Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 29 5 2006 Sociedad 51 pa durante 2.500 metros, incluidos los 50 que la separan desde el Pórtico de la Gloria al altar catedralicio, casi un infinito. Es una historia de amor, casi única, en un mundo donde a los afectados no sólo se les rompe el cerebro sino también el corazón y el patrimonio, si lo tienen. De lo contrario, quedan encerrados en sus casas, olvidados. Un mundo donde a las madres se les retira la custodia de los hijos, como a Rocío, donde las familias se rompen. ¿Tienes esperanzas? José contesta, mientras recorre el camino lucense: Las justas, nunca se pierden. Está avanzando. La vida se nos ha roto... pero hay que seguir adelante, con ella Ocho kilómetros, andando Durante tres etapas por el Camino nadie quiere recordar el pasado. Sólo se piensa en un futuro donde un metro es paso y medio en situación normal, pero casi cuatro si estás enfermo. En Tierra de Campos hay quien cubre por su propio pie tres kilómetros. Y en Ponferrada, otros tres, y en Palas de Rei, 2.500 metros más... Es el caso de José, 27 años, tres años después de que una lesión cerebral le provocase una hemiplejia. Estaba haciendo el doctorado en Ingeniería de la Información. Los médicos no apostaban por mi hijo, decían que si vivía sería un vegetal. En el parte escribían: Los familiares dicen que les reconoce pero no se lo creían cuenta José Luis, empresario de Córdoba que se ha llevado a toda la familia a Madrid para dar la mayor calidad de vida posible a su hijo en la Fundación Lescer. Si un negocio no vale para esto, no es negocio A su hijo le toca Voluntad frente a fuerza física, los contrastes del Camino a su paso por Palas de Rei (Lugo) leer parte de la invocación al Apóstol: Nosotros hemos tenido suerte en la desgracia... gracias por habernos permitido disfrutar de momentos de felicidad Cuando José lee en el altar mayor, Marta, una de las logopedas, llora. No resiste que con su trabajo tres personas puedan hablar en ese momento. Días antes decía: Mi objetivo es lo elemental, que puedan pedir una carta en el restaurante, que de expresarse con tres palabras pasen a utilizar 30 dos meses después Por eso llora. Por pacientes como Raúl, que en diez minutos emplea 33 palabras y con ellas organiza un lenguaje propio, entendible, o como Pedro, que tras sufrir un accidente mientras escalaba lucha por cuatro asignaturas de Filosofía, cuando antes ya había llegado a cuarto de Ingeniería Industrial. En la invocación al Apóstol se escuchan frases como te pedimos que llenes de fuerza a todos los que están a nuestro alrededor Puede haber otra vida, si se quiere y, desgraciadamente, si se tiene dinero. Hasta que vengan las administraciones. ¿Existen?