Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 Opinión SÁBADO 3 6 2006 ABC PRESIDENTE DE HONOR: GUILLERMO PRESIDENTA- EDITORA: CATALINA LUCA DE TENA LUCA DE TENA CONSEJERO DELEGADO: SANTIAGO ALONSO PANIAGUA DIRECTOR: JOSÉ ANTONIO ZARZALEJOS Director Adjunto: Eduardo San Martín Subdirectores: Santiago Castelo, Rodrigo Gutiérrez, Carlos Maribona, Fernando R. Lafuente, Juan María Gastaca, Alberto Pérez, Alberto Aguirre de Cárcer Jefes de área: Jaime González (Opinión) Mayte Alcaraz (Nacional) Miguel Salvatierra (Internacional) Ángel Laso (Economía) Jesús Aycart (Arte) Adjuntos al director: Ramón Pérez- Maura, Enrique Ortego Redactores jefes: V. A. Pérez, S. Guijarro (Continuidad) A. Collado, M. Erice (Nacional) F. Cortés (Economía) A. Puerta (Regiones) J. Fernández- Cuesta (Sociedad) A. Garrido (Madrid) J. G. Calero (Cultura) J. López Jaraba (Deportes) F. Álvarez (TV- Comunicación) L. del Álamo (Diseño) J. Romeu (Fotografía) F. Rubio (Ilustración) Director General: José Luis Romero Adjunto al Consejero Delegado: Emilio Ybarra Aznar Económico- financiero: José María Cea Comercial: Laura Múgica Producción y sistemas: Francisco García Mendívil MÁS ALLÁ DE LAS CIFRAS DEL PARO E OPORTUNISMO SOBRE LEGALIDAD E L respeto a la independencia judicial obliga a acatar la decisión del juez Grande- Marlaska de no imponer medidas cautelares a los dirigentes de Batasuna, aunque se trate de una resolución muy discutible. En todo caso, el Estado de Derecho se funda en la libertad de criterio de los jueces, sólo sometidos al imperio de la ley, y no sería lícito cargar contra un juez generalmente elogiado porque ahora resuelva de manera insatisfactoria para las expectativas creadas. La no imposición de medidas cautelares- -salvo la comparecencia diaria de Permach ante la Policía- -no se corresponde con el impulso de oficio que dio el propio juez a la citación de los batasunos, al ampliar los posibles cargos delictivos. Tampoco se corresponde con los criterios empleados en las dos primeras prisiones provisionales, eludidas luego con fianzas, impuestas a Otegi, pues la reiteración delictiva resultaba notoria en el mantenimiento de la actividad personal de este delincuente en nombre de Batasuna. Pero el juez ha decidido otra cosa y hay que acatarlo, aunque los efectos políticos de su decisión- -sin duda, no buscados por Grande- Marlaska- -ponen de manifiesto la trascendencia de este episodio judicial. Y tiene razón Batasuna cuando afirma que la decisión del juez supone un cambio profundo de ciclo y hace que, según Kepa Landa, uno de los imputados, Batasuna empiece a dejar de ser ilegal Lamentablemente es así y esta realidad se adapta a los deseos del Gobierno y del PSOE para iniciar el diálogo político con Batasuna. Pero si hay algo que da motivos verdaderamente sólidos a Batasuna para sentirse satisfecha y proclamar la superación de la ilegalización es la actitud de la Fiscalía General del Estado. El informe del Ministerio Público acerca de los cargos imputados a Otegi y compañía es un escándalo en términos jurídicos y políticos. La irritante cita de la realidad social del momento en que se aplican las normas se ha convertido en la coartada para derrocar el principio de legalidad y coronar el de oportunidad política como guía del Ministerio Público. Ahora sólo falta que la Fiscalía le diga a los españoles cuál es la realidad social del momento que aconse- ja dejar impunes las reiteraciones delictivas de Otegi y demás dirigentes batasunos. El Código Penal está vigente, al igual que las sentencias del Supremo y del Constitucional; también el auto de suspensión de actividades de Batasuna. Por otro lado, ETA ha dicho que no entrega las armas, que no se disuelve y que la tregua es reversible. ¿Dónde está la nueva realidad social que hace que Otegi deje de ser un presunto terrorista, pues por tal condición está procesado? Además, el informe de la Fiscalía incurre en un desprecio a la verdad judicial sobre ETA y Batasuna que mueve a la indignación, pues dice que la constitución de la Mesa Nacional y de la comisión negociadora no pretenden contribuir a los fines y objetivos de la organización terrorista ETA, sino recuperar la presencia institucional de la formación ilegalizada Batasuna en la vida política ¿Y esto último no es, precisamente, servir a la estrategia de ETA de tener un frente político en las instituciones que actúe como plataforma para sus objetivos terroristas? Ahora resulta que, para la Fiscalía, Batasuna tiene vida propia al margen de ETA. Lo peor no es la artificiosidad de este planteamiento, sino la burla hiriente a las víctimas y al Estado de Derecho que comete el fiscal cuando atribuye- -no dice por qué- -a las iniciativas de Batasuna apoyar la situación actual de cese de violencia y la consecución de la misma con carácter definitivo Ni el propio Otegi habría hecho mejor propaganda de sí mismo. La posición del Ministerio Fiscal también representa para el PP la prueba definitiva de que el Gobierno desea dialogar políticamente con Batasuna. Conde- Pumpido, simplemente, le ha dado a Zapatero un argumento, quizá decisivo, al legitimar la actividad política de Batasuna, desvinculándola de la estrategia de ETA. Los populares no han podido tener mejor respaldo a su propuesta de resolución