Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 28 5 2006 Sociedad 49 VIAJE DEL PAPA A POLONIA El Papa manifestó su deseo de que la recogida de testimonios, el análisis de los escritos y el estudio del posible milagro avancen a buen paso La fe recia e inamovible de su predecesor fue el eje de su discurso, centrado en torno a la pila bautismal de la basílica de Wadowice El Santo Padre saluda a los fieles durante su visita a la basílica de la Divina Misericordia en Lagiewniki EPA Benedicto XVI pide que Juan Pablo II sea elevado pronto a los altares Medio millón de jóvenes vitorearon anoche al Papa en Cracovia de la biografía de Karol Wojtyla y visitó la ciudad de Wadowice, el santuario de la Divina Misericordia y el parque Blonie de Cracovia JUAN VICENTE BOO. ENVIADO ESPECIAL WADOWICE. Benedicto XVI desea fervientemente la canonización de Juan Pablo II, y ayer lo confesó precisamente en su ciudad natal: He venido a Wadowice a rezar con vosotros para que sea elevado pronto a los altares Los conciudadanos de Karol Wojtyla, que habían instalado una gran pancarta de Santo súbito en italiano, estallaron en vítores y aplausos cuando el Papa se sumó, en polaco, a esa intención. El 13 de mayo de 2005 Benedicto XVI anunció personalmente que había dispensado del plazo de espera de cinco años desde el fallecimiento, previo al inicio del proceso. Ayer manifestó su deseo de que la recogida de testimonios, el análisis de los escritos y el estudio del posible milagro- -la curación repentina de una joven monja francesa enferma precisamente de Parkinson- -avancen a buen paso, de modo que la Iglesia pueda confirmar oficialmente lo que ya saben decenas de millones de personas que han canonizado a Juan Pablo II en el corazón. El viaje del Papa a Polonia está desatando un crescendo imparable de entusiasmo popular. Si en Varsovia el ambiente era de alegría, en Cracovia es de delirio. Benedicto XVI peregrinó ayer a trab El Papa peregrinó a través yor. A pocos metros se encuentra la casa natal de Karol Wojtyla, que Benedicto XVI visitó ayer, y donde disfrutó viendo su partida de nacimiento, su álbum de fotos y tantos otros objetos personales de un hombre que contribuyó a renovar la faz de la tierra y cuya figura se agiganta con el tiempo. El año pasado acudieron a Wadowice más de medio millón de peregrinos, y la cifra continuará aumentando a la vista del ejemplo del Papa, quien ayer bendijo a vosotros aquí presentes, y a todos los que vendrán a Wadowice para acercarse a las fuentes del espíritu de fe de Juan Pablo II Bautismo y comunión La fe recia e inamovible de su predecesor fue el eje de su discurso, centrado en torno a la pila bautismal de la basílica, que Karol Wojtyla besaba por haber recibido allí la gracia de convertirme en hijo de Dios, de recibir la fe en mi Redentor y de ser acogido en la comunidad de su Iglesia En esa basílica hizo también la primera confesión y la primera comunión. Como confesaría él mismo durante la visita de 1999: Aquí comenzó todo, la vida, la escuela, el teatro... y el sacerdocio Ayer en Wadowice y en Cracovia se cantaba La Barca de Pedro de Cesáreo Garabain, que tanto gustaba a Juan Pablo II: Tú me has mirado a los ojos. Sonriendo has dicho mi nombre... En la arena he dejado mi barca... junto a Tí buscaré otro mar Era su biografía espiritual. vés de la biografía de Karol Wojtyla. Desde Wadowice, donde nació el Siervo de Dios, a Kalwaria, donde su padre le llevaba a rezar. Desde allí al santuario de la Divina Misericordia, al que acudía cuando era un joven obrero en la cantera de Solvay durante la ocupación alemana. Terminando, por la noche, en el parque Blonie de Cracovia, escenario de la última despedida de Juan Pablo II el 19 de agosto del 2002. Allí le esperaba una sorpresa monumental: medio millón de jóvenes, de Polonia y de los países vecinos, para un encuentro repleto de música, oración y una alegría desbordante. En Wadowice le habían cantado y vi- toreado como si fuese Juan Pablo II de regreso a la ciudad. Saben que era su mejor amigo y colaborador en Roma durante más de veinte años, y se notaba. Era un encuentro de familia, con la presencia del cardenal de Cracovia, Stanislaw Dziwisz, secretario de Karol Wojtyla durante cuarenta años. El cariño se veía en mil detalles como, por ejemplo, que el Papa invitase a don Estanislao a sentarse, antes de hacerlo él mismo, en el palco instalado en la plaza principal de Wadowice. La ciudad natal de Juan Pablo II cuenta sólo con 20.000 habitantes pero tiene clase de verdadera ciudad, con una elegante basílica en su plaza ma- Lech Valesa: Los valores del futuro son los valores de Dios ABC BILBAO. El ex presidente de la República de Polonia y Premio Nobel de la Paz, Lech Walesa, pronunció ayer la ponencia El católico, testigo de Cristo en la Vida Pública como parte de las primeras Jornadas Católicos y Vida Pública, que se han celebrado en Bilbao y han sido organizadas por la Asociación Católica de Propagandistas y la Fundación Universitaria San Pablo CEU. En la inauguración de esta jornada, Alfonso Coronel de Palma, presidente de la Asociación Cató- lica de Propagandistas consideró que los católicos deben proponer nuevas soluciones a problemas viejos Mientras, Walesa animó a las personas con valores a mantener una actitud proactiva y aprovechar las oportunidades que nos ofrece la globalización para poder construir un futuro de paz y felicidad Para el Premio Nobel de la Paz, los valores en los que se debe basar la construcción del futuro son los valores de Dios, que nacen de los Diez Mandamientos Y manifestó que esta ge- neración, que está viviendo una época de paz, debe reunir los valores de Dios para construir sobre ellos la política. Es posible- -dijo- Los valores deben primar en la globalización y los sistemas de esta; tenemos que educar a un hombre de conciencia, para poder construir la sociedad del futuro En referencia a la caída del comunismo en su país, recordó que, durante veinte años sólo consiguió el apoyo de diez personas pero que, tras la primera visita de Juan Pablo II a Polonia, al año de llegar al Pontificado, toda la sociedad polaca se movilizó. Y recordó que en la construcción de Europa los católicos deben ser más activos y que la gente de fe tiene que ponerse a trabajar, porque somos mayoría pero estamos dispersos y poco activos