Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 5 06 EN PORTADA Etanol La gasolina biológica (Viene de la página anterior) rá los incentivos que da el Gobierno en la compra de un vehículo alimentado con etanol. Los taxistas tienen rebajas de un 12 por ciento por la compra de un coche de gasolina y de un 30 por ciento si funciona con energías renovables. Según la Asociación de Empresas del Taxi de Sao Paulo, más del 80 por ciento de los taxistas usan vehículo con etanol, un cambio reciente, pues hace siete años el cien por cien utilizaban gasolina. Los taxistas elogian el funcionamiento de los vehículos de etanol, que no tienen ninguna desventaja en relación con los de gasolina y ofrecen más fuerza en las subidas. Para hacerse una idea, un vehículo bicombustible con motor de mil cilindros, el más usado en Brasil, cuando consume etanol se pone a 100 kilómetros por hora en 13 segundos y adquiere una velocidad máxima de 157 kilómetros por hora. Cuando utiliza gasolina, tarda 13,5 segundos en ponerse a 100 y adquiere una velocidad máxima de 156 kilómetros por hora. No es extraño entonces que, desde que Brasil comenzó a producir autos bicombustibles en 2002, todos los brasileños sueñen con uno. En 2005 las fábricas brasileñas produjeron 800.000 bicombustibles y 600.000 vehículos de gasolina. Es la fiebre del bicombustible. Fernando Rocha Campos, empresario de informática, ya va por su segundo bicombustible. El coche con etanol funciona mejor que el de gasolina afirma Fernando, quien recorre una media de 3.000 kilómetros al mes. Fernando fue dueño de un taller mecánico durante ocho años y conoce muy bien los problemas con los que salieron al mercado los primeros vehículos brasileños con biocombustible. El etanol corroía las piezas y provocaba un desgaste muy grande recuerda. Eran frecuentes las reclamaciones por lo mucho que tardaban en arrancar cuando hacía frío. Hoy esos vehículos han mejorado mucho y no tienen ninguna desventaja en comparación con los tradicionales de gasolina explica. El aumento del interés entre los brasileños hizo que fabricantes como General Motors, Volkswagen, Fiat y Renault pusieran en el mercado 58 modelos bicombustibles, también conocidos como flexibles, que pueden usar tanto alcohol como gasolina. Camino sin retorno Cuando lanzamos nuestro primer producto- -Flexpower- -en junio de 2003, estábamos seguros de que sería un camino sin retorno destaca José Carlos Pinheiro Neto, vicepresidente de GM do Brasil. Entre junio de 2003 y marzo de este año la empresa ya ha vendido en Brasil 328.000 vehículos bicombustibles. El 95,4 por ciento de los automóviles pequeños ya tienen estas características. La experiencia brasileña trasciende fronteras. El propio George W. Bush, líder de la mayor potencia mundial, resaltó las ventajas del etanol sobre la gasolina y llamó la atención sobre el desarrollo de este combustible en Brasil. Después, el New York Times le sugirió al presidente que la tecnología brasileña que usa caña de azúcar sería más eficaz que el maíz empleado en Estados Unidos. El éxito brasileño también atrajo al país a gente a la que no le gusta perder dinero, como el gran in- versor George Soros, el empresario Bill Gates y los fundadores de Google, Sergey Brin y Larry Page, que están tanteando el negocio del los combustibles biológicos. El brasileño Emerson Fittipaldi, considerado uno de los mejores pilotos de la historia del automovilismo, anunció este mes que invertirá más de 300 millones de dólares en la construcción de tres plantas de etanol, en Minas Gerais. Fittipaldi, que sabe mucho de vehículos de motor, es uno de los principales defensores del biocombustible. Hasta el punto de que el piloto disputó durante doce años la Fórmula Indy norteamericana, en la que los autos se alimentan al cien por cien con etanol extraído del maíz o del eucalipto. En febrero, el presidente mundial de Renault, el brasileño Car- Brasil es país pionero en la tecnología de desarrollo de biocombustibles y el mayor productor mundial de etanol, con 15.400 millones de litros en el año 2005 Más del 80 por ciento de los taxistas brasileños usan un vehículo alimentado con etanol. Un cambio reciente, pues hace siete años todos los coches empleaban sólo gasolina La caña de azúcar es la materia prima con la que se fabrica el etanol que sustituye o complementa a la gasolina AP