parlamentaria sobre el fin del terrorismo que esta explícita actuación del Ministerio Fiscal, como ejecutor de los planes del Gobierno. Se ha roto otra línea roja, la del Estado de Derecho, herido desde ayer por el oportunismo político del Gobierno y el fiscal general del Estado. UNA LEY IMPRECISA E L Consejo de Ministros aprobó ayer el proyecto de leyreguladora de la identidad sexual, en el marco del proceso de reformas puesto en marcha por el Gobierno socialista en un ámbito particularmente sensible desde el punto de vista social. La norma establece los requisitos para modificar la inscripción relativa al sexo de las personas en la ley del Registro Civil cuando el asiento registral sea discordante con la realidad y facilita el cambio de nombre para adecuarlo a la situación. El solicitante deberá aportar un informe médico o psicológico y tendrá que probar que ha realizado durante al menos dos años un tratamiento destinado a adecuar su físico al sexo reclamado, sin que se haya producido una cirugía de reasignación sexual y debe así mismo obtener un nuevo DNI sin modificar el número anterior. Se trata de requisitos relativamente sencillos de cumplir, y vienen a configurar más una opción personal que la constatación científica de un hecho objetivo. En todo caso, la escueta referencia del Consejo de Ministros no permite analizar con detalle un proyecto que deberá ser debatido con todo rigor durante su tramitación parlamentaria. Dice una regla clásica de la política británica que el Parlamento puede hacer cualquier cosa excepto convertir a un hombre en mujer. Es evidente que los tiempos han cambiado mucho. Se ha dicho, con razón, que el socialismo actual ha pasado de una defensa estricta de la igualdad al reconocimiento permanente de la diferencia. Por ello, la nueva ley atiende a un problema muy específico, con un enfoque básicamente subjetivista, puesto que parece bastar un sentimiento y un informe genérico para dar lugar a un derecho de opción que altera condiciones biológicas objetivas. Es acertado, en todo caso, que se elimine la exigencia de una previa operación quirúrgica, siempre costosa y difícil. Esta misma semana, en la Asamblea de Madrid, PP, PSOE e IU se unieron en defensa de los derechos de los transexuales, aprobando por unanimidad una proposición de ley en la que se exige al Gobierno de la nación una regulación en este mismo sentido. Es imprescindible, no obstante, que durante el debate parlamentario se perfilen con mayor claridad algunos aspectos indefinidos. L mes de mayo registra cifras económicas agregadas contradictorias, en línea con las de meses anteriores. A unos datos desfavorables en materia de precios y de saldo exterior, de balanza de pagos, se superponen otros favorables en materia de empleo- -crece a un ritmo del 5 por ciento- -y de cuentas públicas, que mantienen un saldo con superávit. Con los datos de empleo de los dos primeros meses del trimestre actual cabe estimar que los resultados globales en cuanto a crecimiento del PIB no serán peores que los del trimestre anterior y, por tanto, consolidarán para el semestre una tasa del 3,5 por ciento, en línea con los pronósticos del Banco de España en su último informe. Los dos registros de empleo, que mensualmente hace públicos el Ministerio de Trabajo el primer día hábil de cada mes, siguen presentando un perfil favorable en mayo, tanto o más que durante los meses anteriores. No hay aún signos objetivos de que el espectacular ritmo de crecimiento del empleo de los últimos seis años evidencie desfallecimiento, aunque se perciban síntomas de que el actual modelo de crecimiento está agotado o a punto de estancarse. Los datos de mayo se cuentan entre los mejores de los últimos años, tanto en términos intermensuales como interanuales. La afiliación a la Seguridad Social vuelve a marcar un récord, con 18,7 millones de cotizantes, más del doble de las pensiones en vigor, cifra que garantiza la continuidad de los saldos positivos de la Seguridad Social y que debería animar a las autoridades para que, además de seguir dotando el Fondo de Reserva (que supera ya el 3 por ciento del PIB) proceda a un recorte de las cotizaciones sociales, muy recomendable para sostener la creación de empleo y alargar este período virtuoso en esta materia. También es favorable la tendencia del empleo estable y de la contratación indefinida- -a tiempo completo o parcial- que sigue siendo un factor crítico del panorama laboral español. Los casi 167.000 contratos indefinidos registrados en mayo permiten reducir unas décimas el peso de la contratación temporal en el conjunto del sistema. Estos datos favorables deberían animar a una mayor audacia en la reforma laboral, pero las fuerzas sociales y el Gobierno han optado por medidas muy graduales, leves retoques sin asumir riesgos para no alterar el oasis aparente. No se puede olvidar que el desempleo sigue estando en el 9 por ciento y que las tasas de actividad, especialmente entre las mujeres, se mantienen a la cola de los países desarrollados. Que las cifras mejoren no significa que se acerquen a las óptimas. Por eso hay que pedir más audacia y ambición: precisamente cuando las cosas van bien es cuando se puede acelerar el circulo virtuoso, sin tener que acordarse de Santa Bárbara cuando truena.