Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
102 Deportes MUNDIAL DE ALEMANIA A 9 DÍAS DEL COMIENZO MIÉRCOLES 31 5 2006 ABC Alrededor de 500 periodistas conviven día a día con la selección canarinha y serán el doble cuando arranque el torneo. Cada detalle se transmite en directo y los informadores participan de tal forma con su voz que hasta influyen en el voto de las decisiones técnicas DIARIO DEL MUNDIAL Alemania sufre ante Japón El cuadro anfitrión del Mundial no pudo doblegar al conjunto nipón (que también estará en el torneo) que se colocó 0- 2 con tantos del ariete Takahara (minutos 57 y 65) ante el estupor de los aficionados locales. Sin embargo, Klose (m. 76) y Schweinsteiger (m. 80) evitaron la debacle germana. Además, Túnez, que será rival de España en el Grupo H, venció a Bielorrusia por 3- 0 (Namouchi, de penalti, Santos y Jomaâ) Brasil arrasó por 8- 0 al Lucerna (Kaká, Adriano, 2, Ronaldo, 2, Lucio, Juninho Pernambucano y Robinho) Inglaterra superó a Hungría por 3- 1 (Gerrard, Terry y Crouch) Argentina doblegó por 2- 0 a Angola (Maxi Rodríguez y Sorín) Costa de Marfil empató 1- 1 (Aruna Dindane) con Chile; la República Checa se impuso 1- 0 (Lockvenc) a Costa Rica- -ambas son mundialistas- -y Polonia cayó ante Colombia por 1- 2 (gol local de Jelen) El mal más necesario de Brasil TEXTO DAVID ESPINAR WEGGIS (SUIZA) Las imágenes de los últimos días han presentado los entrenamientos de la selección brasileña como una fiesta, en la que miles de aficionados han sido capaces de aplaudir hasta al utilero cuando sale al campo con la bolsa de los balones y los conos. Sin embargo, pocas veces se repara en la cantidad de periodistas que acompañan al combinado canarinho y que representan un verdadero cuarto poder en lo que atañe a los asuntos del fútbol. En esta ocasión, son cerca de quinientos los informadores que siguen a su selección; este número se doblará durante la Copa del Mundo. Romario ya decía que hablaba con reporteros que habían dado consejos a Pelé, por lo que no podía discutir con ellos; Rivaldo se sentía menospreciado por no ser de Río ni de Sao Paulo, pero jamás negó una entrevista; Ronaldo pide disculpas por no atender en la zona mixta en una tarde lluviosa. Estos detalles de algunos de los más grandes son suficientemente ilustrativos de la consideración o del temor que se tiene hacia la prensa en el seno de la CBF. Generalmente, el régimen de convivencia entre periodistas y jugadores es total, aunque en esta Copa del Mundo se modificará. Siempre viajan juntos en el avión y esa costumbre no ha variado. Tampoco el barreño lleno de cervezas y hielo que existe en la zona posterior de la nave, donde futbolistas e informadores participan del líquido y la charla. Los hoteles son asimismo compartidos, pero no en este torneo, lo que ha provocado los primeros temores: en Francia 98 se atribuyeron los males que afectaron a Ronaldo el día de la final a la estricta concentración. Francia, a 240.000 euros el título Cada jugador se embolsará esa cifra si ganan el Mundial, menos de lo que percibieron en Francia 98 (cobraron 248.000 por alzar la Copa) y que en Corea- Japón (300.000 si hubieran vencido) No cobrarán nada si no pasan de octavos. Escándalo en Serbia- Montenegro El seleccionador, Ilija Petkovic, llamó a su hijo Dusan para sustituir al delantero Vucinic, lesionado en los ligamentos de la rodilla izquierda en el Europeo sub 21, decisión que los medios han calificado de escándalo ya que no ha jugado la fase de clasificación. La afición pedía a Paunovic, del Getafe. leado del torneo, lo que demostraba claramente su juego defensivo. Las anécdotas son innumerables y también las polémicas, pero estos periodistas, entre los que se encuentran ex futbolistas como Tostao o Falcao, son uno de los principales motores de la magia de la selección brasileña. Es tal la presión que la TV emite en directo incluso las labores de los utileros bloc de notas, unas gafas, una credencial, bolígrafos y un inexplicable calcetín negro. Los informadores se quejan, pero no podrían vivir sin ello. El poder de los medios de comunicación no conoce límites. En una rueda de prensa para anunciar la convocatoria de un partido, un periodista levan- AFP La selección, en directo Toda entrevista sirve y se transmite en directo cualquier cosa. La sala de prensa del Thermoplan Arena es, a las nueve de la mañana, un hervidero de gritos, aplausos y carreras. Lo más notable es que, a causa del cambio horario, todo ese jaleo se escucha en Brasil a las cuatro de la madrugada. Madres, padres, hermanos, primos o amigos de los jugadores y técnicos, el niño que recibe un balonazo, esa chica que irrumpe en el césped, otros periodistas, la empleada de la limpieza: no se prescinde de ningún testimonio, por peregrino que éste pueda parecer. Brasil no sería lo mismo sin sus periodistas, que poseen una entereza remarcable para aguantar en la zona mixta el acoso de sus propios compañeros. Resulta edificante introducirse en el bosque de manos, grabadoras, cámaras, empujones, micrófonos y alaridos que componen esa área. Una muestra es que al término de una de esas zonas mixtas, en un partido ante la selección catalana, aparecieron en el suelo un tó la mano para llamar la atención sobre el olvido de un nombre en la lista. Cuando se le contestó que ese futbolista no estaba citado, el reportero organizó tal revuelo que se suspendió la conferencia. En otra ocasión, se reprochó con dureza al seleccionador el hecho de que Brasil era el equipo menos go- BERND SCHUSTER ¡MADRE MÍA, QUÉ EQUIPO! rasil. ¿Qué se puede decir que no esté dicho? El Mundial está en sus pies. Todo depende de ella. Si hace lo que tiene que hacer, si juega como equipo, ganará. Sus futbolistas son los mejores. Su mayor enemigo serán ellos mismos. Si quiere ir cada uno por su lado, brillar para lucir más que el compañero, se equivocarán. A Argentina le B pasó en el último Mundial. Si no juegan como equipo lo pueden pasar fatal, porque todos sus enemigos sueñan con hacer el partido de sus vidas cuando se enfrentan a Brasil. Ese día no hace falta motivación. El problema de ser tan superior como es Brasil es que cada jugador piense en él mismo. Pero si son mosqueteros que juegan todos para uno son difíciles de frenar. Poseen la ventaja de que todos les tienen miedo. Tienen otro peligro: se sienten tan buenos que arriesgan mucho en su juego. Atrás no son los mejores. No defienden bien. Si yo fuera técnico de una selección rival jugaría mis bazas. Es como cuando con el Getafe te mides con el Barça o el Real Madrid. Tienes que aprovechar tus oportunidades, que las vas a tener. Brasil siempre va a conceder dos o tres y si eres efectivo le puedes complicar la vida. Claro que también le puedes cabrear mucho y te mete ocho. Hay dos formas de enfrentarte a ellos. Una es jugar atrás, todos juntitos y aprovechar esas dos o tres oportunidades que vas a tener- -más o menos lo que el Arsenal le hizo al Barça en la final de la Champions La otra es salir a por ellos. Irte arriba y a ver qué pasa. Es peligroso, porque en el uno contra uno te destrozan. A los diez minutos te pueden haber metido cuatro y cuando se ponen son una máquina insaciable. ¡Madre mía, qué equipo!