Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 Opinión MIÉRCOLES 31 5 2006 ABC AD LIBITUM VISTO Y NO VISTO SIN NOVEDAD, SEÑORA BARONESA MAU- MAUANDO A ZETAPÉ D URANTE los años cuarenta y cincuentaprosperaron en España, gracias a la radio, varios grupos musico- vocales procedentes del País Vasco y Navarra. Recuerdo, muy en primer plano, a Los Chimberos Maitechu mía Los Iruña- Ko Siboney Los Bocheros Apaga luz y Los Xey. Estos últimos, donostiarrasellos, popularizaron una divertida canción, Sin novedad, señora baronesa que muy bien puede ser, para quienes la recuerdan, el resumen exacto de la intervención, ayer, de José Luis Rodríguez Zapatero en el debate sobre el estado de la Nación. El presidente, según el estilo de la M. MARTÍN jocosa y olvidada canción FERRAND norteña, nos ofreció una contemplación optimista, ditirámbica, de la situación españolay, con unasabia administración de las omisiones y una descarada enfatización de las metas alcanzadas, nos brindó una versión edulcorada de la realidad. Solo pasó, señora baronesa, que anoche le robaron las perlas de su gran collar; por lo demás, señora baronesa, no hay novedad, no hay novedad El formato del debate, que también nos tendrá ocupados hoy y mañana, tampoco permite un planteamiento muy distinto. El ponente- -el presidente- -está forzado a hacer su propia laudatio y no encaja con los usos contemporáneos que se asome al ambón del hemiciclo vestido con un humilde sayal y con los pelos señalados por la ceniza de la penitencia. La obligación del presidente, como la del gallo en el corral, es la del cacareo, y a la oposición corresponderecortarle las ínfulas y devolverle a la realidad. Zapatero, fiel observante de la escuela dialéctica de Los Xey, nos dijo una y otra vez que no hay novedad y la señora baronesa y todos nosotros nos quedamos en la paz de la ignoracia. La misma razón que mueve al presidente, el diseño del debate, mueve a la oposición a mostrar un tono acusatorio que se justifica mejor en unos epígrafes que en otros. Lo que nos pasa es que aquí la oposición es un monopolio del PP que ejerce, brillantemente, Mariano Rajoy. De ahí que, lejos de la militancia y las adhesiones inquebrantables, convenga establecer una media proporcional entre el balance de Zapatero y las reservas de Rajoy para acercarse al conocimiento del verdadero estado de la (pluri) Nación. Aliviado en faena de aliño el conflicto terrorista, algo que nos pareció convenido para mejor ocasión, el estado de nuestra Nación es, ciertamente, de deterioro. Debilitadas las fuerzas que determinaron el espíritu y los logros de la Transición, el germen constitucional que aún disfrutamos, la incertidumbre establece su señorío y, como en el cuento del escultor inexperto, si lo que se proyecta sale con barba será San Antón, y en caso contrario, la Purísima Concepción. España se descoyunta, la ciudadanía desconfía del poder, la seguridad está en veremos; pero, por lo demás, no hay novedad, señora baronesa. No hay novedad. H recibía con una sonrisa a los mau- mauadores. ¿Por OY se cumplen cien años del ramo de floresqué tantos burócratas intentan sonreír cuando se inibomba de Morral en la calle Mayor de Madrid, cia el mau- mau? -se pregunta el reportero- Esta sona la vez que en París las jóvenes duquesas, curisa es fatal. Cuando algún mal tipo está desafiando tu biertas de diamantes, condenaban la mala organizavirilidad, tu sonrisa sencillamente prueba que tiene ración de la sociedad capitalista mientras comían codorzón y que eres un gallina, a menos que tú mismo seas nices trufadas en platos de Sèvres. un duro con tanto valor que puedas lograr que esa sonEl deber de la sociedad ante una epidemia, decían los risa diga: Sólo sigue hablando, pelele, porque articulistas de fondo hablando del terrorismo, voy a contar hasta diez y entonces te aplastaes rodearla, aislarla, y no crear a su alrededor, ré ¿Quién, en sus cabales, puede pensar que por la curiosidad depravada hacia una enfermeRodríguez sería capaz de hacer eso con Rufi? dad original y extraña, una vaga atmósfera de Wolfe afirma que, con el mau- mau, se trata de simpatía, de admiraciones literarias, de piedaaterrar, pero sin tocar. El término mau- mauar des estéticas y del delicioso terror que disfruta significa: El hombre blanco nos tiene un miedo de la novedad de sus escalofríos. Sin embargo, vudú, porque en su interior sigue creyendo que en los cenáculos del diletantismo pacifista, enIGNACIO somos salvajes, ¿no? Por tanto, vamos a hacerle tonces igual que hoy, el terrorismo se presentaRUIZ QUINTANO un número de Salvajes. El jefe de la mauba como una catástrofe llena de grandeza y poco mauancia leía la cartilla a los mau- mauadores: Cuanmenos que necesaria para que el siglo comenzara con do lleguemos, quiero que os coloquéis delante del homoriginalidad. ¿Qué mayor originalidad diletantista que bre y lo miréis fijamente y no digáis nada. Sólo mirarlo el proceso de rendición de una nación- -la nación más ferozmente. No importa lo que diga. Tratará de lograr antigua de Europa- -a una banda de mau- mauadores? que estéis de acuerdo con él. Dirá: ¿No es así? y ¿SaUn proceso de rendición así anima a mau- mauar a béis lo que quiero decir? y estará deseando que digáis cualquiera, aunque, de momento, los habilitados para sí o mováis la cabeza... fijaos bien... es parte de su mierla mau- mauancia sólo son, al mando del diletante Arda psicológica. Pero vosotros no digáis nada. Sólo minaldo Otegui, Arancha, Xabi, Elena, Olatz y Rufi, que rarlo con ferocidad... fijaos bien... luego alguno de los ya están mau- mauando, no a Rodríguez, que les suena hermanos se colocará junto a él, como si no hubiera a españolazo, sino a Zetapé, que les parece un muñeco más espacio o sencillamente como si lo estuvierais rode Gallardo y Mediavilla. deando... Esto los hace temblar... -El rumbo de progreso de Estepaís es firme- -decía En el proceso de rendición de la nación a los mauayer en la tribuna del Congreso el adolescente cuarenmauadores el hombre blanco es Rodríguez. En cuanto tón que nos gobierna. al mau- mau, ¿cómo saber si Rufi va en serio o de farol? Pero a uno todavía no se le han quitado de la cabeza Para casos como éste era para lo que Félix Rodríguez de las pintas de los habilitados de Arnaldo, Arancha, Xala Fuente quería que los tíos- -y las tías- -tuviéramos bi, Elena, Olatz y Rufi, porque ¿adónde van esos, con rabo. ¿Lacio? Tranquilidad. ¿Plis- plas, como limpiapaesas pintas? A mau- mauar. La mau- mauancia es un arrabrisas? Buen rollo. ¿Tieso y para arriba? ¡Cuidadín! te inventado en San Francisco por los muchachos del Cuidadín con Rufi, quiero decir, que viene dispuesto a gueto. Mau- mauando al parachoques tituló Tom cogerse media Francia y media España para hacerse él Wolfe su reportaje. Mau- mauar era el modo de consesolo un corral republicano y socialista. ¡Diversidad, siguir las cosas. Y el Parachoques era el tonto en mangas rena del mundo! de camisa y un montón de rotuladores en el bolsillo que