Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
88 Deportes CAMPEONATO DEL MUNDO DE FÓRMULA 1 GRAN PREMIO DE MÓNACO LUNES 29 5 2006 ABC La telemetría demostró que Schumacher frenó más del doble en la famosa curva que en las 22 vueltas anteriores. ¿Y no fue capaz de controlar el coche a 16 por hora? se preguntan los comisarios. Por eso fue sancionado Cazado por la caja negra TEXTO JOSÉ CARLOS CARABIAS MÓNACO. La apariencia bondadosa de Michael Schumacher, su cartel de embajador mundial de la Fórmula 1, su honorable trayectoria como siete veces campeón del mundo no pasó el tamiz de La Rastasse, la curva donde aparcó el sábado el Ferrari para torpedear a Fernando Alonso. Detrás de su estampa impecable, de su aura legendaria que traspasa las fronteras del deporte, asoma desde el sábado su colección de chapuzas, convenientemente aireadas desde el paddock Ayer, Ferrari se quedó solo en la defensa de su campeón. Antes de que saliese el sol ya circulaba por la sala de Prensa el comunicado de Jean Todt, jefe supremo de la escudería: No estamos en absoluto de acuerdo con esa decisión. Una decisión de este tipo crea un serio precedente que descarta el error del piloto El sábado por la noche corrió como la pólvora el reguero de la amenaza. Si era descalificado o enviado al pozo de la parrilla, Michael Schumacher se planteaba no correr en señal de protesta. Eso decían sus mensajeros y eso anunciaba su cara desencajada, custodiada por el ejército de hombres rojos de Ferrari en la noche monegasca. Fue el síntoma de la soledad. Michael Schumacher no encontró defensa entre las gentes de la Fórmula 1. Aquí no hay amigos, sólo cuenta el negocio. Un jurado compuesto por tres comisarios, el español Joaquín Verdegay, el británico Tony Scott Andrews y el francés Christian Calmes, sudó la gota fría para firmar un comunicado en el que Schumacher recibió la mayor sanción de su vida: de la pole al último puesto. El 116 es un artículo muy delicado del reglamento porque en su espíritu pone a prueba la reputación del piloto explicó Verdegay. necesario. ¿A 16 kilómetros por hora no es capaz de sujetar el coche cuando antes lo había hecho entrando a 200? contó Verdegay, abogado madrileño de 49 años, vicepresidente de la Federación Española de Automovilismo y juez de la FIA. La caja negra condenó a Schumacher al último puesto. La velocidad de paso por la curva fue lentísima respecto a los otros giros- -sigue Verdegay- Y después de seis horas de reunión no se juzgó su intención porque eso es indemostrable, si quiso perjudicar a otros y tal. Lo que se juzgó es que se paró deliberadamente Leyenda negra Cinco centímetros más allá, el piloto alemán habría sido exculpado porque las pruebas lo hubieran decretado. Si choca contra la valla, se hubiera salvado porque entonces habría dañado el coche y no se podría demostrar que se detuvo intencionadamente. Pero no fue así A raíz del incidente, la leyenda negra de Michael Schumacher reapareció por las hemerotecas. Los teletipos recuerdan que fue campeón del mundo en 1994 porque colisionó con Damon Hill en la última carrera y que intentó lo mismo, sin éxito, en 1997 con Jacques Villeneuve. Y que en 1994 fue sancionado con dos carreras por no respetar la bandera negra de exclusión en Inglaterra. La repercusión de la maniobra del sábado provocó desconcierto en Ferra- Schumacher paseaba de esta guisa ayer por el paddock ri, un equipo acostumbrado a que se le rinda lógica pleitesía por sus andanzas en la Fórmula 1. Pero esta vez no hubo disculpa. En Francia, un país capaz de machacar su carrera ciclista- -el Tour- -en lucha contra la lacra del EPA dopaje, Schumacher recibió ayer latigazos varios. Indigno de un campeón Incalificable Schumacher Grosero y tramposo fueron algunos de los titulares que saludaron su maquiavélica acción. Ningún piloto ha venido a decírmelo a la cara Michael Schumacher mostró en el circuito de Montecarlo las dos caras que le han convertido en el número uno indiscutible de la Fórmula 1 durante mucho años. El sábado sacó a relucir el niño malo que lleva dentro y los comisarios le castigaron por ello. El domingo volvió a ser el ángel de la pista, el piloto capaz de asombrar a amigos y enemigos con una conducción casi perfecta. Acabada la jornada, y después de una remontada que le llevó al quinto puesto- -Massa salió una posición antes y acabó cuatro por detrás- dio su versión sobre lo sucedido en el Gran Premio: No he pensado ni un segundo en lo que pasó el sábado y me he concentrado en la carrera. Estoy acostumbrado a que se desaten polémicas en torno a mi persona y a ser criticado Ya lanzado, Michael no eludió lo sucedido: Nadie más que yo estaba en el coche cuando se produjo el incidente. No sabía dónde se encontraba Fernando, estaba muy concentrado en mi vuelta. Hay razones objetivas que explican lo que pasó y ninguna persona ajena al equipo Ferrari puede juzgarme, porque no las conocen Schumacher entra en la zona de las disculpas: Estoy desolado por lo que ha pasado, pero puedo asegurar que no fue intencionado Y llega el momento de referirse a las críticas recibidas por parte del resto de los pilotos: De los que han hablado públicamente, ninguno ha venido a decírmelo en la cara. Así es la vida, uno tiene detractores y críticos como tiene amigos y partidarios. No creo que la Fórmula 1 sea diferente a otras actividades Resueltas las cuestiones polémicas, el capitán de Ferrari analiza la marcha del Campeonato del Mundo: En lo que concierne al Mundial, el título está muy lejos de tener dueño. Sólo se han corrido siete carreras esta temporada y quedan muchísimos puntos por disputar. Los que me conocen saben no voy a abandonar. Y esta carrera demuestra que es así Pruebas concluyentes Finalmente, el trío no juzgó la intención, sino las pruebas. Como H en CSI. En la telemetría está la información. La medición de todos los parámetros de un fórmula 1 registrados en una monitorización automática que se transmite por comunicación inalámbrica. Es la caja negra de un F- 1. Por la telemetría sabemos que Schumacher frenó en esa curva más del doble, el cincuenta por ciento más, que en el resto de las vueltas anteriores (dio 22 antes de aparcar) El contravolante que hizo resultó patético porque la velocidad demuestra que era in-