Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
108 MIÉRCOLES 31 5 2006 ABC Gente Paulo Coelho va en tren. El escritor brasileño llegó ayer a Vladivostok (Rusia) tras recorrer 9.288 kilómetros a bordo del tren Transiberiano, periplo que comenzó el 15 de mayo en Moscú. Coelho dedicó el viaje al disidente ruso Alexandr Solzhenitsin, premio Nobel de Literatura en 1970 y autor de El Archipiélago Gulag Rocío Carrasco y Fidel Albiac saliendo ayer de Villa Jurado Todos pendientes de Rocío El médico personal de la cantante, Alejandro Domingo, decidió pasar la noche en el domicilio de la artista para seguir su evolución TEXTO: BEATRIZ CORTÁZAR VIRGINIA MONTERO FOTOS: EFE Los vecinos de Chipiona han llenado de mensajes la pared de la casa de Rocío Jurado remontada. Tiene siempre a su lado una enfermera que se encarga de administrarle sus calmantes y tiene continuamente la visita de su médico de hace ya treinta años, el doctor Domingo, quien informa a los reporteros cada vez que entra o sale de la residencia. Si veis que vengo a las siete y media es que todo está igual suele decir cuando sale por la mañana. Hasta el momento había cumplido con estricta puntualidad sus horarios, pero ayer se rompieron al permanecer en la casa de la artista toda la noche. Poco antes de la medianoche, Concha y Eugenio, hermanos de José Ortega Cano, dijeron a los periodistas que éste se ha venido abajo y se encuentra muy mal En estos días apenas hay visitas en el domicilio de La Moraleja. Sólo la familia y los íntimos como el empresario que prestó su avión privado para que los médicos del hospital Montepríncipe pudieran traer a la cantante de Houston a España y el abogado Marcos García Montes, que acudió con su mujer, Isabel Ortega, dada la enorme amistad que tienen, así como el secretario de la cantante, su fiel Juan de la Rosa, y muy pocos más. Los coches que entraban y salían ayer apenas se paraban ya a hablar con los periodistas. Muy seria salió su sobrina Rosario, hija de Amador Mohedano y Rosa Benito. En la casa de Rocío ya no se respira el ambiente de fiesta y alegría que siempre ha reinado, ya no se escucha su voz por todas partes, ni se improvisa una cena de amigos para pasar una noche flamenca. Ahora sólo hay largos silencios acompañados de las lágrimas que van vertiendo por los rincones de esa casa, tal y como comentó su hermana Gloria. Una vez más fue Amador Mohedano quien atendió a los medios. Aseguró que las constantes de Rocío, su corazón y respiración, están bien. Comentó que están agotados, pidió tranquilidad y respeto, que nadie se subiera a la valla (como sí ha pasado) e insistió en que la situación es muy grave. Amador habló serio, cansado y sincero. En la mente de toda la familia está el 2 de junio, justamente cuando hace veintisiete años murió Rosario, la madre de Rocío Jurado, aquejada del mismo cáncer. Para Rocío, su pérdida fue el mayor mazazo de la vida. a casa de La Moraleja ya no cabe nadie más y es que todos los parientes de Rocío Jurado, su familia política y sus tíos y primos de Chipiona se han instalado en esa residencia con el único fin de estar al lado de su ser querido, de la esposa y madre, de la hermana y cuñada, de la tía y prima... incluso el doctor Alejandro Domingo, médico personal de Rocío Jurado, decidió permanecer toda la noche en la casa de la cantante tras acudir a visitarla a las diez y media. Enl Ayer no había novedad en cuanto a su salud. Desde el agravamiento que sufrió el pasado sábado la situación permanece estable dentro de lo crítico que es este momento. Sin duda se trata de la crisis más grave que la artista ha padecido a causa del cáncer de páncreas y sin duda ya la única esperanza y el único objetivo que hoy se marcan es que Rocío no sufra. Está muy tranquila dicen sus parientes. Rocío está en coma tras la insuficiencia hepática que sufrió y de la que no ha habido El apoyo de su Chipiona natal Mientras tanto, su residencia veraniega en su Chipiona natal, el chalé llamado Mi Abuela Rocío se ha convertido en un improvisado mausoleo, en el que los vecinos han escrito sobre sus blancos ladrillos reconvertidos en un atestado libro abierto. También han aparecido sobre la puerta de en-