Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 29 5 2006 107 Televisión y radio PEDRO PIQUERAS Director de Informativos de Telecinco Taylor Hicks se proclamó vencedor de la 5 edición de American Idol seguida por 35,4 millones de personas. Unas cifras que convierten a esta entrega en la segunda más vista del formato estadounidense, similar a OT Antes se hacían unos telediarios plomizos, que se veían porque no había otros -Parece obligado hacer balance de estos tres meses al frente de los informativos de Telecinco. -La impresión es buena, pero ha pasado muy poco tiempo. En un informativo se ve el crecimiento a lo largo de un tiempo largo. Las cosas coyunturales no me gusta valorarlas demasiado. Estoy contento sobre todo porque la gente que trabaja aquí está satisfecha, lo que para mí cuenta mucho. ¿Se ha sentido a gusto en su vuelta al sillón? -Lo único que sé hacer en mi vida y que me ha gustado sobre todas las cosas es hacer informativos. -Cuando ha presentado otro tipo de programas, ¿lo hacía obligado? -Exactamente. No voy a hablar de ello, pero era porque alguien me sacaba del informativo, que es mi sitio natural, no porque yo quisiera dejarlo. Pero nunca he hablado de cuando me tocó hacer pasillos en Antena 3 y no voy a hablar ahora. ¿Cómo se cambia la dinámica de un equipo habituado a una persona? -No hay ningún cambio traumático. Juan Pedro (Valentín) y yo somos periodistas y nos llevamos muy bien. Lo único que he cambiado son cosas formales y el hecho de estar yo, que ya cambia bastante en pantalla. Me he encontrado una redacción muy hecha. ¿Prevé más cambios? -No, tenemos que afinar para que la orquesta suene de maravilla. Hay muy buenos profesionales entre los redactores y se trata de que todo funcione como un reloj. En eso estamos trabajando. Nada más. ¿Qué instrumentos necesita afinar más? -Afinar en el sentido de que suene bien el conjunto, que al final es un programa de televisión. La gente tiene que quedar satisfecha con dos cuestiones: si le ha gustado el informativo y si se considera suficientemente informada. No renunciamos a ningún tipo de información, a pesar de las reticencias iniciales, que me llamaron mucho la atención, porque yo venía de RNE, que es un sitio muy serio. No venía ninguna persona del mundo del espectáculo. -A lo mejor no fue tanto por la persona como por el cambio anunciado de hacer unos informativos más accesibles, más sociales. -Cuando hemos tenido que entrevis- En tres meses, Piqueras ha invertido la tendencia de los informativos de Telecinco. El de las nueve, que presenta, ha ganado casi tres puntos, pero todavía quiere afinar la orquesta TEXTO FEDERICO MARÍN BELLÓN FOTO: DANIEL G. LÓPEZ Pedro Piqueras tar a Bono porque dimitía esa mañana lo hemos tenido en directo. Y hemos ido al País Vasco los primeros cuando la tregua. Aunque en su momento haya costes de audiencia, hay que estar donde hay que estar. -Usted sí dijo que los informativos iban a ser más neutros. -Lo que dije es que yo soy neutro políticamente. En ese sentido, si hay que ser críticos se es con todos. Tenemos que dar lo que la gente espera de una televisión independiente. Y ha sido así siempre. ¿No son algo más blandos con el Gobierno que antes? -No ha ocurrido un Prestige. Si hubiera uno ahora, eso nos daría la medida de si somos críticos o no. -Si escucha a la oposición, estamos en una España que se hunde. -Bueno, pero no hay un tema así que digas... Y cuando hay que ser críticos lo somos. Eso seguro. De hecho, con el tema de la seguridad en las casas, por ejemplo, con asuntos muy sensibles como los sellos, que pueden afectar al Gobierno, ahí somos muy críticos. ¿Se reciben muchas presiones en su puesto? -Pues no. Las presiones admisibles en cualquier caso serían las de mi propia empresa, que mantiene un respeto absoluto por lo que hacemos. Eso ha caracterizado a Telecinco en toda su historia. Dicho esto, todo el mundo quiere salir el más guapo y con más pelo en la tele. ¿Qué opinaría un director de informativos de hace diez o quince años que de repente viera un telediario de los que se emiten hoy? -Yo esa evolución la he previsto hace tiempo y no me llama la atención, porque en EE. UU. se hacía ya la televisión que hacemos aquí ahora. Es un cambio normal. Si se pusieran en antena los informativos de antes no tendrían más de un 6 por ciento de audiencia. ¿Y le gustaría al director de hace quince años un informativo actual? -Se sorprendería. Pero es más fácil que al de antes le gustara lo de ahora que al revés. Ahora vivimos más cerca de la sociedad de la que informamos. ¿Han perdido sustancia los telediarios? -Son diferentes. El periodismo evoluciona, como todo en la vida, y estamos haciendo los informativos acordes con la sociedad en la que estamos. Antes se hacían unos informativos plomizos, que se veían porque no había otros. ¿En algún momento ha podido abusar Telecinco del efecto Alonso? -Creo que el efecto Alonso está muy medido. Es un hombre que vende y yo creo que Telecinco hace una muy buena explotación, en el buen sentido, de un fenómeno por el que apostó cuando alguien dejó de apostar. ¿Los informativos son el talón de Aquiles o el punto fuerte de la programación de Telecinco? -Ni una cosa ni otra. Son un elemento importante de su programación.