Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 1 6 2006 Nacional 15 EL DEBATE SOBRE EL ESTADO DE LA NACIÓN LOS GRUPOS MINORITARIOS Llamazares asegura que el proyecto de Zapatero viene ya desde el 11- M En nuestro caso, no nos unió el espanto, pero casi le dice al presidente Ejecutivo reconoce que las relaciones del PSOE e IU pasan por un bache El líder de Izquierda Unida le corrige: No es un bache, sino un socavón J. L. LORENTE MADRID. El líder de IU, Gaspar Llamazares, comenzó su discurso durante el debate sobre el estado de la Nación con una frase que causó sorpresa en la Cámara: Señorías, el grupo parlamentario de Izquierda Unida ha actuado en esta legislatura como parte de un proyecto que va más allá de los partidos, un proyecto de cambio que viene ya desde el 11 de marzo y que incluye a fuerzas sociales y a organizaciones políticas que querían un mundo de paz, pero que también apostaban por el progreso y por el cambio en nuestro país, por un cambio de izquierdas No se sabe si la fecha del 11- M fue un lapsus del coordinador de IU o lo dijo con pleno conocimiento de causa. Tal vez fue un aviso para navegantes. No se molestó en aclararlo en su turno de réplica. Pero lo cierto es que las palabras de Llamazares dejaron estupefactas a las bancadas del PP, muy sensibilizadas con lo ocurrido en los atentados de Madrid y con la manera en que ese partido perdió las elecciones generales tres días después. En nuestro caso- -dijo el líder de IU al máximo dirigente socialista- no nos unió el espanto, pero casi. Nos unió la política de oposición y también las movilizaciones de izquierdas. En nuestra opinión, hay una alianza de fondo en esta legislatura más allá de los partidos políticos y un gobierno más allá del PSOE, que no explica todo lo que ha ocurrido en este país b El jefe del El Gobierno rechaza el ministerio de inmigración que pide Coalición Canaria b Cuántos muertos más en el mar, cuántos cayucos tienen que llegar, cuántos menores sin tutela, para que el asunto sea abordado como tema de Estado dijo Rivero ABC MADRID. El portavoz de Coalición Canaria- Nueva Canarias en el Congreso de los Diputados, Paulino Rivero, planteó al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, la posibilidad de crear un ministerio de inmigración que coordine todos los instrumentos del Ejecutivo para afrontar el problema de los irregulares, dado que, a su juicio, hay una sensación en Canarias de cierta dejadez e improvisación Zapatero rechazó la propuesta. Rivero centró su intervención en el debate sobre el estado de la Nación en la situación que vive el archipiélago ante la constante llegada de inmigrantes irregulares, tanto por mar como a través de los aeropuertos. Canarias está desbordada sentenció. No la dejen sola con este problema que es de todos agregó dirigiéndose tanto al Gobierno como al resto de fuerzas políticas. Mucha gente en Canarias se pregunta qué tiene que pasar, cuántos muertos más en el mar, cuántos cayucos tienen que llegar, cuántos menores sin tutela, para que el asunto sea abordado como tema de Estado, y no como tema de partido entre el principal de la oposición y el Gobierno denunció. Gaspaz Llamazares y Joan Herrera conversan en el Congreso ra el futuro. Tenemos la vocación compartir esa política con un grupo que es más de izquierdas que nosotros y que es una fuerza política con futuro señaló Zapatero en referencia a Izquierda Unida. Por lo demás, Llamazares fue bastante crítico con la política del Gobierno socialista. En este sentido, acusó a Zapatero un exceso de triunfalismo frente al pesimismo del PP, al tiempo que suspendió la labor gubernamental en materia económica, fiscal, laboral y política exterior. Pese a todo, ofreció todo su apoyo en lo que respecta a avances sociales, al proceso de pacificación y a las reformas estatutarias IGNACIO GIL Continuos reproches a Zapatero La intervención de Llamazares fue un continuo reproche al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, sobre la precaria alianza parlamentaria que mantienen el PSOE e IU. El jefe del Ejecutivo terminó por reconocer que existe un bache en las relaciones, aunque espera que no sea muy profundo Llamazares replicó contrariado que no se trata de un bache, sino de un socavón Con el objetivo de calmar los ánimos del líder de IU, Zapatero aprovechó la sesión para agradecer la actitud de apoyo, respeto y diálogo de la fuerzas política que coordina Llamazares y para reconocer que con su impronta y su capacidad de iniciativa sobre todo en materias sociales, ha contribuido a la política progresista y valiente impulsada- -según dijo- -por el Ejecutivo socialista. La nuestra es una política de izquierdas, sensata, de una izquierda del año 2006 y que tiene vocación de ser de izquierdas y de ser mayoría pa- que caminen hacia un Estado federal Tras explicar que seguirá apoyando los proyectos de izquierdas que lleve a la práctica el Gobierno socialista, Llamazares se afanó en dejar claro que su formación no avalará una reforma fiscal que, a su juicio, no favorece a los trabajadores y que, por ello, rompe la alianza de fondo de la legislatura porque limita los cambios en política económica En este sentido, recalcó que este proyecto supone un socavón que enfría claramente las relaciones entre el PSOE e IU e insistió en que con él el Estado dejará de recaudar entre 4.000 y 5.000 millones de euros al año. Improvisación El diputado recalcó que sus críticas de improvisación no van dirigidas al Gobierno porque las dificultades vienen de lejos Expuso que desde mediados de la década pasada, cuando las primeras barcas comenzaron a llegar a Lanzarote, su partido advirtió del problema, pero se nos dijo que estábamos alarmando. Si hubiéramos tenido una política de anticipación, seguramente hubiéramos atenuado el problema insistió. Zapatero rechazó la propuesta de Paulino Rivero de crear un ministerio de inmigración. Defendió que sea la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, quien coordine los trabajos que se hacen desde los ministerios de Interior, Exteriores, Trabajo y, de manera puntual de Defensa. Aseguró que el Gobierno ha afrontado el problema de manera inmediata y con todos los medios a su alcance, por lo que no admitió que se hable de dejadez o improvisación y pidió a Rivero que no cree una alarma innecesaria Según Zapatero, los centros de inmigrantes no están desbordados, ya que hay actualmente 3.661 personas cuando hay 4.497 plazas.