Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 Nacional EL DEBATE SOBRE EL ESTADO DE LA NACIÓN EL PRESIDENTE DEL GOBIERNO MIÉRCOLES 31 5 2006 ABC -añadió- -la España de hoy es la España constitucional, la de las autonomías, la de la descentralización real del poder político El desarrollo territorial de España no se puede escribir únicamente entre usted y yo atacó a Rajoy, a quien quiso poner en evidencia al recordarle que usted antes decía que aquí mandaba Carod y ahora... ¡paradojas de la vida! el PP y ERC van a votar lo mismo en Cataluña Es más: por atacar al PP, Zapatero llegó a dar por sentado un triunfo de CiU en Cataluña- -más tarde rectificaría- Por lo demás, manejó su cara a cara con Rajoy pertrechado de datos de cuando gobernaba el PP para tratar de poner en evidencia al líder de la oposición. Así, presumió de haber regularizado a 600.000 inmigrantes a los que el PP permitió acceder ilegalmente a España; de contar con una ayuda de Marruecos que el PP no consiguió; o de alcanzar las 212.000 devoluciones frente a las 169.000 del PP. Más policías En materia de seguridad, Zapatero recordó haber creado 8.000 nuevas plazas en las fuerzas de seguridad; negó que los ataques a chalés supongan una nueva forma de delincuencia inexistente con el PP; y adujo que la tasa de criminalidad se reduce anualmente, cuando con el PP crecía. También la política exterior fue objeto de gruesas acusaciones. Por ejemplo, a la denuncia de Rajoy sobre la pérdida de influencia constante de España en el exterior, Zapatero le respondió con un recordatorio de Azores y Abu Grahib. El jefe del Ejecutivo elogió la marcha de la economía con un crecimiento constante del 3,5 por ciento; presumió de crear 2.700 empleos diarios, del superávit en las cuentas públicas y de disponer de una Seguridad Social garantizada; habló de más inversión en infraestructuras que nunca reclamó un acuerdo global para poner en marcha la LOE y para pactar la Ley de Universidades; y adujo haber dado 1.091 millones a las autonomías para sanidad. Y para escenificar su giro social hacia los jóvenes anunció medidas como la bonificación durante cuatro años a las empresas que contraten a jóvenes de manera indefinida; créditos a tipo 0 para estudios de postgrado; subvenciones de 1.000 euros para aprender idiomas; o exención total en el IRPF de las rentas inmobiliarias procedentes de alquileres a menores de 35 años. Zapatero baja de su coche oficial a la puerta del Congreso para iniciar el debate sobre el estado de la Nación IGNACIO GIL Zapatero dice que es Rajoy quien no tiene ni idea de lo que es España Despacha el alto el fuego apelando al derecho de la sociedad a ver la paz b El jefe del Ejecutivo llama cómi- cos a los populares, censura sus bufonadas y afirma que han sido profetas del desastre y un desastre como profetas MANUEL MARÍN MADRID. El presidente el Gobierno alternó ayer dos tonos diferentes durante su intervención: el autocomplaciente que empleó por la mañana durante un discurso de hora y cuarto repleto de estadísticas para presumir de logros en su gestión y para anunciar hasta una docena de nuevas medidas fiscales para jóvenes; y el más agresivo y duro, que empleó por la tarde en su cara a cara con Mariano Rajoy, especialmente a cuenta de la política territorial y de la inmigración y ilegal. Zapatero no quiso verse sorprendido por la sensación de contundencia con que Rajoy adornó la pasada semana su rechazo al proyecto de Estatuto andaluz y por ello no tardó en entrar en el cuerpo a cuerpo acusando a los populares de ejercer una oposición fallida y anclada en la previsión de falsas catástrofes Incluso, personalizó en Rajoy su ataque global al PP: Sinceramente, creo que usted no tiene ni idea de lo que realmente es España le espetó. De hecho, y en ausencia de una discusión sobre el fin de ETA y el proceso de paz la pugna sobre la idea de España acaparó los momentos más tensos. El alto el fuego de ETA había sido simplemente despachado por Zapatero con una brevísima alusión de menos de un minuto al final de su discurso matinal: Nos hemos ganado como sociedad el derecho al fin de la violencia, a la paz, y a la esperanza de convivir juntos tan solo sometidos a los mandatos de la libertad y de la ley dijo para reafirmar después mi determinación de trabajar para el fin de la violencia y de ETA Así zanjó el asunto. Rajoy, en su tono habitual, había acusado a Zapatero de sectario, de sembrar discordia entre los españoles y de encizañar y desguazar el consenso constitucional, pero el presidente del Gobierno le respondió con un juego de palabras: Han sido profetas del desastre y un desastre como profetas replicó lamentando que Rajoy no lide- re una oposición útil que se avenga a pactar algo con el Ejecutivo socialista. Para Zapatero, el PP ha pasado de ser una oposición amenazante con la ruptura de España a otra cómica que recurre a bufonadas como la de presentar diputados autonómicos en Madrid con esposas en las muñecas. El PP mendiga poder en Cataluña Según Zapatero, quien no tiene ni idea de lo que es la España autonómica, es Rajoy. Algunos partidos no estarían representados en el Congreso si de la idea de España de Rajoy dependiera, dejó caer. España es la realidad de todos y no el sueño excluyente de nadie. Para usted es un lío, pero para mí LOS MENSAJES DE ZAPATERO ALTO EL FUEGO DE ETA Nos hemos ganado como sociedad el derecho al fin de la violencia, a la paz, y a la esperanza de convivir juntos tan sólo sometidos a los mandatos de la libertad y de la ley. Reafirmo mi determinación de trabajar para el fin de ETA MODELO DE ESTADO Señor Rajoy, creo que usted no tiene ni idea de lo que realmente es España LAS ESPOSAS DEL PP El PP ha pasado de ser una oposición amenazante con la ruptura de España a otra cómica que recurre a bufonadas como la de presentar diputados autonómicos en Madrid con esposas en las muñecas EL PAPEL DE LA OPOSICIÓN El PP sólo incurre en profecías fallidas. Están en la senda de anunciar sólo catástrofes. Es una oposición fallida. Han sido profetas del desastre y un desastre como profetas. Ni se rompe España, ni hay más paro, ni hay despilfarro, ni hay más corrupción LA POLÍTICA EXTERIOR No queremos ir a ningún rincón de la Historia, pero tampoco a las Azores ni a Abu Grahib, ni a otras expediciones históricas