Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
96 Deportes TENIS ROLAND GARROS MARTES 30 5 2006 ABC Aravane Rezai respiró ayer tranquila. Su triunfo tenía un valor añadido. Acababa de salvar a su familia de la ruina y se vengaba de la Federación Francesa Inmigrante y vetada TEXTO D. PÉREZ PARÍS. Cuando la joven de 19 años se impuso ayer a la italiana Alberta Brianti, no podía haber nadie más feliz. Estaba en juego algo más que el triunfo. Los Rezai son unos inmigrantes iraníes afincados en Francia. Aravane juega al tenis porque le gusta, pero sobre todo porque necesita un trampolín para los suyos. La historia de los Rezai es similar a la de Capriati, a la de Dokic y tantas otras niñas, virtuosas de la raqueta, entrenadas por unos progenitores que depositan todos sus sueños y todas sus frustraciones en ellas. Aravane está en París porque su padre, que sólo se dedica a prepararla, y su madre, fisioterapeuta, pidieron un crédito de 8.000 euros para que ella viajara a Dubai y al Open de Australia. Por eso era imprescindible vencer en la primera ronda de Roland Garros, a la que llegaba directamente desde la fase previa. Significaba embolsarse 12.600 euros. Es decir, salvar la temporada. Pagar las deudas. Y todavía sobrará algo para desplazarse al US Open. Además de concederse alguna pequeña comodidad, como dormir más a menudo en hoteles y no en casas de amigos o en la caravana familiar con la que recorre Europa de torneo en torneo para ahorrar. Ocupa la plaza 142 del mundo. Ha ganado cinco torneos menores (ITF) y logró dos medallas de oro en los Juegos Olímpicos musulmanes para mujeres. No es gran cosa, pero es la mejor de su generación en Francia. Extraña por tanto que no la hayan invitado para el cuadro principal. La culpa es de su padre, Arlasan, que no ve nunca los partidos de su hija porque tiene un carácter muy fuerte y hemos acordado que no venga para que no pierda los nervios reconoce la joven. Las quejas sobre sus enfrentamientos con otros entrenadores abundan en la Federación. Aravane sí tuvo una wild card el año pasado. Superó la primera ronda y cayó en segunda ante Sharapova. La Federación quiso integrarla en su estructura formativa, pero Arlasan que- La jugadora franco- iraní recorre los torneos en una caravana ría administrar él el dinero. Al fin y al cabo, está convencido de que su hija será la número uno del mundo. Es nuestro único objetivo El caso es que no hubo acuerdo y los dirigentes decidieron castigarla sin una invitación. Los Rezai han sufrido AFP mucho y no iban a pararse por algo así. Más aún, les sirvió de acicate. Aravane ha sido la primera francesa en superar la fase de clasificación desde 1997; está en segunda ronda (contra Sugiyama) y se burla de los que la vetaron: Agradezco que no me invitaran