utilizar un perro para amedrentar a presos iraquíes en la cárcel de Abu Ghraib. Por otra parte, y según informa La acción militar tuvo lugar en marzo, y la presunta matanza ha sido divulgada por la cadena británica BBC Según Bagdad, esta ola de denuncias puede influir en el tiempo de presencia de las tropas de Estados Unidos Sospechas acumuladas En un tercer caso adicional, el Cuerpo de Infantería de Marina de Estados Unidos piensa formalizar en breve cargos de asesinato, secuestro y conspiración contra ocho militares de baja graduación por su implicación en la muerte de un civil ocurrida el 26 de abril en la localidad de Hamandiya, al oeste de Bagdad. Estos sospechosos, ya repatriados a Estados Unidos, se encuentran temporalmente detenidos en los calabozos del Campamento Pendleton Efectos del ataque de la aviación de EE. UU. en marzo en Ishati, localidad donde se han denunciado asesinatos de civiles AFP