Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 5 06 GRANDES FIRMAS (Viene de la página anterior) mos con que lo inesperado acaba llegando, y efectivamente llega. Por ejemplo, a nadie se le podía pasar por la cabeza que Zapatero pudiera afirmar en sede parlamentaria, y sin que se le moviera un músculo, que en Canarias hay sitio de sobra para acoger a los inmigrantes. Y a nadie se le podía pasar por la cabeza que Arnaldo Otegi retomara su actitud desafiante e hiciera pública la composición del grupo negociador de Batasuna, además de amenazar con volver a las andadas- -terroristas andadas- -si se le aplicara la ley y Grande Marlaska lo enviara a prisión. El Gobierno no puede quedarse de brazos cruzados ante semejante provocación. Pelear para conseguir la paz está bien, pero aceptar las bravuconadas ilegales de un Otegi crecido es inaceptable incluso para los que pensamos que hay que aprovechar esta oportunidad para conseguir el fin del terrorismo. Ahora, inesperado inesperado, o más bien inesperada, la cena celebrada en Bilbao hace algo más de un mes. Los comensales eran de altura: Puigcercós, Tardá, Otegi, Díez Usabiaga y Permach, entre otros. Los batasunos querían preguntar a los de ERC- -entonces aún en el tripartito- -si los socialistas eran de fiar, si mantenían hasta el final lo que aceptaban en una mesa de negociaciones. Los catalanes fueron muy claros: el PSC estaba condicionado a lo que le marcaba el PSOE en Madrid, aunque presumían de independencia respecto a Ferraz. En cuanto al PSE de Patxi López, pues no tenían ni idea. Fervor crediticio y pugna inmobiliaria Economía JESÚS GARCÍA Juan Soler (izquierda) con el presidente de ACS, Florentino Pérez os esquemas de Carlo Ponzi, un parmesano emigrado a Boston que inventó una pirámide basada en la venta de sellos en 1920 con la que, por cierto, fue pillado in fraganti están siendo estudiados en las universidades porque explican fenómenos relacionados con las deudas encadenadas y la insolvencia. En España, el endeudamiento de las familias alcanza récords y la solicitud de hipotecas- -debemos medio billón de euros- -cabalga a ritmos eufóricos, mientras que el Banco de España, la OCDE y el FMI advierten respecto a la sobrevaloración de la vivienda. La facilidad de obtener créditos emboba a los más atrevidos, desde familias a empresarios de tronío. En las últimas semanas, y a cuenta de la guerra sin cuartel en la primera inmobiliaria española, en Metrovacesa, hemos visto cómo una familia de promotores catalanes, los Sanahuja, buscaba avales para un crédito por 1.500 millones de euros para ampliar un 20 por ciento su participación en la empresa. Como respuesta, otros dos empresarios, Joaquín Rivero y Juan Bautista Soler, hacían lo propio y conseguían otros 2.000 millones en menos de una semana. AFP L ...Y MÁS CENAS Otra cena interesante- -en España lo interesante suele ocurrir en torno a un buen plato de algo- -fue la que se celebró en casa de Ana Palacio el pasado miércoles. Nada menos que con Colin Powell de invitado especial. Pocos comensales, evidentemente Loyola entre ellos, y también Ana Pastor. La ex ministra de Asuntos Exteriores mantiene espléndidas relaciones con infinidad de dignatarios extranjeros, que suelen pasar por su casa cuando viajan a España. Entre sus amigos están nada más y nada menos que el ex secretario de Estado americano y la actual secretaria de Estado americana, Condoleezza Rice, que también conoce la casa de Ana. Tiene su aquel que en Exteriores anden a vueltas con ver si nos reciben los top de Estados Unidos, y algunos de esos top pasen una noche de interesante conversación a un par de kilómetros de la sede ministerial. CIFRAS QUE MAREAN Las cantidades parecen mínimas, pero son de vértigo. 2.000 millones es una cifra casi similar a la que en 1992 puso en jaque a la banca española, porque 400.000 millo- nes de pesetas sumaba el agujero provocado en los mercados de deuda tras el no danés a Maastricht. La bolsa vive una fiebre de ofertas, y las lanzadas sobre la primera inmobiliaria mantienen agitado el mercado desde el 1 de marzo, cuando empezó la guerra. El fin de semana anterior varios miembros de la familia Sanahuja se habían desplazado a Valencia al casoplón del presidente del club de fútbol de la ciudad del Turia, Juan Bautista Soler, a disfrutar la magnífica paella que cocina. Todos se felicitaron por el condumio y también por haber participado juntos en Metrovacesa en los últimos años, con unas plusvalías de espectáculo. La sorpresa para el valencianista Soler se produjo la semana siguiente. La charla animada no sirvió para descifrar los labios sellados de los de Sacresa, que plantificaron una opa sobre el 20 por ciento de Metrovacesa el 1 de marzo a 78,1 euros la acción para alcanzar el 44 por ciento de la empresa. Soler brincó de su sillón cuando se enteró de la noticia, mientras en el edificio de Torre Azca de Madrid Joaquín Rivero reunía a su guardia de corps para estudiar la que se ha convertido en la mayor pugna del sector. Joaquín Rivero, un avezado empresario que se las vio con el Gobierno del PP cuando compró Zabálburu a la Tabacalera presidida Todos se felicitaron por el condumio y por haber participado juntos en Metrovacesa, con unas plusvalías de espectáculo. La sorpresa se produjo la semana siguiente