Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
94 MARTES 30 5 2006 ABC Deportes Nadal, el mejor de la tierra Roland Garros celebró con una ceremonia el triunfo consecutivo número 54 en arcilla del español, que mejora así el récord de Vilas DOMINGO PÉREZ, ENVIADO ESPECIAL PARÍS. Por fin llegó. El récord más anunciado de la historia. La plusmarca que se viene vaticinando desde hace casi dos meses, desde que comenzó la temporada de tierra, ya es de Rafael Nadal. Sumó ante el sueco Soderling su triunfo número 54 y mejoró los 53 logrados por Guillermo Vilas en 1977. Fue lo mejor de la tarde. La marca y la celebración. Roland Garros tuvo un detalle con su campeón. Organizó una hermosa ceremonia. El argentino realizó el traspaso de poderes. Le entregó al mallorquín una Copa Ecológica Un gran trofeo de cristal transparente que encerraba una reproducción de lo que es una pista de tierra batida, las diferentes capas de material que la componen, la gravilla del drenaje, arena, tierra prensada, arcilla... Rafa bromeó. Lo siento por Vilas dijo mientras abrazaba al legendario jugador. Dio las gracias a todos y reconoció que no conocía mejor sitio para conseguir el registro que la Central de París Antes de despedirse, los enormes videomarcadores del estadio ofrecieron una selección de las mejores imágenes del español durante su participación el año pasado. Así fue el partido NADAL 106 1 54 81 3 5 7 23 30 Puntos totales Aces Puntos con el servicio Dobles faltas Bolas de break Golpes ganadores Errores no forzados SODERLING 75 2 48 100 1 14 22 24 49 Resultado: 7- 5, 6- 2 y 6- 1 Tiempo: 2 horas y 8 minutos liones que Rafa tuvo que sofocar para decidir el encuentro. La primera, en el primer juego. Al mallorquín le gusta empezar sus duelos con break Se puso con 0- 30 camino de la ruptura, pero Soderling se opuso con entusiasmo y Nadal tuvo que esperar al tercer juego para quebrar. Puso el 2- 1 y se anotó con rapidez el set de apertura. Volvió a levantarse en armas el nór- dico en la segunda manga. Le birló un break a Nadal (2- 4) y se mostró reacio a cederlo en el siguiente. Necesitó Rafa seis bolas para recuperar la rotura (3- 4) tras doce minutos en ese juego. Todo parecía preparado (5- 4) para cerrar el segundo set con comodidad, cuando llegó la tercera intentona sueca. Servía para el 6- 4 el de Manacor cuando las ráfagas se avivaron. Empezó a cometer errores inusuales en su estilo, siempre seguro y efectivo. Se le iban las bolas y obsequió a su rival con otros seis puntos de break y en el sexto le regaló el 5- 5. Afortunadamente, fue la última reacción de Soderling, que, sofocada, ya sí decidió rendirse. Luego empezó el festejo. Nadal demostró estar realmente ilusionado por el logro: Creo que es un récord muy valioso. Para batirlo he tenido que sufrir mucho, luchar mucho y jugar y ganar muchos partidos y torneos. Nadie me lo ha puesto fácil y será difícil que alguien lo mejore. Puedo decir que me hace una ilusión tremenda y estoy muy agradecido a los franceses por cómo lo han organizado y a Vilas por tener la amabilidad de entregármelo Ceremonia entrañable El fin de fiesta resultó entrañable, y el camino para llegar a él, un tostón insufrible. Nadal y Soderling disputaron un partido aburrido, sin ritmo y lleno de errores. Y para rematar, en medio de un tiempo desesperante. La lluvia y el sol se alternaban y el viento se arremolinaba y barría constantemente todo el polvo de ladrillo. La cancha era de cualquier cosa menos de tierra. Era pura pista rápida, más dura que el cemento. Imposible deslizarse por ella. Tanto que Nadal llegó a pedirle al juez principal que ordenara que volvieran a echar tierra. Ni caso. Era una hazaña calibrar los golpes para acomodarlos a la variable e imprevisible fuerza del aire. Tan pronto se quedaban los impactos cortos como se largaban lejísimos por las líneas. En estas condiciones, el sueco se mostró reacio a rendirse. Plantó batallas y protagonizó tres pequeñas rebe- Guillermo Vilas: Si me tocas mis otros récords me voy a enojar mucho Guillermo Vilas es uno de los hombres récords de la historia del tenis. Poseía, aunque lo desconocía, éste de los 53 partidos seguidos en tierra, entre otro cúmulo de marcas. Yo ni sabía que lo tenía- -reconoció- Lo supe gracias a que Nadal empezó a ganar y entonces salió. Yo no batí un récord. A mí no me dieron ni trofeos ni nada. Yo el récord lo hice. Y encima no seguí sumando porque perdí contra una raqueta. En cualquier caso, estoy encantado con que sea él quien lo haya mejorado De todos sus registros, es el que menos le atrae. Para mí, los que tienen auténtico valor son otros. Como el que le quité yo a Arthur Ashe de 46 partidos seguidos ganados en cualquier superficie, o el de torneos ganados en un año (16) o ser el hombre que más partidos ha jugado (73) y vencido (56) en la historia de Roland Garros Esos sí que me importan- -señaló- Incluso, bromeé con Nadal y le dije: Si me tocas mis otros récords me voy a enojar mucho Conozco poco a Nadal, pero ya conozco a toda su familia. Es un chaval formidable, con una pasión inmensa por el tenis. Me recuerda a mí mismo en tiempos, incluso en la forma de jugar. Durante el partido ha dado algunos golpes que eran clavados a los que yo daba y hay muy pocos jugadores que puedan hacerlo concluyó. OTRAS PLUSMARCAS DEL ESPAÑOL El más joven de la Davis Campeón con 18 años Sevilla 2004. Final de la Copa Davis contra Estados Unidos. Rafa Nadal gana un punto decisivo, el segundo, al derrotar a Andy Roddick y pone el título en bandeja a su amigo Moyá. En la senda de Muster Diez años después En 1995, Thomas Muster logró una gesta increíble. Ganó de forma consecutiva Montecarlo, Barcelona, Roma y Roland Garros. Diez años después, en 2005, Nadal igualaba el registro. Alcanza a Mats Wilander Debut con título En 1982, el sueco Mats Wilander se impuso en Roland Garros el año de su debut en el torneo. Tuvo que llegar Rafa para coneguir la misma proeza en 2005: debutar y ganar. Precoz como los mejores El cuarto más joven Con 19 años y dos días, fue uno de los más jóvenes de la historia en triunfar en un Grand Slam situándose tras Chang (17 años y 109) Becker (17 y 227) y Bjorn Borg (18 y 10) Irrumpe en el top ten Triunfo en el Godó Al vencer en el Conde de Godó 2005 se convierte, desde el ucraniano AndreiMedvedev en 1983, en el más joven en entrar entre los diez primeros del ranking mundial.