Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 Nacional DOMINGO 28 5 2006 ABC MANUEL CHAVES Presidente de la Junta de Andalucía El PP corre el riesgo de quedarse como minoría en Andalucía si vota no al Estatuto -El debate en el Congreso no sólo evidenció la soledad del PP. También desveló que el nuevo Estatuto andaluz no cumple el mínimo de apoyos que exigió Zapatero a las reformas. ¿Siente esa soledad? -No. Siento el orgullo de saber que el Estatuto salió del Parlamento andaluz con la mayoría necesaria y que en el Congreso fue aprobado por todos los grupos, excepto el popular. No soy yo quien se tiene que preocupar, sino el Partido Popular, que se ha quedado absolutamente solo con sus ciento y pico de diputados en la Cámara Baja. Es más, se ha quedado aislado de una gran parte de su electorado en Andalucía. Dicho eso, en el proceso final, no veo al PP en el no al Estatuto, porque si opta por el no corre el riesgo de quedarse en Andalucía como un partido minoritario. ¿Descarta un pacto de última hora? -Creí que el PP iba a votar sí al Estatuto. Me equivoqué en el análisis y el Partido Popular ha cometido un error político y social grave. En el fondo, el PP siempre ha contemplado el Estado de las Autonomías como un Estadoproblema. Lo han analizado así desde que se aprobó el Título VIII de la Constitución. Desde entonces han mantenido una posición inmovilista. Es más, durante los ochos años de Gobierno de Aznar, practicaron una política de recuperación de competencias que ya habían sidos cedidas a las autonomías. -Pero el autonomismo no es un bien en sí mismo. Hay estados centralistas en los que se vive bien... -Sí, pero España no hubiera alcanzado el grado de modernidad, ni el peso en Europa, ni el desarrollo económico y social que tiene hoy sin haberse configurado como un Estado de las Autonomías. Eso no lo ha entendido el PP. El único que lo ha comprendido en ese partido, tras muchos años, es Fraga. -Hay comunidades del PP, como Valencia y Baleares, que apuestan por las reformas y otras del PSOE que no tienen intención de hacerlo, como Extremadura. -Esa es la esencia del Estado de las Autonomías, que cada uno utiliza el autogobierno en función de lo que cree necesario para sus ciudadanos. Andalucía fue la primera que planteó la necesidad de la reforma estatutaria. ¿Le molesta que se diga que el nuevo Estatuto es de izquierdas? -Me molesta, sí, porque no se corresponde con la realidad. Es verdad que es un Estatuto que se ha hecho sobre la base de un acuerdo, no excluyente, entre IU y el PSOE, con muchas incorporaciones del PA y también del PP, que tienen sus señas de identidad en el texto. Una vez que se ha aprobado por el Acaba de vivir uno de los momentos más trascendentales de su vida política. Pero la felicidad de Chaves no es completa. Le falta el consenso sobre el nuevo Estatuto andaluz TEXTO: INMACULADA NAVARRETE MAR CORREA FOTOS: RAÚL DOBLADO Parlamento andaluz, es un Estatuto de todos, que no va a impedir que gobierne el PP, en el supuesto de que ganara las elecciones. -Zapatero dejó claro en el debate del Congreso que el texto iba a ser sometido a reformas ¿Por dónde va ese propósito de enmienda? -Habrá, lógicamente, enmiendas técnicas. Nosotros ya hemos anunciado cinco, rechazadas por el PP en el último trámite del Parlamento autonómico y se van a mantener. No puedo entender la escandalera que se ha formado con el término realidad nacional, seguramente muchos historiadores y las próximas generaciones lo verán con normalidad, como hoy vemos el término nacionalidad histórica. Debemos recordar todo el debate que se abrió en Andalucía y en España por la utilización del término nacionalidad; hoy nadie de asusta por ello y España no se ha roto. Lo mismo ocurre con realidad nacional. Pensar que por utilizar ese término se va a romper o fragilizar la unidad política de España, con perdón para el PP, es un auténtico disparate por no calificarlo de tontería. ¿Tiene constancia de alguna enmienda sustancial de catalanes, vascos, gallegos y demás? -Estamos abiertos a todo siempre que no haya recortes de autogobierno. A lo largo de estos días, he hablado con todos los presidentes de los partidos representados en el Congreso, fundamentalmente para agradecerles el apoyo que le dieron al Estatuto. Todos me han dicho que van a respetar lo que ha venido del Parlamento andaluz. El problema de consenso lo vamos a encontrar en el PP, pero lo vamos a intentar. Como presidente de la Junta e incluso desde una perspectiva partidaria, me interesaría que el PP estuviera en el consenso. Pero me atrevo a decir que conozco el perfil del presidente del PP y, además de la concepción del Estadoproblema, se opone a la reforma porque es una iniciativa del PSOE y del presidente de la Junta. -Dice que al Estatuto se opone el PP, pero hay otras voces contrarias, dentro del mismo PSOE, como la de Ibarra y Leguina respecto al Guadalquivir, o la de Guerra sobre realidad nacional, la del PA o la de la Iglesia. Hay más consenso en la crítica al Estatuto que en su aceptación... -Son opiniones particulares y cada una por una cuestión diferente. No creo que, ni cualitativa ni cuantitativamente, sea más amplio el bloque que se opone al Estatuto que el que lo acepta. Ahí están las votaciones en el Parlamento andaluz y en el Congreso. Pero todas las opiniones son muy respetables. Los obispos se han pronunciado y yo siempre he entendido que los obispos han intervenido en política, van a seguir haciéndolo y además me parece bien. Están en su derecho. Ahora han hecho un pronunciamiento político sobre el Estatuto que respeto profundamente y, además, creo que es importante que intervengan en el debate. Dicen que esto no le interesa a mucha gente. Pues a mí me parece muy bien que empiece a interesarle a los obispos, que son ciudadanos distinguidos- ¿Y las críticas del PSOE? -He oído lo de la transferencia del Guadalquivir de Juan Carlos Rodríguez Ibarra y de Joaquín Leguina. Si uno lee el artículo 50 del texto comprueba que es perfectamente compatible la gestión de la Junta sobre el Guadalquivir con el respeto a los derechos de Extremadura, Castilla- La Mancha y Murcia. Nos olvidamos que cuando se transfirió la Confederación del Sur, parte de su cuenca estaba en Murcia y nadie recurrió. ¿Cuál es la diferencia entre el río Guadalquivir y el resto de los grandes ríos de España? Que íntegramente transcurre por Andalucía y sólo una parte de la cuenca está fuera de Andalucía, menos del diez por ciento.