Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
56 Cultura 65 FERIA DEL LIBRO DE MADRID La hoguera de las vanidades DOMINGO 28 5 2006 ABC Rafael Azcona: Aquí, en España, se nos educaba para morir bien El maestro de guionistas publica, libre de censura, su novela Los europeos b A sus 79 años ha escrito 90 pelí- a los guiones y son de Berlanga El guión: He escrito sobre gente de clase media baja. En la intimidad de los millonarios nunca he entrado. No sé cómo hablan, ni qué hacen. Nunca me han dado pelota. El guión se debe sumir en la película y desaparecer. Cuando comencé a escribir nunca pretendí convertirme en una persona con títulos de gloria, sino ganarme la vida. Comienzo escribiendo novelas de humor, pero cuando entro en el cine descubro que es mucho más fácil ganarse la vida escribiendo guiones que fabricando novelas. Y deserto, pues, de la novela El cine de hoy: Me parece que en España se está haciendo un cine estupendo, no que todo el cine sea estupendo. Pasas una espumadera y hay unas películas que no desmerecen nada de cualquier otra cinematografía europea. Los directores jóvenes de ahora saben muchísimo más de cine que los de cuando yo entré. Ruedan mucho mejor porque vienen directamente del DVD. Pero eso tiene una contrapartida negativa: les falta contenido, sustancia literaria. Ahora se hace un cine que es una sucesión de ocurrencias, de efectos que te traumatizan. Por eso no voy al cine americano: efectos virtuales culas. Y una gran novela, Los europeos (Tusquets) hace medio siglo, ahora reelaborada. Es una tragedia grotesca Como la vida A. ASTORGA MADRID. El cochecito El pisito El verdugo Plácido Érase un cine español a la nariz de Rafael Azcona pegado. El maestro habla. Callamos. El romanticismo: Pretendemos ser románticos porque creemos que así sublimamos nuestras pasiones. Desconfío mucho de los sentimientos, porque ciegan y son muy pasajeros. Evidentemente yo he trabajado sobre esa sospecha mía de que muchas veces se utiliza el romanticismo con el fin de satisfacer bajas pasiones. Los europeos es una tragedia grotesca. Como la vida misma. Y nadie dice nada Mi escuela: Fue la literatura. Al cine no iba. Fui un lector voraz, compulsivo, a pesar de que leer estaba muy mal visto. Se consideraba que si leías se te estropeaba la vista y, sobre todo, si leías novelas que te estropeaban y te maleaban Cuanto mejor fuera el novelista más te maleaba De manera que yo de lo que vivo es de la literatura, aunque sea en los arrabales Ferreri y el neorrealismo: Fue quien me metió en el cine. Cuando lo conozco cuenta novelas. Había sido actor, productor, menos director. Viene a España a producir. Ferreri recuerda que todo el cine italiano desde el neorrealismo lo escriben colaboradores de revistas humorísticas que hay en Italia cuando el fascismo. De ahí sale Fellini, la películas de Rosellini... En España descubre La Codorniz y una colección de novelas de humor. Lee Los muertos no se tocan, nene me llama y me dice que quiere hacer una película sobre eso. Y me lleva al cine, porque nadie me había hablado de cine, ni yo estaba interesado por el cine. No me ha faltado trabajo en estos cincuenta años El realismo: Es un cine que se hace sin dinero. Cuando yo escribo aquí ya ha habido una larga posguerra y nuestra sociedad no era como la italiana. Lo primero para el italiano es vivir. Aquí, en España, se nos educaba para morir bien. Esa era la educación. Lo importante. Cuando me lleva Ferreri a Italia me llevo una sorpresa enorme. Veo que allí, debajo de la Cúpula de San Pedro, a la sombra, la gente lo que quiere ¡es vivir! no morirse La dirección de cine: Es muy difícil. Te tiene que apasionar el cine. Tienes que sentir la necesidad y yo nunca la he sentido. Nunca me ha apasionado el cine, ni como espectador. Voy al cine todas las semanas. Los sábados a las cuatro, a ser posible una película españo- la, una comedia- -si no hay, una más o menos europea- En último término a veces hasta voy a ver películas americanas. Suelo ir a ver las películas en las que he trabajado y si me gusta digo: Qué buenos 6 euros invertidos Si no me ha gustado, pienso: ¡Me podría haber ido de tapas con esos 6 euros! El cuento y la novela: No veo gran diferencia. Yo no puedo hablar de estética literaria, ni de retórica, porque soy un indocumentado. Soy un autodidacta y nada más. Más o menos leído- -muy leído- Pero hay una regla: a la hora de escribir hay que procurar siempre no escribir lo primero que se te ocurre, porque es muy posible que ya se le haya ocurrido a otro antes Berlanga: Fue capital trabajar con él. Yo me beneficié de Berlanga. Seguramente habrá méritos que se atribuyen Vargas Llosa firmó y presentó sus obras completas Mario Vargas Llosa retó al calor que ayer abrasó el Parque del Retiro con una doble sesión interminable. Por la mañana y por la tarde firmó casi sin respiro ejemplares de su novela Travesuras de la niña mala y por la noche participó en un encuentro literario- -en el pabellón de la Fundación Círculo de Lectores- -para presentar los volúmenes I y VI de sus Obras Completas, que han sido editadas por Galaxia Gutenberg Círculo de Lectores. Se trata de narraciones y novelas (1959- 1967) y sus ensayos literarios. CHEMA BARROSO