Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 1 6 2006 Internacional 31 ELECCIONES PRESIDENCIALES EN EL PERÚ Los fantasmas de Fujimori y Montesinos resucitan en la recta final de una tensa campaña electoral Carrera contrarreloj de Alan García y Ollanta Humala para poner distancia con el antiguo régimen b El ex asesor de Inteligencia Vladimiro Montesinos lanza un libro desde la cárcel en el que afirma que La Habana y Caracas quieren aupar a Humala a la Presidencia CARMEN DE CARLOS ENVIADA ESPECIAL LIMA. Uno está preso en la Base Naval del Callao, donde se encuentran los reclusos más peligrosos del país. El otro vive, en libertad condicional, entre los barrotes que forman los Andes chilenos. Vladimiro Montesinos, el monje negro de la década de los 90, y su antiguo jefe, el ex presidente Alberto Fujimori, vuelven como fantasmas resucitados a colarse en las elecciones del domingo. El socialdemócrata Alan García Pérez, favorito según la totalidad de las encuestas, y su adversario ultranacionalista, el teniente coronel de Artillería retirado Ollanta Humala Tasso, cargan a sus espaldas un peso inesperado: sus vínculos, presuntos o verdaderos, con dos hombres que, teoricamente, están fuera de juego en estas elecciones. En la práctica, y en especial en la recta final de la campaña, Montesinos y Fujimori están más presentes que nunca en el voto de los peruanos. El que fuera, sobre el papel, asesor de Inteligencia desde su celda ha sacado a la luz el libro Peón de Ajedrez precedido del antetítulo: La guerra asimétrica cubano venezolana y su implicancia en las elecciones peruanas A lo largo de una treintena de páginas, el ex capitán, expulsado del Ejército por traición a la patria, antes de ponerse a trabajar codo a codo con Fujimori, desarrolla una teoría que presenta como original. En la misma afirma que La Habana y Caracas trabajan para aupar a Humala (Unión por el Perú) a la Presidencia. De lograr el objetivo de Castro y Chávez, asegura el ex espía acusado de asesinatos, torturas y buena parte de los delitos recogidos en el Código Penal, habría una seria amenaza para la democracia en el Perú y esto supondría un peligro para la seguridad regional Una peruana descansa en un vertedero de basura de Lima, ante una pintada de los seguidores de Ollanta Humala REUTERS Los reflejos del aprista Sin embargo, Montesinos da marcha atrás, o va más lejos y asegura Castro y Chávez han preferido sacrificar la candidatura de Humala para abrir un marco de conflicto crecientemente violento entre los seguidores de éste y el futuro gobierno de Alan García Este escenario, continúa Montesinos, tendría como resultado la inestabilidad política y la consecuente crisis económica, aspectos todos favorables a la estrategia Castro- chavista en América Latina La difusión del librito, del que Montesinos firma ejemplares durante las sesiones de uno de los 180 juicios que tiene pendientes, ha forzado a Alan García a salir a desmentir cualquier tipo de arreglo que tuviera en mente, si recupera el poder, para el tándem que gobernó en los años 90. Jamás he tenido relación con ellos. Yo he sido el peruano más perseguido clamó el candidato del Apra tras recordar sus nueve años de exilio durante el Gobierno de Fujimori. Pero el ex presidente, célebre por sus reflejos, reprochó a su vez a Humala que protagonizó un falso golpe de Estado, orquestado con Montesinos y reconocido por éste, para facilitar su huida del Perú en el año 2000. El ultranacionalista, al que Montesinos trata en su manifiesto como si fuera un títere, insiste en defender la honestidad de su amago de asonada y pregunta a los votantes: ¿A quién creen ustedes que votaría Montesinos? En la carrera contrarreloj de Alan García y Ollanta Humala para poner distancia con el personaje más repudiado hoy en día en el Perú también se atraviesa Alberto Fujimori. El equipo de Ollanta en Unión por el Perú (UPP) acaba de difundir una serie de correos electrónicos que descubren, presuntamente, los lazos entre ambos ex presidentes. Asimismo, anunciaron a bombo y platillo una reunión celebrada entre García y Keiko Sofía Fujimori, donde se habría tratado de negociar el futuro del padre de ésta. La joven, la diputada más votada de las elecciones, salió a desmentir la reunión. En este circo andino de amistades peligrosas y enemigos ambiguos, los fantasmas de la historia reciente en el Perú siguen vivos. Uno, en Santiago de Chile, el otro, en la Base Naval del Callao.