Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 Nacional EL DEBATE SOBRE LA NEGOCIACIÓN CON ETA VIERNES 2 6 2006 ABC El Rey hizo un aparte con Mariano Rajoy tras el desencuentro del líder de la oposición con Zapatero Marín reconoce el papel determinante que desempeñó Don Juan Carlos el 23- F b A la inauguración de los nuevos edificios del Congreso asistieron representantes de todas las formaciones, menos ERC. Los de IU, con bandera republicana ALMUDENA MARTÍNEZ- FORNÉS MADRID. Si algo quedó patente ayer en la inauguración de los nuevos edificios del Congreso de los Diputados por parte de Sus Majestades los Reyes fue el desencuentro entre el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el líder de la oposición, Mariano Rajoy. El contacto entre ambos se limitó a un escueto apretón de manos cuando se saludaron. Después no se dirigieron la palabra durante las dos horas que duró el acto, aunque en ocasiones sólo les separaban un par de metros. Por ello, todos los asistentes contemplaron con interés y curiosidad el momento en el que Don Juan Carlos se despedía de Rajoy, quien se encontraba conversando con Ángel Acebes y Eduardo Zaplana. El Rey cogió del brazo al líder de la oposición y cariñosamente hizo un aparte con él. Durante un par de minutos aproximadamente el jefe del Estado estuvo hablando con el presidente del PP en un rincón de la nueva tienda del Congreso, mientras la Reina y Zapatero aguardaban. Después, Rajoy regresó con sus compañeros de partido, los Reyes abandonaron la Cámara Baja y entre los asistentes empezaron a circular distintas interpretaciones sobre la conversación privada y el papel moderador y reconciliador de Don Juan Carlos. los partidos políticos y de los sindicatos, así como el de los medios de comunicación y el de las instituciones democráticas el que frustró el golpe de Estado. Si en aquella ocasión ERC logró que se eliminara de la declaración la alusión al papel determinante del Rey ayer Marín mantuvo la referencia a Don Juan Carlos, pero quienes no estaban presentes eran los diputados de ERC. Esta fue la única formación política que no asistió a la inauguración, ya que los parlamentarios de IU, Gaspar Llamazares, Joan Herrera e Isaura Navarro, también republicanos, sí que asistieron, aunque con insignias de la bandera tricolor en la solapa. Incluso, se la mostraron a Doña Sofía, quien les dijo que era muy bonita y que le encantaba. De bancos a bancadas Después de recorrer las nuevas instalaciones, que ocupan 25.000 metros cuadrados e incorporan las antiguas sedes de los bancos Exterior de España y Crédito Local, Marín intentó hacer un juego de palabras y dijo que estos edificios fueron bancos y ahora estarán a disposición de las bancadas Marín también anunció que en las próximas semanas se intentará deshacer el nudo gordiano que frena la reforma del Reglamento del Congreso, habló del plan de modernización del Parlamento e invitó al Rey a utilizar por primera vez el sistema de firma electrónica, aunque apenas dejó a Don Juan Carlos tocar el teclado del ordenador. Además de Zapatero, asistió al acto la vicepresidenta del Gobierno, María CHEMA BARROSO El Rey estrena el sistema de firma electrónica del Congreso A Manuel Marín casi se le olvida el descubrimiento de la placa conmemorativa, que cita a Trillo y a Rudi El presidente del Gobierno y el del PP se estrecharon la mano y no volvieron a cruzar palabra en todo el acto Conversación con Alfonso Guerra El Rey también estuvo hablando durante un largo rato con Alfonso Guerra, presidente de la Comisión Constitucional, y el ex presidente del Congreso Félix Pons, pero esta conversación no suscitó tanta curiosidad como la anterior. El anfitrión ayer era, sin embargo, el presidente del Congreso de los Diputados, Manuel Marín, quien aprovechó la presencia de Sus Majestades para reconocer públicamente el papel determinante que desempeñó Don Juan Carlos el 23- F. De esta forma, Marín intentó arreglar el desaguisado provocado tres meses antes en el Congreso cuando todos los grupos parlamentarios aprobaron por unanimidad una declaración institucional en la que se aseguraba que fue el comportamiento responsable de Teresa Fernández de la Vega, quien aprovechó la ocasión para transmitir al diputado del PP Jaime Ignacio del Burgo un mensaje de tranquilidad sobre la situación de Navarra tras el alto el fuego de ETA. Asimismo, se encontraban el vicepresidente segundo y ministro de Economía, Pedro Solbes, y los responsables de Industria, José Montilla; Fomento, Magdalena Álvarez, y Educación, Mercedes Cabrera Calvo- Sotelo, así como la presidenta del Tribunal Constitucional, María Emilia Casas, y el Defensor del Pueblo, Enrique Múgica. En representación del Parlamento, también estaba el presidente del Senado, Javier Rojo, y los portavoces del PSOE, Diego López Garrido; CiU, Josep Antoni Duran i Lleida; PNV, Josu Erkoreka; CC, Luis Mardones, y del Grupo Mixto, Olaia Fernández, diputada del BNG. Entre los pocos invitados que no eran políticos se encontraba el académico y dibujante de ABC Antonio Mingote. La anécdota la protagonizó Marín, que estuvo a punto de olvidarse del descubrimiento de una placa conmemorativa de la ampliación en la que figuran los nombres de sus dos inmediatos predecesores, también presentes en el acto: Federico Trillo, que fue quien ideó la ampliación del Congreso, y Luisa Fernanda Rudi, que desarrolló el proyecto. Tampoco faltaron en el acto los ex presidentes del Senado Juan José Lucas y Juan Ignacio Barrero.