Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 MIÉRCOLES 31 5 2006 ABC Internacional El Tribunal de Luxemburgo paraliza la entrega a EE. UU. de datos de los pasajeros La Comisión ha de encontrar una solución antes del 30 de septiembre para evitar el colapso b Hasta 29 informaciones diferen- tes, desde la tarjeta de crédito hasta las preferencias gastronómicas, deben ser comunicadas a la aduana norteamericana ENRIQUE SERBETO. CORRESPONSAL BRUSELAS. La Comisión Europea tiene un plazo de tres meses justos para encontrar una solución jurídica que le permita resolver el problema que le planteó ayer el Tribunal de Luxemburgo, al anular el tratado que permite a las autoridades aduaneras norteamericanas acceder a la información personal de los pasajeros que viajan por avión a Estados Unidos desde Europa. En caso de que el 30 de septiembre no se hubiera encontrado una solución, el tráfico trasatlántico de viajeros podría quedar colapsado. La Comisión ha prometido empezar inmediatamente las conversaciones con el Parlamento Europeo, que es la institución que puso la demanda ante el Tribunal, y el Consejo, que es la que autorizó a la Comisión la firma del acuerdo con Estados Unidos. Según el portavoz Joanes Laitenberger, se trata de situación compleja que requerirá una solución muy difícil dado que la sentencia les ha dejado muy poco tiempo para buscar una fórmula adecuada. En mayo de 2004, el Consejo europeo, donde están representados los 25 países miembros, dio su acuerdo a la firma por parte de la Comisión Europea de un pacto con Estados Unidos para que las compañías aéreas pudieran cumplir las nuevas exigencias que las autoridades estadounidenses implantaron después de los atentados del 11 de septiembre de 2001. Lo que Washington exige es que al menos quince minutos antes del despegue de un avión con rumbo a un aeropuerto norteamericano las autoridades aduaneras puedan acceder a la información detallada de los pasajeros (Passenger Name Records o PNR) entre las que figuran no menos de 29 datos personales. Además del nombre y apellidos o la fecha y horario de los vuelos de ida y vuelta, entre otras cosas se incluyen también informaciones sobre las tarjetas de crédito, si se ha usado este medio de pago, o hasta las preferencias en materia gastronómica. Las compañías que no entreguen estos datos pueden ser castigadas con una multa de 6.000 euros por pasajero e incluso perder sus derechos de operar en territorio norteamericano. La Comisión ya reconoció desde el principio que tal como lo pedía EE. UU. se trataba de algo que contrariaba la legislación europea y por ello intentó Havel pide a la UE que vuelva a presionar a Cuba E. S. BRUSELAS. El Gobierno checo se dispone a poner en marcha una campaña para intentar que los Veinticinco restablezcan las medidas diplomáticas de presión contra el régimen cubano, que deben ser revisadas en la próxima reunión de ministros de Asuntos Exteriores. Los ex presidentes checo Vaclav Havel, uruguayo Alberto Lacalle y lituano Vitautas Landsberguis, junto al escritor Carlos Alberto Montaner y la dama de Blanco Blanca Reyes participaron ayer en un acto patrocinado por el Gobierno checo y dirigido a sensibilizar a la opinión pública europea. Sin embargo, el encargado de la política exterior común, Javier Solana, dijo también ayer en la Comisión de Asuntos Exteriores de la Eurocámara que no prevé cambios drásticos en la política europea hacia Cuba. El vicepresidente cubano Carlos Lage ridiculizó estas medidas durante la cumbre Europa- América Latina que se celebró en Viena el 12 de mayo. Washington exige conocer quince minutos antes del despegue una información detallada de cada pasajero rebajar las condiciones reduciendo el tiempo que los datos estaban en poder de la aduana, con una definición más clara de lo que la aduana norteamericana denomina crímenes graves en los antecedentes penales. Además se estableció que todos los pasajeros debían ser adecuadamente informados del hecho de que los datos estaban siendo transmitidos a las autoridades norteamericanas. Un policía de seguridad en un control del aeropuerto J. F. Kennedy de Nueva York La Comisión estimaba ayer que la sentencia que dio la razón al Parlamento anulando el acuerdo con Estados Unidos solamente afecta a las bases jurídicas, pero no al contenido motivo por el que no parece que sea necesario renegociar con Estados Unidos los términos concretos de un nuevo acuerdo. Lo que la sentencia dictamina es que son incorrectas las decisiones de la Comisión de considerar que es seguro según los términos de la ley europea enviar los datos personales a Estados AFP Recurso de la Eurocámara El acuerdo fue firmado el mismo mes de mayo de 2004 entre el Gobierno de Washington y la Comisión, y en junio el Parlamento europeo interpuso un recurso en contra, por estimar que no se respetaban las leyes europeas de protección de datos y que éstos se entregaban a autoridades no comunitarias. Unidos y la del Consejo Europeo de autorizar la firma del convenio. La Comisión se había atribuido la competencia en este caso porque consideró que se trata de un acto que se desarrolla dentro de una actividad comercial (la venta de los billetes) pero los jueces consideran que el objetivo no tiene que ver con esto, sino que se trata de fines relativos a la seguridad y de competencias policiales, en cuyo caso se requería otro procedimiento, en el que entre otras cosas no se podía eludir la opinión del Parlamento.