Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 28 5 2006 Deportes TENIS ROLAND GARROSO 77 La historia, contra la final deseada por todos Desde 1984 (Lendl- McEnroe) el título no lo disputan los números uno y dos del mundo D. P. PARÍS. Nadal es el gran favorito asegura Roger Federer. El número uno, es él. Además yo ya lo he ganado le responde el español. Llevan así toda la semana. Pasándose la bola de la presión. Uno y otro saben, que si no ocurre nada extraño, están llamados a ser los finalistas el próximo 11 de junio y por eso intentan quitarse responsabilidades. Sin embargo, no está tan claro que el título lo diriman entre ellos. Quedan por delante dos semanas muy duras y la historia no es una buena aliada. Y pueden citarse bastantes maldiciones que deberán romperse para que lo consigan. Por ejemplo, desde 1984, cuando se enfrentaron en la final Ivan Lendl y John McEnroe, no alcanzan el último partido los números uno y dos del mundo, ni siquiera los dos primeros cabezas de serie del torneo. Además, Roland Garros es una cita que siempre ha sido desagradecida con los grandes campeones. Aquí nunca consiguieron alcanzar la final ge- Nadal se exhibió ayer en París AFP nios como John Newcome, Arthur Ashe, Boris Becker, Jimmy Connors, Pete Sampras y, de momento, el propio Roger Federer. Otro grande como Stefan Edberg sí fue finalista (1989) pero no campeón Tampoco puede fiarse Nadal porque los antecedentes de su posible gesta no son muy halagüeños para los españoles. Sólo Sergi Bruguera fue capaz de defender su título con otro éxito y eso ocurrió en 1993 y 1994. Ningún otro jugador nacional ha conseguido un doblete. Ni siquiera Arantxa lo logró. Ganó en 1989 y cayó en segunda ronda al año siguiente. Repitió en 1994 y el 95 se quedó en finalista. Y sumó su tercer título en 1998, para caer en 1999 en semifinales. Los últimos antecedentes inquietan aún más: Moyá fue octavo finalista en 1999, Albert Costa, semifinalista en 2003 y Juan Carlos Ferrero, segunda ronda en 2004. Todo esto da idea de lo complicado que es ganar en París, por lo que el mallorquín aseguró: No sería un drama perder. De hecho caer aquí es lo más normal, lo extraño es ganarlo Rafa, favorito para los campeones españoles SILVIA BALLESTEROS VALENCIA. La pregunta del millón, la que todos los aficionados se hacen- ¿Quién va a ganar Roland Garros? -la contestan algunos de los más significados campeones del torneo parisino. Los que más deberían saber, los que lo han ganado o han estado a punto alguna vez, lo tienen claro. Mayoritariamente destacan a dos favoritos- -Roger Federer y Rafael Nadal- -y casi todos ponen al español un peldaño por encima del suizo. Si los sabios del tenis no meten la pata, se verá en París una final entre Nadal y Federer y el malloquín levantará por segundo año consecutivo la Copa de los Mosqueteros. perder. Todo el mundo tiene un día malo Andrés Gimeno Campeón en 1972 Nadal es el favorito por lo que he visto en la temporada de tierra, aunque la clave estará entre Federer y Nadal, pero sin olvidarse de jugadores como Ferrero, Moyá y algún otro, tal vez un argentino, que se destape en el último momento. El torneo es muy largo y pueden pasar muchas cosas quiere decir que va ganar Roland Garros. Para que Federer le supere tienen que darse demasiadas casualidades y pasar demasiadas cosas, pese a que que el suizo se ha acercado mucho Tomás Carbonell Campeón de dobles mixtos 2001 Sin lugar a dudas, si hay que dar un favorito, no hay más remedio que dar el nombre de Nadal porque sigue siendo el más fuerte en tierra batida y no he visto todavía ningún jugador que le pueda ganar. Siempre se puede perder algún partido, pero creo que tiene más posibilidades que ninguno E. Sánchez Vicario Campeón de dobles 1988 y 1990 Pienso que el ganador en París podría ser Nadal por muchos motivos. Primero, por su sistema de juego que es ideal para la superficie; luego, por su forma de estar en la pista, básicamente por esa actitud ganadora que demuestra y, sobre todo, porque marca las diferencias con el resto de los jugadores por la entrega física y mental que derrocha cuando se pone a jugar en pista de tierra Manuel Orantes Finalista en 1974 Desde mi punto de vista Nadal no tiene ahora mismo rival en tierra batida y, en consecuencia, debería ser el ganador. Sus rivales salen ante él con mentalidad de víctimas. No creo que haya nadie capacitado ahora mismo para vencerle es esta superficie Albert Costa Campeón en 2002 Es difícil vaticinar un ganador porque hay dos favoritos, Federer y Nadal. Pero si he de decir uno, diría Nadal porque, aunque el suizo sea un poco mejor técnicamente, en pista de tierra el juego de Nadal se adapta más. Y físicamente es más fuerte también Manuel Santana Campeón en 1961 y 1964 Diría que Rafa Nadal es el principal candidato a revalidar su título, porque demostró que para él no existe ningún síndrome post- lesión. Después de mucho tiempo parado ha vuelto a ser invencible en tierra batida. No veo a nadie que pueda hacerle sombra. Por su juego, pero sobre todo por su mentalidad. Siempre quiere ganar y siempre, pase lo que pase, cree es capaz de ganar. Ahí estriba su fuerza y su superioridad sobre el resto Carlos Moyá Campeón en 1998 Yo creo que hay dos favoritos por encima del resto y son, claro está, Nadal y Federer, aunque tampoco debe descartarse a otros. Federer ha dado un salto cualitativo en tierra, juega mejor tácticamente y ha demostrado, como en la final de Roma, que puede estar incluso a un nivel superior al de Rafa. Todo el mundo puede Guillermo Vilas Campeón en 1977 Por lo que ha demostrado hasta ahora, Rafael Nadal no tiene rivales en la arcilla. Ha igualado mi récord (53 partidos seguidos) y creo que puede llegar a más de ochenta encuentros seguidos sin perder. No veo a nadie que pueda pararle y eso Juan Carlos Ferrero Campeón 2003 Cualquiera de los españoles que esté muy en forma puede conseguir el título. Está claro que si Rafa juega bien es un candidato a defender el título del año pasado y supongo que Federer también tendrá ganas de ganarlo después de haber perdido tantas veces. Apostar por uno solo es muy difícil