Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 Nacional LA LUCHA CONTRA LA INMIGRACIÓN ILEGAL MIÉRCOLES 31 5 2006 ABC Varios de los niños que llegaron a Fuerteventura y sus madres son atendidos por personal sanitario de la Cruz Roja EPA La altísima mortalidad infantil, la seguridad de una vida de miserias les empuja a subir con sus bebés a las pateras. Muchas no ponen nombre a sus pequeños hasta que han superado un tiempo prudencial de vida. Ahora podrán hacerlo Mamá patera TEXTO PABLO ALCALÁ LAS PALMAS. ¡Cuidado mi niño! aléjate del agua que te vas a caer... ¡Ven aquí Miguel! Es el mismo puerto en el que el lunes pasado llegó la imagen más conmovedora del drama migratorio. Cinco madres, asidas a sus bebés de apenas meses con toda la fuerza del pánico contenido durante 23 horas de travesía. Otra mujer aparentemente embarazada asoma su tensión en el rojo sangre que cubre sus muslos desde las ingles... Pero su abdomen abultado no revela el niño que está por venir. La hemorragia es la señal visible del aborto que sufrió antes de subir a la barquilla. En el mismo hospital en el que se recupera, otra inmigrante senegalesa alumbraba ayer a un pequeño bebé de poco más de dos kilos. Ha llegado con el tiempo justo de que su hijo nazca en la tierra prometida una quimera que, sin embargo, no ha hecho simplemente más que comenzar. Desde otra de las pateras que rematan el viaje ¿cuántas no lo harán? una nueva madre entrega su hijo, albino, a un voluntario de la Cruz Roja y descansa, se echa a llorar. Miguel está lejos del agua. Pero el instinto materno de protección es idéntico al de las madres que acaban de jugarse la carta del futuro a bordo de una embarcación frágil, en una travesía incierta. No lo era menos el futuro de sus hijos en su tierra de origen. Es la cara real del drama. Ninguna de estas mujeres, mucho menos sus be- bés, saben nada de tratados internacionales ni de Consejos de Ministros. Ignoran casi todo sobre el destino al que han llegado jugándose la vida. Sólo saben que allá de donde vienen, Mali en su mayoría, la mortalidad infantil alcanza el 133,5 por 1.000. Miguel nunca habrá de coger una patera o pasar una aventura similar. Los seis bebés que ayer llegaron a Fuerteventura, y el que horas más tarde se convertía en canario, tampoco. Sus madres lo han hecho por ellos, que jamás recordarán estas horas de su vida. Jóvenes de 20 a 25 años (la mitad de su vida si se compara con los 48 años que marcan la esperanza de vida en Mali o Senegal) empujadas por el hambre y el instinto de protección. Otra vez desde el Sahara Mientras la Armada española pretende blindar la costa central del oeste africano, subieron a bordo de una patera en un Sahara que se decía controlado. Dejaron de oír el llanto de sus bebés para centrar su atención en los golpes del mar que amenazan la proa de la barca, en el tímido rugir de un pequeño motor de cuyo aliento depende la odisea, en la vista de un origen que se aleja para transformarse sólo en un SUBASTA ABIERTA DE OBRAS N 31605 06 (B. O. E. 29 05 2006) OBJETO: Subasta Abierta n 31605 06, cuyo objeto es la contratación de la ejecución de las Obras de adecuación de una nave industrial en el Polígono de Landaben para su uso como archivo- almacén de la Dirección Provincial de la Tesorería General de la Seguridad Social en Pamplona (Navarra) IMPORTE DE LICITACIÓN: 1.154.422,07 euros. FECHA LÍMITE DE PRESENTACIÓN: 18,00 horas del día 27 de junio de 2006. LUGAR DE PRESENTACIÓN: Registro General de la Tesorería General de la Seguridad Social, c Los Astros n 5 y 7, 28007 de Madrid. APERTURA PÚBLICA OFERTAS ECONÓMICAS: 10,00 horas del día 18 de julio de 2006. DOCUMENTACIÓN: Los Pliegos de Condiciones y la documentación para licitar, serán facilitados gratuitamente por la Tesorería General de la Seguridad Social Secretaría General Información, c Los Astros n 5 y 7- 28007 de Madrid y en la sede de la Dirección Provincial de la T. G. S. S. en Navarra, Avenida Conde Oliveto, 7 de Pamplona. INTERNET: http: www. seg- social. es Este anuncio será a cargo del adjudicatario. Madrid, a 29 de mayo de 2006 azul negruzco y espuma. A pocas millas del destino el motor dejó de sonar. Habían sido avistados, y más tarde vuelto a perder. Durante más de dos horas, sin que a bordo supieran de una u otra noticia, la patera navegó a la deriva. Los servicios de emergencia se enfrentaron a frustraciones pasadas. La de localizar una patera y luego perderla; la de saber que están, y no saber por cuanto tiempo. Hoy están a salvo. Llegaron a un nuevo punto de partida. Se recuperan con sus pequeños en el Centro de la Cruz Roja de Puerto del Rosario, apenas a unos metros de donde pisaron la tierra deseada el lunes por la tarde. Las muertes de recién nacidos son tan comunes en muchas partes del mundo en desarrollo que sus padres no le ponen el nombre a sus bebés hasta que no pasa un periodo de entre una semana y tres meses afirmó el presidente de Save the Children Charles MacCormack. Los siete pequeños que se sumaron a la celebración ayer del Día de Canarias, pueden con toda seguridad recibir sus nombres. Esa realidad trágica es la que manda, la que dice verdades hirientes y la misma realidad tremenda que empujó a cada una de las mamá patera a subir a los dos cascarones flotantes que les han traído a Canarias. El día 29 de mayo de 2006, seis pequeños volvieron a empezar sólo unos meses después de haber nacido. Miguel, ¡Te he dicho que te alejes del agua!