Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 1 6 2006 Madrid 37 Resistógrafos y tomógrafos, mediante ultrasonidos, han detectado el grave deterioro de una sófora que podía caer sobre la vía pública en un punto tan sensible como Cibeles Un TAC decide la tala de un árbol en el eje Prado- Recoletos TEXTO: SARA MEDIALDEA FOTO: CHEMA BARROSO MADRID. Un ejemplar de sófora japónica o acacia del Japón de 12 metros de alto, 150 centímetros de ancho y un tronco con una inclinación de hasta 35 grados desapareció ayer del bulevar del paseo de Recoletos, muy cerca de la plaza de Cibeles. El árbol fue talado por orden municipal, tras conocerse los resultados de un informe técnico sobre el mismo que señalaba su estado de decrepitud los graves defectos estructurales de su base y el riesgo alto de descalce empeorado porque tenía al lado una marquesina de autobús. Tras la polémica desatada semanas atrás por la pérdida de árboles en el eje Prado- Recoletos a causa del proyecto de reforma de este ámbito- -aún están frescas las imágenes de la baronesa Carmen Cervera junto a los ecologistas, amenazando con encadenarse a los plátanos situados frente al museo Thyssen- en el Gobierno municipal se toman todas las precauciones antes de volver a tocar un ejemplar arbóreo de esta zona de la ciudad. De ahí que, ante el lamentable estado de la sófora que ayer fue talada, quisieran cargarse de argumentos antes de proceder: encargaron un estudio a las firmas SUFI y Tecnigral, que han utilizado todos los medios técnicos a su alcance para llegar hasta el fondo de la cuestión. El informe que indicaba la gravedad de la situación se conoció el lunes; 48 horas después, el árbol ya no está La resonancia que le han hecho al ejemplar ha permitido averiguar que había perdido un 42 por ciento de materia La resonancia permitió conocer una pérdida estructural del 42 por ciento en el interior del tronco: todo está hueco o con pudriciones avanzadas reza el estudio técnico efectuado. Riesgo alto Por eso, había un riesgo alto de descalce por el mal estado interno del tronco y una pared residual testimonial de apenas tres centímetros de anchura en algunos tramos. Todas estas circunstancias decidieron al Ayuntamiento a talar el árbol, tal y como aconsejaba el informe en sus conclusiones. A primera hora de la mañana de ayer, los operarios encargados de la tarea acordonaron la zona y procedieron a cortar la sófora. El ejemplar será sustituido, como marca la normativa, por otro ejemplar, que será colocado en el mismo lugar una vez se haya limpiado el alcorque y retirado todos los restos del tocón del ejemplar que ayer fue talado. La tala puso de manifiesto que el interior del tronco estaba hueco Según explicaron fuentes municipales del área de Medio Ambiente, que dirige Paz González, el informe que recogía el mal estado de esta sófora fue conocido el pasado lunes. La tala se produjo sólo 48 horas después, ante el riesgo que suponía el ejemplar: Estaba inclinado peligrosamente hacia una zona pública, y además tenía una importante pudrición en la base. Con las tormentas de viento de la primavera, podría haber caído en cualquier momento explicaron. Resistógrafo y tomógrafo Recurrieron a maquinaria de precisión, como el resistógrafo y el tomógrafo. El primero mide, mediante perforaciones microscópicas, la resistencia de la madera, lo que permite conocer su estado. El segundo funciona mediante sonidos, realizando un auténtico TAC del árbol en cuestión, para conocer la situación de su interior y evaluar su estado y los posibles riesgos. El resultado de este extenso estudio incluye imágenes de las resonancias efectuadas a la sófora, así como de otras mediciones. Las conclusiones del informe son las siguientes: el árbol, situado junto a una marquesina del bulevar del paseo de Recoletos, frente a la Casa de América y muy cerca de la plaza de Cibeles, presenta un estado decrépito tiene graves defectos estructurales en la base una inclinación del tronco que llega a los 35 grados, y huecos en el tronco y en la cruz. La diana- -posibilidad de que caiga sobre o bien la marquesina, o bien el paso de peatones cercano- -es muy alta Completamente hueco En esta ocasión, fue necesario recurrir a los más modernos métodos tecnológicos para conocer el auténtico estado del árbol, dado que por fuera no se veía su situación actual: al cortarlo ha podido apreciarse que estaba completamente hueco Los servicios de conservación del arbolado de la ciudad fueron los primeros en dar la voz de alarma, ante el ángulo que había adquirido el ejemplar y su cercanía a la zona ocupada por peatones. Las pruebas técnicas realizadas determinaron su auténtica situación, y permitieron comprobar que la sófora no tenía garantizada la estabilidad, por lo que se ordenó su retirada inmediata