Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 31 5 2006 57 Naciones Unidas advierte de que se está perdiendo en el mundo la batalla contra el VIH La UE anuncia un endurecimiento de la legislación contra el consumo de tabaco Ocho de cada diez europeos apoyan que se impida fumar en lugares públicos b El número de fumadores en la UE ha pasado del 33 al 27 en tres años. Los italianos son los más partidarios de la prohibición en bares y cafés MARIBEL NÚÑEZ. CORRESPONSAL BRUSELAS. Más de cuatro de cada cinco europeos, concretamente el 86 están a favor de que se prohíba fumar en las oficinas y en centros de trabajo cubiertos, según una escuesta realizada por el Eurobarómetro y hecha pública ayer en Bruselas por la Comisión Europea, con motivo del Día Mundial sin Tabaco, que se celebra hoy. El comisario europeo de Salud, Markos Kyprianou, aseguró ayer que la encuesta demuestra que la UE logra reducir el número de fumadores y que la actitud hostil hacia el tabaco no hace sino aumentar en Europa, por lo que hay que adoptar medidas más firmes, que, como se ve en el Eurobarómetro, tienen el apoyo de la opinión pública Los suecos (un 90 los finlandeses (un 86 y los malteses (84 son los que se muestran más entusiastas a la hora de prohibir el tabaco en las oficinas y centros de trabajo cubiertos. En el caso de España, sólo el 79 son partidarios de esta prohibición, un porcentaje siete puntos por debajo de la media europea. Los españoles, los que más fuman en coches con niños La encuesta del Eurobarómetro hecha pública otorga a los fumadores españoles un triste récord: son los que más fuman en el coche en compañía de niños. En concreto, un 24 aseguran que lo hacen, es decir, casi uno de cada cuatro, frente al 14 de media de la Unión Europea. A los españoles les siguen los griegos, con un 21 En el lado opuesto, y como casi siempre en este tipo de estadísticas, aparecen los suecos, con tan sólo un 6 de fumadores que reconocen que fuman cuando viajan en coche acompañados de niños; y los estonios, con sólo un 4 los restaurantes, se puede observar que los ciudadanos de Malta y de Irlanda son los más reacios al uso del tabaco, ya que un 93 de los encuestados se muestra en contra de ello. Por el contrario, en Chequia tan sólo el 50 de los ciudadanos están a favor de la prohibición. En el caso de España, el apoyo a la prohibición es del 70 por debajo de la media de la Unión Europea, que está en el 77 En el caso de bares y cafés, los europeos que más apoyan que no se use el tabaco en este tipo de locales son los italianos (88 seguidos de los irlandeses (82 y los suecos (82 En el polo opuesto aparecen otra vez los checos (tan sólo 35 de apoyo a la prohibición) los austriacos (42 y los alemanes (46 Los españoles se encuentran cerca de la media de la UE, fijada en el 61 en este caso, ya que seis de cada diez están a favor de que se deje de fumar en bares y cafés. Minoría fumadora a favor de prohibir Como es lógico, los no fumadores son los que más a favor se muestran de la prohibición de fumar en los bares y cafés, pero, sorprendentemente, hay una parte de fumadores, un 35 que se muestra a favor de la prohibición. EDUARDO MANZANA cio. Casi la mitad de los jóvenes invierten menos de seis euros en alcohol a la semana, uno de cada diez gasta entre 12 y 30 euros, y existe un porcentaje marginal (3,3 que confiesan que se dejan en esas bebidas más de 30 euros en cada semana. No obstante, aunque el consumo responde a una cuestión de moda y a nuevas formas de diversión, sólo uno de cada diez adolescentes dice que se siente obligado a tomar alcohol para ser aceptado por el grupo. Descienden las ventas de cigarrillos En proporción de fumadores, el Eurobarómetro destaca que se ha pasado de un 33 que había en 2002, año del último sondeo sobre este tema, a un 27 en 2005 en el conjunto de los veinticinco países de la Unión Europea. Un dato que ilustra este 5 de descenso en el consumo de tabaco es que las ventas de cigarrillos han caído, por ejemplo, un 11 en Reino Unido y un 10 en España entre 2002 y 2005. En cuanto a sitios públicos cubiertos como el metro, los aeropuertos o las tiendas, el 84 de los europeos están a favor de la prohibición de fumar, frente a un 6 de población que está en contra. Sin embargo, este más que amplio apoyo a la prohibición de fumar en centros de trabajo cubiertos y en sitios públicos decae bastante cuando los encuestadores preguntan por el tabaco en los restaurantes. En este caso, tan sólo apoyan la prohibición el 77 de los encuestados, y el 9 de ellos se muestran decididamente en contra de que se prohíba. En el caso de los bares y cafés, tan sólo el 61 de los europeos están a favor de que se prohíba fumar, frente al 16 que están en contra de la medida. En el análisis por países en cuanto a Más información y medidas A pesar de los datos, una parte importante de los jóvenes mantiene una actitud crítica respecto a la tolerancia que existe en la sociedad y la mitad están a favor del consumo responsable y de la prohibición para menores de 18 años, y consideran que la información que reciben es claramente insuficiente. Por ello, los expertos abogan por modificar los hábitos desde la escuela, ya que resulta significativo el alto porcentaje de estudiantes de entre 12 y 13 años que dicen que estarían dispuestos a cambiar sus comportamientos si tuviesen información fiable y científica sobre las consecuencias del abuso del alcohol. Frente a esto, sólo el 47 afirman que sus profesores les han hablado sobre estos riesgos. Según Xavier Altarriba, es en esas edades cuando la acción educativa puede tener consecuencias más positivas porque todavía no han empezado a consumir alcohol o lo hacen en pequeñas cantidades.