Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 2 6 2006 Madrid 43 Habrá paradas en Marruecos, Sahara, Mauritania y Senegal. La ruta Madrid rumbo al Sur promoverá el espíritu solidario entre ochenta jóvenes madrileños África atrapa TEXTO: MABEL AMADO MADRID. Acompañarán en su trabajo diario a los pescadores mauritanos, montarán en camello, dormirán en jaimas, cruzarán el desierto del Sahara, viajarán a pie por la costa de Senegal... Pero, sobre todo, visitarán programas y proyectos de lucha contra el analfabetismo, la promoción de la igualdad de género o la salud, el agua y el saneamiento. Y por si esto fuera poco, compartirán la vida con quienes dedican su esfuerzo a la solidaridad y con quienes reciben los frutos. Se trata de un programa impulsado por la Comunidad de Madrid- -a través de las Consejerías de Inmigración, Familia y Asuntos Sociales y Educación- -que aspira a comprometer a jóvenes estudiantes con la cooperación y el voluntariado acercándoles a la realidad de países y culturas vecinas. Lo primero, una redacción Bajo el título Madrid rumbo al Sur se desarrolla un programa de sensibilización dirigido a alumnos de los más de 700 centros escolares de Secundaria y Ciclos Formativos de Grado Superior de la Comunidad. Ochenta serán los elegidos que partirán el próximo 25 de agosto en una expedición ideada para promover el espíritu solidario, la participación comprometida y la sensibilización con los problemas que afectan a las sociedades de los países en vías de desarrollo. Recorrerán Marruecos, Sahara, Mauritania y Senegal hasta concluir su periplo el 15 de septiembre. Pero ¿cómo participar? Este programa intercultural está concebido para estudiantes de entre 16 y 18 años (de cualquier nacionalidad, pero empadronados en la región) que deberán inscribirse y realizar una redacción individual sobre el tema Trabajar por el desarrollo en África antes del 9 de junio (www. madrid. org inforjoven) Como explica el director de Madrid rumbo al Sur Telmo Aldaz de la Cuadra- Salcedo, tras seleccionar de entre todas las redacciones a 200 candidatos, éstos serán convocados a finales de junio en albergues de la Comunidad donde serán sometidos a nuevas pruebas durante un fin de semana Resistencia y habilidad físicas, entusiasmo e interés serán algunas de las aptitudes a tomar en cuenta para esta siguiente selección. Entonces ya sólo quedarán ochenta jóvenes que, en el próximo mes de julio, recibirán un curso de voluntariado y cooperación al desarrollo. En él se se tratará la situación real de los países que visitarán y su identidad cultural, así como las características específicas de los proyectos en los que se trabajará. También se les formará en la ayuda efectiva a personas con dificultades sociales. Y llegados a este punto, comenzará el viaje de aventura que, como afirma Telmo Aldaz, cambiará la visión de la En el viaje también se visitarán proyectos de cooperación de la Comunidad ABC Esta expedición promoverá el espíritu solidario y la participación comprometida entre ochenta jóvenes vida y de sí mismos que tengan estos jóvenes. No en vano, pasarán un mes de convivencia dura en el que descubrirán que son mucho más fuertes de lo que pensaban Junto a profesores experimentados y personal de ONG, se adentrarán por Alhucemas, Tánger, El- Jadida, Sidi- Ifni, Cabo Juby, Tarfaya, Dakhla, Nouadhibou, Banc d Arguin, Saint Louis y Dakar. Allí visitarán y ayudarán en comunidades rurales como la de Ruadi e Izemouren, el hospital de Alkoborti, el proyecto Padre Lerchundi, la Asociación de niños para el desarrollo, la conservación de la foca monje en Cabo Blanco, proyectos hidrográficos, el cultivo del arroz, la inserción de mujeres procesadoras de pescado... Sin duda, toda una experiencia en la que los jóvenes descubrirán la importancia del agua, el papel de la mujer, la mendicidad, el abandono, la lucha contra el analfabetismo y el desarrollo agrícola. Cercano pero desconocido Por ello, esta iniciativa surge con vocación de continuidad. No en vano, es la primera vez que una Comunidad Autónoma apuesta por este tipo de proyectos. Así, el objetivo final es conseguir que un continente tan cercano y tan desconocido cale hondo en el espíritu de los jóvenes para crear un compromiso a largo plazo. Y es que, como afirma Aldaz, África atrapa