Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 31 5 2006 Madrid 45 Herido en su cuerpo y su ánimo, el agente local que mató de un tiro a un delincuente peruano se recupera en el hospital. Conociéndole, no le quedó más remedio aseguran sus compañeros, entre los que es muy apreciado por su afabilidad y veteranía Un policía muy querido y experto en armas TEXTO: MARIO DÍAZ GETAFE. De ánimo no está muy bien con todo lo que ha pasado y las heridas que tiene, pero por otro lado piensa que, dentro de lo que cabe, ha tenido suerte y sigue vivo resumía ayer un policía local de Getafe el estado del compañero que, en la tarde del lunes, se vio obligado a disparar para repeler el apuñalamiento que sufrió mientras era atracado. Como en una romería, decenas de policías municipales que prestan servicio en Getafe han acudido los dos últimos días al hospital de la localidad para visitar a su compañero herido y acompañar a su familia. Hemos acudido prácticamente toda la plantilla de Policía, más de 200 agentes afirmaba ayer una de ellas. Algunos, además, han recibido sus clases de manejo de armas mientras se formaban como policías en el Instituto Superior de Estudios de Seguridad (ISES) Todos los policías consultados destacan su carácter afable, su veteranía- -16 de sus 38 años prestando servicio en Getafe- su profesionalidad... Es un compañero muy querido, con mucha personalidad y carisma, muy sanote un gran amante del deporte resume otro agente. P. M. B. al menos, reaccionó con agilidad. Atacado por varios hombres, corpulentos como él, les repelió como pudo hasta poder empeñar su arma, completamente legal aunque no la reglamentaria del Cuerpo. Además del instinto, quizá tuvo que ver su formación como profesor de manejo de armas en el ISES, donde se forman los policías locales en Madrid. Tiro, defensa y otros deportes Entre otros deportes le gusta el tiro y la defensa personal, pero sigue siendo una bellísima persona, nada violento ni nervioso, y un profesional como la copa de un pino aseguran otros de sus compañeros. Manejar bien el arma y saber disparar tampoco te hace un especialista, y menos en una situación como la que le tocó vivir, pero menos mal que supo reaccionar así, porque podía no haberlo contado comenta otro agente. Tras el atraco, y pese a los numerosos cortes y heridas desde la cabeza hasta la cintura, el agente incluso trató de perseguir a los dos delincuentes que lograron escapar con su botín, sus ahorros. Luchó todo lo que pudo para que no se los llevasen, pero estaba rajado por todos los lados, como no pudieron hacerse con él se ensañaron tanto se lamenta uno de sus alumnos en el ISES, de la promoción 2004- 05, tras hablar con otros compañeros que ahora prestar servicio en Getafe. Como otros alumnos, le recuerdan con cariño. Afortunadamente, y aunque dolorido por dentro y por fuera, el agente sigue vivo y podrá volver a disfrutar de sus dos hijos pequeños. Según el concejal de Seguridad Ciudadana getafense, David Lucas, lo hará a partir de hoy mismo, cuando sea dado de alta. Detrás de las iniciales P. M. B. hay un hombre de 38 años, muy querido por quienes le conocen, que desde anteayer volvió a la vida, aunque para ello tuviera que perderla quien trató de arrebatársela. El suceso tuvo lugar entre dos sucursales bancarias de Parla apuñalar en el pecho y el abdomen. ¡Mátalo, mátalo! escuchó un testigo a un malhechor al ver la resistencia del policía, no muy alto pero fornido por su complexión y por los deportes, entre ellos los de defensa personal. Sacó el arma cuando escuchó gritar que le iban a matar, obligado por las circunstancias afirmaban ayer unos compañeros a quienes se lo había contado el herido. Disparó al aire, no a los delincuentes, pero uno de ellos se abalanzó sobre él y recibió un tiro añade otro agente. Las investigaciones puestas en marcha por el Grupo VI de Homicidios tendrán que determinar todo lo ocurrido, pero fuentes policiales sentencian que no hay dudas de que es un caso de legítima defensa, lo que tendrá que dictaminar el juez. Conociendo al compañero no hay ninguna duda de que no hizo nada que no fuera para salvar su propia vida Así se resume el sentir general. ANGEL DE ANTONIO Si esto no es legítima defensa estaríamos locos Todos los policías coinciden en que en este caso es un claro ejemplo de legítima defensa. No sólo los compañeros del agente autor del disparo que mató al delincuente que le asaltaba, también los sindicatos policiales. El único supuesto discutible para la legítima defensa, la proporcionalidad del arma, hay que tenerla en cuenta antes de la agresión; si no la usa estaría muerto resumía el sindicato de Policías locales UPM. Hay delincuentes más hábiles con un punzón que gente con una pistola añadía CEP. Si esto no es legítima defensa es que estamos locos sentenciaba CPPM. Sacó el arma al oír que le matarían Como el resto del Cuerpo, estos policías sintieron un escalofrío cuando conocieron la noticia de que su compañero, que corresponde a las iniciales P. M. B. había sido herido repetidas veces con un destornillador o un punzón mientras era atracado por tres delincuentes de origen suramericano- -el que murió era peruano- -que practicaban el cogotazo el violentísimo asalto a alguien que acaba de sacar dinero de una sucursal bancaria. P. M. B. lo sufrió sobre las 14.00 horas del lunes en la localidad de la que es vecino, Parla. Iba de paisano, había sacado 24.000 euros de una sucursal y lo iba a ingresar en otra cercana. No tuvo tiempo: tres cogoteros se le abalanzaron y le empezaron a golpear y