Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 Nacional EL DEBATE SOBRE LA NEGOCIACIÓN CON ETA VIERNES 2 6 2006 ABC La eurodiputada socialista Rosa Díez presenta hoy su libro Porque tengo hijos un ejercicio de memoria para no olvidar quién hizo qué en cada momento en el País Vasco Patxi López se sentará con los que daban chivatazos para matarnos TEXTO: BLANCA TORQUEMADA FOTO: JAIME GARCÍA De Rosa Díez, como de Maite Pagazaurtundúa, se sabe dónde está. La nitidez de su posición ética y política dentro del Partido Socialista de Euskadi se va fortaleciendo a medida que se quiebra y emborrona la de la actual dirección encabezada por Patxi López (y, por elevación, la del propio presidente del Gobierno) después del anuncio de que el PSE se sentará a la mesa con Batasuna. Esta deriva coincide con la presentación hoy del libro Porque tengo hijos (Ediciones Adhara) en el que la eurodiputada recoge y comenta sus artículos de los últimos once años. Díez le leyó por teléfono a un amigo el fragmento de uno de ellos, titulado El final dialogado y los productos milagro a ver qué le parecía, y su interlocutor le preguntó ¿Cuándo lo vas a publicar? La respuesta fue tan aleccionadora como todo el contenido de la obra: ¡Si es un artículo de 1995! Gravísimo error ético y estratégico Por eso abomina de los pasos atrás en estos momentos: Que el Partido Socialista de Euskadi, que cualquier partido democrático, y más si es, como en este caso, el partido que gobierna en España reconozca como interlocutor político a una organización ilegalizada por terrorista me parece un hecho política y democráticamente muy grave. Si algo nos ha quedado claro a lo largo de estos once años es que la defensa de los valores y de la libertad es la que nos ha llevado a la absoluta convicción de que la democracia es capaz de derrotar al terror definitivamente. Reconocer como igual y como interlocutor desde un partido democrático a una organización que forma parte del entramado de ETA es una claudicación desde el punto de vista ético, pero también desde el punto de vista de la zos de algunos de sus miembros han estrategia que conduce a la victoria. Y sido imprescindibles para que asesinaconstituir la mesa de partidos, sacar el ran a algunos compañeros nuestros. debate político del Parlamento para Es de una falta de cuajo moral realmenque se pueda sentar una organización te insufrible para quienes no estamos terrorista es decir que no hemos tenidispuestos a abdicar de nuestros prindo unas instituciones democráticas. cipios ni de la libertad Es indignante que esto lo defienda Pa Nadie- -reflexiona- -quiere nunca txi López. Está cediendo lo que no es creer hasta qué punto los nacionalissuyo, sino de todos. Está cediendo tas son inasaciables. Cada intento de nuestra dignidad apaciguamiento por nuestra parte A José Luis Rodríguez Zapatero le ellos lo consideran una debilidad. Los considera directamente concernido, pero aclara que yo, en el libro, no analizo al presidente del Gobierno porque no me corresponde. Lo que analizo es nuestra historia. Es importante saber qué hechos y qué decisiones nos acercaron a la victoria democrática frente a los terroristas y qué nos alejó. La permisividad nos alejó; quitar importancia a los actos de terrorismo callejero, nos alejó; no estar unidos frente a los terroristas, nos alejó. Por eso es importante no olvidar qué hizo cada cual en cada momento; quién hizo qué y hacia dónde miró Evoca también aquellos días de 2000 en los que se pensó que la unidad de los constitucionalistas les daría la victoria electoral: Los que defenestraron a Nicolás Redondo eran precisamente miembros de su Ejecutiva. El secretario general de Vizcaya, Patxi López, y el jefe de la campaña, Rodolfo Ares. En todas las reuniones en las que debatimos y discutimos el programa electoral y la alianza constitucionalista, nunca hablaron nada, nunca dijeron nada, nunca se opusieron. Eran su equipo y ahora olvidan que Batasuna es una organiDíez el pasado miércoles en Madrid zación terrorista. Los chivata- otros nos matan, pero estos nos asesinan civilmente. Unos y otros carecen de piedad Erradicar la perversión del lenguaje es otro de los frentes de batalla reflejado en la obra: Lo de proceso de paz implica un efecto narcotizante, de desistimiento. ¿Quién hablaba antes de proceso de paz en el País Vasco? Sólo los terroristas. Pero los demócratas jamás hemos llevado una pancarta por la paz, siempre ha sido por la libertad, que es lo que nos falta Su diagnóstico del presente escruta la actitud del Gobierno: No estamos llevando la iniciativa. Fíjate que las actrices de las rosas blancas conmemoran el día que ETA ha anunciado la tregua, como si les tuviésemos que agradecer que nos hayan perdonado la vida. ¡Conmemorar el día que una organización terrorista te ha dicho que te perdona la vida! Es como cuando se dice hoy se cumplen tres años sin atentados de ETA. ¡No señor, hoy se cumplen tres años desde que ETA mató a dos policías en Sangüesa! Nadie puede reescribir nuestra historia ni llamar hombres de paz a los terroristas. Ni nadie por la declaración de alto el fuego ha dejado de ser lo que era Los sociolistos También desvela Díez cómo hace unos años los más avezados ya veían el plumero a determinados individuos: Joseba Pagaza mandó una carta a Juan Carlos Rodríguez Ibarra en 2000 en la que le decía; Hay algunos sociolistos que se están preparando para montarse y adaptarse a la supervivencia política en una Euskadi soberana... Yo creo que lo único verificado- -suspira- -es que ETA no ha decidido abandonar definitivamente las armas. Lo han dicho en su zutable y en todas sus comunicaciones. Por eso es tan importante recordar la historia. Las negociaciones de 1989 en Argel se rompieron porque ETA exigió una mesa HB- PSOE, y se les dijo tajantemente que no. ¿Por qué decimos ahora que sí? Zapatero despacha con cinco palabras las críticas de González a su política MADRID. De eso estoy poco informado Con estas cinco palabras despachó José Luis Rodríguez Zapatero las críticas hacia su política vertidas el día anterior por Felipe González, que no es el primera ocasión en que manifiesta públicamente sus discrepancias con el presidente del Gobierno. González dijo ayer que interpretaron e incluso transcribieron mal sus afirmaciones durante su intervención en un coloquio organizado por El Correo de Andalucía González sostuvo que HB lo que tiene que hacer es denunciar y renunciar a la violencia; entonces podrá participar en la vida política, y si no es suficiente para ellos, pues será su problema También dijo que no puede identificar claramente la política territorial de Zapatero y que no sé muy bien lo que significa realidad nacional referido a Andalucía. En vista de ello, el presidente de la Junta andaluza, Manuel Chaves, anunció ayer su intención de hablar con el ex presidente para convencerle del significado de esa realidad nacional