Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 Nacional EL DEBATE SOBRE EL ESTADO DE LA NACIÓN EL LÍDER DE LA OPOSICIÓN MIÉRCOLES 31 5 2006 ABC Rajoy arremete contra el sectarismo atroz de los que siembran cizaña y extienden la discordia Propone debates monográficos sobre inmigración, seguridad y política exterior que compruebe si existe la decisión irreversible de ETA de abandonar las armas y pedir perdón a las víctimas y elude referirse al 11- M CRISTINA DE LA HOZ MADRID. Mariano Rajoy subió a la tribuna de oradores como el único portavoz que iba a ejercer de oposición al jefe del Ejecutivo y ya de paso, al presidente del Congreso, Manuel Marín, con el que también se enfrentó a cuenta del minutaje de su intervención. El líder del PP lamentó tener tan poco tiempo para denunciar lo que calificó de sectarismo atroz del Ejecutivo y hacer un balance demoledor del que tan solo salvó, y con reservas, a la situación económica. Tal fue su malestar con el reparto de los tiempos que acabó emplazando a Zapatero a sendos debates monográficos, casi mano a mano, sobre inmigración, inseguridad ciudadana y política exterior. Breve referencia al alto el fuego economía, inmigración, seguridad, educación, vivienda, política exterior y modelo de Estado fueron, por este orden, las cuestiones que desgranó a modo de eje conductor de su discurso, para acabar coligiendo que el único rumbo conocido del Gobierno viene marcado por la pérdida de certezas y por el sectarismo atroz con el que Zapatero pretende expulsar de la vida pública a la mitad de las personas de un país más dividido que nunca Ahora nos han inventado españoles de dos clases: los buenos y los malos y no se refieren a los de ETA. Ahora hay catalanes y anticatalanes, andaluces y antiandaluces, vascos y antivascos. Es una división sectaria entre propios y ajenos, los que me aplauden y los que me estorban, los indispensables y los prescindibles arremetió. b Autoriza a Zapatero a ra estamos hablando: la Nación Rajoy advirtió en este sentido del peligro de que Zapatero esté desguazando la Constitución disimuladamente a través de la ingeniería de las reformas de los Estatutos de autonomía. Tras acusar al inquilino de la Moncloa de imponer a los catalanes el texto que a él le resulta más conveniente para sus fines particulares pidió juego limpio para que todos sepamos a qué atenernos En este sentido, subrayó que España no es una nación de naciones, ni de realidades nacionales, ni de culturas ni de territorios. España es una nación de ciudadanos Al hilo de esta reflexión, apeló a la responsabilidad histórica de Zapatero al que se dirigió afirmando que ningún presidente del Gobierno ha actuado como usted. Ninguno en el futuro lo hará Parches Rajoy no ahorró en cargas de profundidad contra un jefe del Ejecutivo que se mostró durísimo en la réplica y contrarréplica. Así, dijo del Ejecutivo socialista que no ha habido un Gobierno menos preparado y más ufano de su ineficiencia no se acuerda de las goteras hasta que se inunda la casa alborota mucho con sus grandes disposiciones huecas, pero no aplica más que parches y se echa la siesta De la réplica de Zapatero- -que se retrotrajo constantemente a los años 78 y 79 y a la ejecutoria de los gobiernos del PP- -señaló que hemos asistido a una mala lección de historia y señaló que no les voy a reprochar las cosas que hicieron estando en el Gobierno antes de 1996. Llamativa resultó la ausencia total de referencias al 11- M justo el día después de conocerse la respuesta que Interior ofreció a las 215 preguntas que el Grupo Popular presentó a Alfredo Pérez Rubalcaba, en la que negaba cualquier relación de ETA con la matanza. Sí hubo menciones a la banda etarra. Dijo dejar de lado las extrañas circunstancias en que Zapatero anunció sus intenciones en un acto del PSE, también las oscilantes convicciones por las que Rubalcaba pasó en cinco días de decir que no estaba convencido del alto el fuego a considerarlo completo y real, tampoco quiso entrar en las exigencias inaceptables de Batasuna. Así, tras reiterar los límites del diálogo con los asesinos, vino a autorizar a Zapatero a que compruebe si existe una decisión irreversible de abandonar las armas, disolver la banda y pedir perdón a las víctimas aceptando que el Gobierno dé por bueno el cese de las actividades delictivas de la banda. Rajoy enarbola el Pacto del Tinell, que sancionó el aislamiento del PP IGNACIO GIL LAS CLAVES DE SU DISCURSO REFORMAS ESTATUTARIAS Lleva dos años intentando desbordar el dique de la Constitución y desfigurar eso de lo que ahora estamos hablando: la Nación. Está desguazando la Constitución disimuladamente Solamente participan y definen el proyecto común de convivencia los ciudadanos. Ni las tierras, ni las comunidades, ni las lenguas ni las historias particulares: los ciudadanos y punto ETA El Gobierno ha dado por bueno el cese de las actividades delictivas de ETA y considera llegado el momento de ponerse en contacto con los terroristas. Espero que se trate de conocer sus intenciones y comprobar si existe una decisión irreversible de abandonar las armas POLÍTICA EXTERIOR Nuestra nueva doctrina diplomática defiende un multilateralismo ecumenista, el populismo revolucionario y la Alianza de Civilizaciones INMIGRACIÓN El resultado de su política ha sido una gran convocatoria, un efecto llamada ecuménico, una entrada de inmigrantes anárquica, incontrolada e insostenible Supervivencia del Gobierno Alineado, sin duda, en el bando de los que estorban a Zapatero, denunció que la estrategia de sembrar cizaña y extender la discordia busca exclusivamente la supervivencia de un Gobierno que carece de plan y de rumbo hasta el punto de que no sabe qué hacer con España Frente a la fugaz referencia que hiciera Zapatero en su intervención inicial sobre las reformas estatutarias, el líder del PP se detuvo de manera especial en éstas para reiterar que el Gobierno lleva dos años intentando desbordar el dique de la Constitución y desfigurar eso de lo que aho-