Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 Opinión LUNES 29 5 2006 ABC EL OBSERVATORIO EN FIN LA NECESIDAD DE LA TREGUA lo largo de la escalofriante historia de ETA ha habido momentos en los que se pudo palpar la posibilidad real de acabar con la banda terrorista. Pudo ocurrir, por una extraordinaria rebelión social, tras el asesinato de Miguel Ángel Blanco, pero lo impidió entonces el PNV, que temió que la oleada de indignación terminara también con el nacionalismo e inició un proceso que culminó en el Pacto de Estella. Las conmociones ciudadanas, además, suelen ser pasajeras. Pero sí se inició un movimiento ciudadano que modificó la percepción de ETA y el modo de luchar contra ella. Lo que vino después, la firmeza judicial y política, el aislamiento de quienes apoGERMÁN yaban el terror, la eficaYANKE cia policial y de los procedimientos ajustados al Estado de Derecho, el abandono de los viejos complejos, el Pacto Antiterrorista como confirmación y garantía para el futuro de esa misma línea, la reforma de la ley de Partidos y la ilegalización de Batasuna, tiene su origen en lo que ocurrió en torno al asesinato de Miguel Ángel Blanco y lo que se dio en llamar el espíritu de Ermua El convencimiento da más y mejores resultados que las conmociones, aunque a veces aquel necesite del impulso de estas, y, gracias a ello, ETA llegó a un punto en el que se volvió a palpar la posibilidad de su fin. El mito de que la banda era invencible, el del empate infinito quedaron arrumbados. Y, además, ya no se veía salvación ninguna en los nuevos intentos soberanistas del nacionalismo vasco, plan Ibarretxe incluido. Lo lógico sería pensar que el alto el fuego aún vigente, verificado al parecer por el Gobierno, es la consecuencia de todo ello, la aceptación de que todo debía terminar porque, para los terroristas, todo había fracasado. Resultaba un tanto sospechosa la insistencia del presidente del Gobierno en que eso iba a ocurrir, la aceptación de un supuesto cambio en Batasuna, la prisa por la declaración del Congreso de hace un año porque, de algún modo, se podría pensar que se estaba haciendo, secretamente, otra cosa distinta a la que se había demostrado eficiente; que había, de un modo u otro, una negociación de algún tipo para conseguir la formalidad de la tregua antes del resultado esperado de una estrategia necesariamente lenta y costosa. Como si otra conmoción, la del entusiasmo momentáneo, debiera sustituir al convencimiento. Llegó el alto el fuego y, a pesar de todo, los ciudadanos se pusieron del lado del presidente en un proceso que pasa por momentos complicados. Quizá el Gobierno, antes que empeñarse por todos los medios en salvarlo debería convencerse de que el alto el fuego conveniente es aquel al que se ve obligada la banda, no el que hipotéticamente necesite el Gobierno. Porque de una u otra actitud depende lo que se ponga ahora sobre la mesa. DE MAL EN PEOR cación tenía que ver más con la lectura que con las mateprincipios de la semana pasada se asomaba a máticas: el enunciado era demasiado extenso. Los las páginas de algunos (pocos) de nuestros diaalumnos españoles no soportan tener que leer tres lírios, de forma sospechosamente discreta, una neas y media noticia inquietante. Una de esas noticias de las que sí La clave para la solución de un problema que, por lo atañen muy directamente al futuro de las generaciones visto, no hace sino empeorar no está en la fabricación de venideras y que, sin embargo, quedaba ahogada en el nuevos programas y nuevas leyes, una disciplina en la marasmo de estatutos, altos el fuego y afinsas varias que que España sí saca varios cuerpos de ventaja al agotan las preocupaciones oficiales del stablishresto de los países desarrollados del mundo. No ment político- mediático español. sólo producimos planes como churros cada dos El coordinador para España de Pisa (Prograpor tres (habitualmente con cada cambio de Goma Internacional para la Evaluación de los Alumbierno) sino que estamos en vías de crear diecisienos) Ramón Pajares, adelantaba el lunes pasado te sistemas educativos diferenciados. En el país algunas de las conclusiones para nuestro país del con más éxito del mundo en el terreno de la educainforme correspondiente a 2006, centrado en esta ción, Finlandia, todo su programa de estudio caocasión en el conocimiento de las ciencias. Las previsiones no pueden ser menos optimistas. Em- EDUARDO SAN be en un folleto revelaba hace año y medio el MARTÍN responsable internacional del programa, Anpeoran, según los datos disponibles, las concludreas Schleicher, en una entrevista a El País La solusiones de la evaluación llevada a cabo hace tres años, ción no está en las leyes, añadía, sino en dos factores enfocada entonces en el examen de las matemáticas. especialmente descuidados en nuestro país: un consenAlgunos de los datos de las conclusiones del aquel inso sobre las competencias y los resultados que quereforme de 2003 ponían los pelos de punta: los estudiantes mos para nuestros alumnos y el trabajo de los profesoespañoles de secundaria ocupan el puesto 23, entre los 30 res. Un reportaje publicado ayer mismo en nuestro supaíses de la OCDE, en la resolución de problemas mateplemento XL Semanal ilustraba dramáticamente sobre máticos sencillos; en la misma materia, del mismo mocuál es la situación de muchos de nuestros enseñantes do que en conocimiento de las ciencias y lectura (la terceen sus centros. En Finlandia los profesores trabajan ra de las materias examinadas por Pisa) el 23 por ciento juntos, comparten conocimientos, esto es tan importan (tres puntos más que en el primer informe de 2000) no te como el salario recordaba Schleicher. En España, alcanzaba un nivel mínimo; y sólo uno de cada cien muchos profesores bastante hacen con poner el pellejo a alumnos españoles se situaba entre los mejores, un porbuen recaudo cada día. centaje cuatro veces inferior a la media europea. El informe de hace tres años analizaba en especial disAunque cada examen trienal escruta con preferencia tintas regiones. En España fueron tres las que se someuna de las tres disciplinas mencionadas, también se evatieron a ese examen separado: Cataluña, País Vasco y lúan las dos restantes, en el entendimiento de que el doCastilla y León. ¿Adivinan cuál obtuvo mejores resultaminio de cada una de ellas influye muy directamente en dos? No, no las que están pensando. Castilla y León, una la comprensión de las otras dos. Pajares ponía un ejemregión sin problemas lingüísticos, superaba no sólo la plo: en la resolución de un problema matemático, los media española sino también la de la OCDE. No sé si eso alumnos españoles se habían desempeñado particularquiere decir algo, pero, como dicen en Cataluña, yo me mente mal (sólo lo había resuelto un 29 por ciento, frente lo haría mirar. al 61 por ciento de los alumnos de la OCDE) Pero la expli- A A