Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
62 Toros LUNES 29 5 2006 ABC EL APUNTE DE PARRA Durante los 75 años de historia de Las Ventas, las doctas manos de sus cirujanos han salvado la vida de más de tres mil hombres de oro y plata en la enfermería, escenario de la otra lidia con la muerte Los ángeles de la guarda de los toreros TEXTO: ROSARIO PÉREZ ENTREBARRERAS La ovación de Madrid compensa tanto esfuerzo R. P. MADRID. No era fácil venirse arriba y jugarse la vida después de esa cogida tan fea que sufrió mi banderillero, pero yo quería cortar las orejas y tenía que ponerme en el sitio manifestó Robleño al término del festejo. El torero de San Fernando destacó la ovación de Madrid, que compensa tanto esfuerzo La pena es que mi primera faena bajó el nivel a última hora, pues tal vez me aceleré- -explica- En el quinto, el borrón fue la espada, aunque me encontré muy a gusto, porque venía con ansias de triunfo Ramos definió así su lote: El que rompió plaza fue una alhaja, y aun así mostré mi disposición, como se vio en la estocada. El cuarto resultó muy complicado y sabía lo que se dejaba atrás Sergio Martínez reconoció que tal vez debí picar más al tercero, aunque yo quería que transmitiera Y consideró que el sexto tuvo calidad, pero no ha sido suficiente para triunfar Don Máximo me salvó la vida Son palabras de Julián de Mata, quien en 1975 habló de tú a tú a la muerte cuando actuaba de sobresaliente, después de caer heridos Ruiz Miguel y Antonio José Galán en un aciago mano a mano en Las Ventas. El pitón se hundió por mi espalda y quedó a un centímetro del corazón. Si hoy puedo contarlo es gracias al doctor García Padrós, que por aquel entonces era ayudante de su padre, don Máximo García de la Torre García de la Torre y García Padrós, junto a sus predecesores- -Jacinto Segovia y Luis Jiménez Guinea- han lidiado con la parca desde la enfermería. Sus sabias manos han devuelto la vida a los más tres mil hombres de oro y plata que acabaron en el hule a lo largo de los 75 años de historia del coso. Los pitones partieron su cuerpo y regaron de sangre el albero hasta llegar, en brazos de las cuadrillas, al dispensario de la Monumental. En estos tres cuartos de siglo hemos tenido 10.860 asistencias, no sólo de toreros, sino también de personal de la plaza y de espectadores, pero más de 3.400 han sido gentes del toro indicó Máximo García Padrós, cirujano jefe del coso venteño desde 1985, en una brillante conferencia en el Aula Bienvenida. Estas cifras reflejan la cara más amarga de la Fiesta, en la que en cuestión de segundos puede cruzarse la frontera de la gloria hasta sumirse en el drama más profundo. Cinco son los fallecidos que forman la lista azabache de Madrid: el novillero Félix Almagro (1939) el matador Pascual Márquez (1941) los banderilleros El Coli (1964) y El Campeño (1988) y el carpintero Pablo Pérez (1957) Por fortuna- -señaló el doctor Padrós- son muchísimos más los que han sobrevivido En el extenso parte de guerra, con más de 350 toreros heridos de gravedad, figuran nombres como los de Antonio Bienvenida, Juan Posada, Julio Aparicio, Curro Puya, Ma- Las manos de los cirujanos venteños han devuelto la vida a numerosos diestros nolo Vázquez, Emilio Oliva, Manuel Benítez El Cordobés Jaime Ostos, Curro Vázquez, Joselito y Lucio Sandín. Aunque el toro no entiende de anatomía- lo mismo atraviesa el cuello que desgarra una pierna el 85 por ciento de las cornadas se producen del ombligo para abajo, siendo los muslos una de las zonas más dañadas co o siete minutos de sufrir la cornada Y puntualizó que esta celeridad en la intervención es la que permite a los espadas reaparecer con esa sorprendente velocidad: Si no se actuase con semejante rapidez, tendrían una convalecencia mucho más larga y, además, las secuelas serían más grandes La mejor recompensa: Siempre es motivo de satisfacción y orgullo ver que un torero vuelve a los ruedos con más afición y ganas de triunfar, pese a saber que su existencia corre peligro Con una entrega absoluta a una profesión muy atada -hasta el punto de que el día de su boda le avisaron a él y a su padre para operar al mexicano Manolo Martínez- Máximo García Padrós y su equipo protagonizan, temporada tras temporada, el quite de oro de San Isidro. Son los ángeles de la guarda de los toreros. Pautas en el quirófano También desbrozó las pautas a seguir cuando ocurre un percance: En primer lugar, hay que estar pendientes de la lidia, puesto que es fundamental observar el momento de la cogida para ver la caída y hacerse una idea de cuál es la parte más afectada. Una vez que el torero se encuentra en quirófano, el siguiente paso es desnudarlo, explorar las lesiones y decidir el tipo de anestesia. La operación se realizará a los cin- El cartel de hoy El Califa López Chaves Javier Valverde Cuadri Representante: Fernando Cuadri Vides. Divisa: morada, amarilla y blanca. Antigüedad: 8- 4- 1956. Señal de oreja: rabisaco en la derecha y despuntada en la izquierda. Procedencia: Cuadri. Nacimiento: Játiva (Valencia) 18- 4- 1974. Alternativa: Játiva, 1- 5- 96. Padrino: M. B. El Cordobés Testigo: Sacromonte. Toros de Nazario Ibáñez. Nacimiento: Salamanca, 1- 8- 1977. Alternativa: Salamanca, 15- 9- 1998. Padrino: Joselito. Testigo: Enrique Ponce. Toros de Capea. Nacimiento: Salamanca, 22- 12- 1977. Alternativa: Salamanca, 12- 6- 2002. Padrino: Paco Ojeda. Testigo: El Juli. Toros de Antonio Bañuelos.