Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 31 5 2006 Internacional 41 JIMMY MASSEY Veterano disidente de la Guerra de Irak y autor de Cowboys del Infierno La censura no me ha permitido publicar mi libro en Estados Unidos TEXTO JÚNIA GAMA FOTO SIGEFREDO MADRID. Jimmy Massey mató a civiles inocentes, incluidos mujeres y niños, en Irak. Como asegura en su libro, no ha sido el único: ésta fue una práctica constante entre sus compañeros. Tres años después de dejar la guerra, todavía le persiguen las pesadillas. Ahora, se pregunta: ¿Cómo decir a un joven iraquí que acaba de ver a su hermano ser brutalmente asesinado por los marines de EE. UU. que no se transforme en un insurgente? ¿Por qué las editoriales rechazaron en EE. UU. publicar su libro? -Hay muchos medios de comunicación y editoriales allí que no quieren tocar el tema de los crímenes de guerra cometidos en Irak. Mi libro no ha sido publicado en EE. UU. por causa de la censura. Ellos seleccionan lo que puedes ver, especialmente algunos canales de noticias, como la Fox. Los medios de comunicación en EE. UU. han perdido su papel en la investigación periodística. Los norteamericanos no tienen una idea completa de la situación. ¿Cómo nace la enfermedad americana que cita en su libro? -El sistema de educación norteamericano miente a su juventud y no les cuenta la verdadera historia de los Estados Unidos. Habla de cómo el país progresó sin degradar a otras sociedades y culturas. Crea una imagen de que la guerra es algo positivo y de que el Ejército respeta la Convención de Ginebra y la Ley Internacional, pero es exactamente lo contrario. ¿Cuáles eran los objetivos de Estados Unidos al invadir Irak? -Nosotros enseñamos a los periodistas que nos acompañaban todo el abastecimiento de comida y material médico que íbamos a llevar para los iraquíes. Cuando estábamos haciendo las maletas para invadir Irak, pregunté a mi superior: ¿Y las provisiones humanitarias? Él me contestó: No, déjalas en Kuwait Entramos en Irak sin comida ni material médico y pensé: estamos mintiendo por completo al público norteamericano y a los periodistas contando que vamos a traer esta ayuda. En las primeras operaciones, acudimos rápidamente a los campos de petróleo. Luego mi superior me dijo que, en realidad, nuestro objetivo principal era el petróleo, no ayudar a la gente de Irak. ¿Cuál es la idea que tienen los iraquíes de los norteamericanos? -Yo creo que los iraquíes, después de Abu Ghraib, vieron la brutalidad de las fuerzas estadounidenses y descubrieron su verdadera intención. Nosotros perdimos la guerra cuando fueron publicadas las fotografías de Abu Ghraib. Perdimos también la confianza del pueblo iraquí, así como la de los musulmanes. ¿Qué pretende con su libro? -Mi objetivo principal al escribirlo fue exponer la violación de la Convención de Ginebra y de la Ley Internacional y hacer que los iraquíes sepan que hay americanos que no están de acuerdo con Bush ni con la manera de cómo está llevando la ocupación de Irak y de Afganistán. Yo espero que los iraquíes y los musulmanes en general lean este libro y digan: hay norteamericanos por ahí que sí se preocupan y quieren poner fin a esta guerra ilegal.