Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 Internacional MARTES 30 5 2006 ABC El centro- izquierda italiano confirma su ascenso en las municipales b Las ansias de revancha de Silvio Berlusconi, derrotado por estrecho margen en las legislativas de abril, quedan en agua de borrajas al perder Roma, Turín y Nápoles ABC ROMA. El centro- izquierda italiano conservará las alcaldías de Roma, Nápoles y Turín, y ha creado serios problemas al centro- derecha en Milán en las elecciones municipales celebradas el domingo y ayer, con lo que se desmoronan los sueños de revancha de Silvio Berlusconi, derrotado por un ajustado margen en las legislativas de abril. Las proyecciones elaboradas anoche por el instituto Nexos, con datos obtenidos de entre el 10 y el 20 por ciento de las papeletas escrutadas, anticipaban que La Unión, de izquierda, seguirá administrando muchas de las principales capitales. En Roma, Walter Veltroni (Democráticos de Izquierda) puede obtener el 57,7 por ciento de los sufragios contra el 40,8 de su rival de derecha, Gianni Alemanno (Alianza Nacional) En Turín, ciudad industrial por excelencia y sede de la Fiat, el alcalde, Sergio Chiamparino (Democráticos de Izquierda) obtendría el 64,6 por ciento por el 30,7 del ex ministro demócrata- cristiano Rocco Buttiglione. En Nápoles, la alcaldesa saliente, Rosa Russo Iervolino, se confirmaría en su cargo con el 52,5 por ciento de los votos frente al 42,1 de su rival, Franco Malvano. En Milán, tradicional bastión de la derecha y ciudad natal del ex presidente Silvio Berlusconi, la candidata del centro- derecha y ex ministra de Educación, Letizia Moratti, alcanzaría el 50 por ciento de los sufragios frente al 47,5 de su rival, Bruno Ferrante, ex prefecto de la ciudad, apoyado por la izquierda. Cerca de 20 millones de italianos han sido convocadas a estas elecciones locales parciales. El presidente Uribe recibe la felicitación de sus simpatizantes, tras conocerse su amplia victoria el domingo en Bogotá EPA La reelección de Uribe y el ascenso de Gaviria marcan un hito en Colombia Los partidos Liberal y Conservador se diluyen en el mapa político b El actual mandatario evitó con holgura el tener que acudir a una segunda vuelta, tras lograr una inapelable victoria con el 62,22 por ciento de los sufragios MANUEL M. CASCANTE ENVIADO ESPECIAL BOGOTÁ. La victoria de Álvaro Uribe en las elecciones presidenciales del domingo y los buenos resultados de la izquierda, representada por Carlos Gaviria, ponen fin a un siglo de tradición política en Colombia durante el cual los partidos Liberal y Conservador se alternaron en el poder. Hoy, el Liberal es la tercera fuerza con menos del 12 por ciento de los votos para su aspirante, Horacio Serpa, mientras que el Conservador se ha diluido en la coalición uribista Primero Colombia. Se acabó el bipartidismo: estamos bailando en una pata señalaba con humor negrísimo Antonio Navarro Wolf, senador del Polo Democrático Alternativo, quien perdió un pie en un atentado. Uribe evitó con holgura el tener que acudir a una segunda vuelta tras lograr el 62,22 por ciento de los sufragios (7.360.960 papeletas) convirtiéndose en el candidato con mayor apoyo en la historia electoral de Colombia. Carlos Gaviria, del Polo, obtuvo el 22,03 por ciento de los votos. El ex alcalde de Bogotá, Antanas Mockus, consiguió el 1,24 por ciento, quedando muy rezagados los otros pretendientes. Lírico y exultante se presentaba Uribe ante sus seguidores, minutos des- pués de conocer su arrolladora victoria: Nuestra política seguirá por un camino: la hermandad con todos los pueblos dijo antes de dirigirse a sus rivales políticos, quienes, aseguró, no son nuestros enemigos, sino competidores en la bella competencia de la democracia El reelecto presidente insistió en la necesidad de profundizar en una democracia moderna abierta a las alianzas internacionales y con libertades (y) cohesión social El triunfo de la izquierda Por su parte, Gaviria dijo no sentirse derrotado, al consolidarse su partido como la primera fuerza política del país Estamos celebrando un triunfo: que la izquierda democrática pase ya de los dos millones y medio de votos, pero este triunfo tenemos que saberlo administrar. La promesa que nos tenemos que hacer es seguir creciendo significativamente Serpa, a su vez, le recordó a Uribe que las derrotas electorales hacen historia política, pero las derrotas de los programas gubernamentales escriben la historia de la gente Mockus se felicitaba por el ascenso de la izquierda, ya que los partidos tradicionales hacían acuerdos burocráticos... que eliminaban El actual presidente se ha convertido en el candidato con mayor apoyo en la historia electoral del país una real oposición. Ahora va a ser una oposición más sincera La jornada electoral se caracterizó por la relativa ausencia de hechos violentos, aunque incidentes esporádicos se cobraron la vida de un civil, seis militares y once guerrilleros. Los observadores internacionales de la Organización de Estados Americanos (OEA) avalaron que los comicios se realizaron en un marco de libertad, transparencia y normalidad Uribe venció en 30 de los 32 departamentos en que Colombia está dividida administrativamente. Los dos restantes (La Guajira y Nariño) fueron para Gaviria. El Partido Liberal perdía la hegemonía en los 18 distritos donde obtuvo la victoria en 2002. Uribe es el sexto presidente en repetir mandato en casi doscientos años de historia republicana en Colombia, aunque para ello tuvo que reformar la Constitución. El primero fue Simón Bolívar y el último, López Pumarejo, pero éste gobernó en dos periodos no consecutivos, por lo que el precedente hay que buscarlo en 1891, con Rafael Núñez. Con un nuevo periodo de cuatro años de gobierno en el horizonte, Uribe puede plantearse ya la remodelación de su gabinete sin necesidad de esperar al próximo mes de agosto, como hasta ahora era costumbre. Según el diario El Tiempo, del nuevo Ejecutivo podrían formar parte Enrique Peñalosa, Claudia Blum, Juan Carlos Echeverri, Carlos Holguín, Hernando José Gómez, Luis Alfredo Ramos, Óscar Iván Zuluaga, Rodrigo Rivera y Juan Manuel Santos.