Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 29 5 2006 Deportes ALEMANIA 2006 A 11 DÍAS DEL COMIENZO 97 Zonas muertas Casillas S. Ramos Casillas Pablo Puyol A. López S. Ramos Senna Albelda Cesc L. García Villa Torres Torres Raúl Xavi Xabi Alonso Pablo Puyol Movimientos jugadores Cambios Casillas Pablo A. López Xabi Alonso Iniesta Xavi Iniesta Joaquín Raúl Villa (Reyes) Torres Reyes S. Ramos Puyol 1 parte (4- 3- 3) 1 parte (comienzo) (4- 3- 3) (4- 3- 1- 2) Raúl, medio punta; con la entrada de Reyes se gana la banda izquierda El cuádruple cambio del descanso supuso una mínima variante táctica. Raúl se colocó, centrado, por detrás de Torres y Villa. Las bandas seguían muertas. La entrada de Reyes (m. 61) por Villa permitió al menos ganar la izquierda, pues el sevillano se escoró más a la línea y desde allí buscó el regate y el remate. Mejoró el equipo con este reajuste hasta el punto de que Raúl y Reyes fueron los más activos del mismo. La banda derecha siguió desierta, aunque Torres se escoraba a ese lado. Entrada de Joaquín (3- 3- 4) (3- 5- 2) Luis García al centro como media punta cuando el rival tiene el balón El 4- 3- 3 del arranque tenía movimientos programados que los jugadores cumplieron obedientemente. El que más llamó la atención fue el de Luis García, que abandonaba su posición en la derecha cuando el portero rival sacaba de puerta y el contrario tenía el balón. Cuando España recuperaba el esférico, automáticamente se desplazaba a su posición original. Los cambios de posición de los tres hombres de arriba fueron constantes, tanto como su presión a la salida del balón. Defensa de tres, costados cubiertos, dos delanteros y tres lanzadores Veinte minutos para la tercera variante táctica. Luis se desnudó atrás para cubrir, por fin, las bandas. Un dibujo a caballo entre el 3- 4- 3 y el 3- 5- 2 Joaquín y Reyes, en las bandas. El bético, más adelantado, más extremo, no entró casi en juego. El ex sevillista, con más recorrido, partiendo desde más atrás, mantuvo su intensidad. Está fino. Raúl y Torres se reconvirtieron en dos delanteros centro jugando casi en el área. Se usaron más las bandas, pero tampoco se supo sacar provecho. La alarma llega por los laterales y las bandas El mal partido de Sergio Ramos y Antonio López y la falta de juego exterior preocupa al técnico E. O. MADRID. Luis, tenemos un problema. Como Houston con el Apolo XIII. En su primer ensayo general la selección dejó al descubierto una avería que debe ser corregida lo antes posible porque para todo equipo de fútbol que se precie, las bandas siempre deben estar bien cubiertas tanto en defensa como en ataque. Olvidarse, despreciar esos metros preciosos, puede resultar fatal. Afortunadamente el primero que está al tanto del problema y reconoce estar disconforme con el rendimiento el sábado de los hombres exteriores es el propio seleccionador, que desde ayer ya está buscando las piezas que corrijan la vía de agua. Con nuestra forma de jugar, con tres hombres por dentro en ataque, los laterales son importantísimos. Los dos tienen que incorporarse al ataque. Alternativamente, por supuesto, no los dos a la vez, pero llegando hasta el fondo y centrando, no quedándose en tierra de nadie. Vamos a hablar. Defensivamente, creo que los movimientos están bien asimilados, pero en ataque tenemos que corregir cosas. Para la derecha también tenemos a Salgado y para la izquierda a ver qué pasa con Del Horno. Hay que mejorar Y es que ni Sergio Ramos ni Antonio López cumplieron ante Rusia sus funciones. Los dos se mostraron remisos en ataque. Ocuparon las bandas, pero no las aprovecharon. Los laterales cuando hacen daño es cuando llegan por sorpresa y ellos ni lo hicieron de continuo ni esporádicamente. El madridista extraña el puesto. Subió dos veces contadas y en una se creyó Garrincha, con taconcito incluido que no pasó inadvertido para el cuerpo técnico. En el resto se limitó a tirar centros que siempre daban ventaja a los gigantescos defensas rusos. Balones frontales que sus compañeros de ataque, que tampoco son especialistas en el juego aéreo, nunca tuvieron oportunidad de rematar. El rojiblanco, por la otra banda, tampoco profundizó. No aprovechó las dia- gonales de Villa y los muchos metros que tenía por delante. Se acomodó en centros laterales desde la mitad del campo contrario que nunca encontraron un destino ventajoso. Seguirá con el 4- 3- 3 Su falta de profundidad provocó que la selección desperdiciara las bandas durante una hora de partido. La izquierda hasta que entró Reyes y la derecha se corrigió en parte con la presencia de Joaquín, aunque el bético tampoco estuvo muy participativo. Si el espejo en el que se debe mirar el equipo con el 4- 3- 3 debe ser el Barça, los laterales tienen que dominar sus zonas como lo hacen Belletti y Gio. Como aspectos positivos del partido hay que valorar las aportaciones de Raúl y Reyes. Los dos dieron profundidad al ataque. Cada uno a su manera, aunque no terminaron de remediar la falta de puntería generalizada del equipo, que enmascaró los buenos movimientos y la presión constante de Villa, Torres y del acelerado Luis García. El medio campo del primer tiempo convenció a Luis. La suplencia de Xabi Alonso tiene tintes psicológicos. El técnico quiere que el de Tolosa apriete un poco más y no se relaje lo más mínimo. Confía mucho en la madurez adquirida en el Liverpool y sólo estando al ciento por ciento podrá sentar a Albelda. Senna y Cesc seguirán como titulares. A pesar de todos los cambios tácticos, el sistema elegido y con el que se seguirá ensayando será el 4- 3- 3 SI ESTÁN LOS MEJORES, QUE VENGA PERNÍA ENRIQUE ORTEGO P osiblemente mañana, Luis Aragonés tenga que tomar otra decisión delicada. Lo normal es que Del Horno cause baja definitiva por la lesión que arrastra desde hace meses, y que no le ha surgido en esta concentración. Esa es otra. El jugador ha escondido su dolencia en su loable afán de jugar un Mundial. Humano, pero arriesgado y poco solidario. El dilema vuelve a surgir. ¿Debe llamar el técnico a Pernía? Su obligación- -la suya y de todo entrenador- -es contar siempre con los mejores y que además estén sobre el campo. Si nos ajustamos a esta premisa, Pernía debería ser el recam- bio de Del Horno, y así piensa al día de hoy el seleccionador. El futuro jugador del Atlético ha tenido a lo largo de toda la temporada un mejor rendimiento que Capdevila, que es la otra alternativa. No le avalan precisamente sus diez goles, que estoy de acuerdo con el seleccionador en que los defensas no están para estos menesteres, aunque siempre vengan bien sus dianas. Su candidatura se basa en sus cualidades futbolísticas y las necesidades que tiene el equipo de un defensa izquierdo de sus características, y más después de ver el partido del sábado. El hispano- argentino ha demostrado ser un lateral de oficio. Cuida su banda y se perfila al ataque cuando ve metros por delante. Su añadido llega a balón parado. Es un especialista de la rosca y en la selección actual no sobran... Por todo lo expuesto, Pernía debe ser el elegido. Al fin y al cabo, Luis lleva tiempo pensando que es el mejor en su puesto. Nunca es tarde.