Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 28 5 2006 Nacional 17 El presidente de la Generalitat se ha revuelto contra los intentos de forzarle a anunciar que no repetirá como candidato, pero el pronóstico generalizado entre dirigentes socialistas es que dará la batalla, y perderá El pulso del president TEXTO: GONZALO LÓPEZ ALBA MADRID. En noviembre de 2005, cuando el nuevo Estatuto de Cataluña- -aún sin depurar por la Cortes- -suscitaba toda clase de suspicacias y temores entre los dirigentes territoriales del PSOE, un importante barón socialista y buen conocedor de la personalidad del presidente de la Generalitat, pronosticó a ABC: Pasqual acabará echando un pulso al partido, y perderá Y en eso están Pasqual Maragall y el PSC- -en comunión de criterio con el PSOE- El consejo que, tras la culminación de la tramitación parlamentaria del Estatuto, dio José Luis Rodríguez Zapatero al presidente de la Generalitat para que anunciara durante la campaña para el referéndum del 18- J que no se presentará a la reelección no sólo ha caído en saco roto sino que ha tenido un efecto reactivo en Maragall, que ahora acusa públicamente al presidente del Gobierno de haber pactado la entrega de su cabeza para conseguir el apoyo de CiU a la reforma estatutaria. Maragall sabe- -y, además, no querría- -que no podría gobernar con CiU de socio, y sabe también que, aunque la aritmética lo permitiera, tampoco podría hacerlo con ERC porque el día en que comunicó a Josep Lluís CarodRovira la expulsión de los consejeros republicanos, el líder independentista se lo dijo con todas las palabras: Que sepas, Pasqual, que después de esto, contigo de presidente no se repetirá el tripartito El propio Maragall ha reconocido que la sucesión de acontecimientos que condujo a su divorcio ha dejado profundas heridas de carácter no ya político, sino personal, pero en sus análisis cuenta también con que tanto el portavoz de ERC en el Congreso de los Diputados, Joan Puigcercós, como el ex consejero Joan Carretero maniobran para desbancar a Carod- Rovira, por lo que la sentencia de éste podría quedar en papel mojado. Todavía soy el president Así, a pesar de la advertencia de Carod y de la presión interna del PSC- -temeroso de que Maragall dilapide con sus errores personales las expectativas del partido de mantenerse en el poder- el presidente de la Generalitat no sólo no ha tirado la toalla sino que mantiene el pulso, sin que- -se asegura- -nadie- -ni él mismo- -sepa cuál será el desenlace de su particular to be or not to be Lo único que parece decidido, por ahora, es que no desvelará sus intenciones hasta que se haya celebrado el referéndum- todavía soy el president advirtió a sus correligionarios en la última reunión del Consell Nacional, en la que el vicesecretario general, Miquel Iceta, le recordó que el partido es más importante que las perso- Carod a Maragall: Que sepas que no se repetirá el tripartito contigo de presidente nas- A partir de ahí, vienen las cábalas: Si el resultado del referéndum es bueno o si es malo, lo más probable es que se retire; pero si es regular, puede tener la tentación de intentar reivindicarse con una segunda legislatura Mientras, la operación Montilla desvelada por ABC en octubre del año pasado, ha aflorado sin ambages. El primer secretario del PSC y ministro de Industria, con la cautela que le caracteriza, ha dicho que ser candidato no forma parte de su agenda política, pero también que a él, como a cualquier otro político catalán, le gustaría ser presidente de la Generalitat, en un movimiento que pretende dejar claro que su posible candidatura es una alternativa real La reacción de Maragall no ha podido ser más reveladora de su disposición a mantener el pulso. ¿Qué pasa, que no estás a gusto de ministro en Madrid? espetó a Montilla, al comentar sus declaraciones, el presidente de la Generalitat. Mientras, Maragall se va enajenando apoyos también entre sus círculos más próximos. Eso se dice, por ejemplo, de Narcís Serra, que en su día le patrocinó en el Ayuntamiento de Barcelona- -Maragall, que era su primer teniente de alcalde, le sucedió cuando Serra fue nombrado ministro de Defensa por Felipe González- La desafección se ha extendido también a Ciutadans pel Canvi, la plataforma que arropó su candidatura desde el exterior del PSC y donde se han impuesto los miembros más pro partido Pasqual Maragall Hay quien puede hacerlo igual o mejor que yo ABC BARCELONA. El presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, afirmó ayer que no tiene derecho a decidir si opta a la reelección sin tener en cuenta a los que le han ayudado, a su partido, el PSC, y a la plataforma Ciutadans pel Canvi, que celebraba su VII convención: El partido, los ciudadanos y los amigos, sois vosotros los que me habéis hecho hacer lo que he hecho y os lo debo, por lo tanto os escucho y, pasado el referéndum, decidiremos Maragall se refirió por primera vez a un hipotético relevo de candidato en el PSC al señalar que creo honradamente que hay personas que lo pueden hacer igual o mejor que yo, no tengo ningún tipo de duda. Habéis hecho una gran inversión en mi persona y no tengo derecho a decidir sin vuestra opinión agregó el presidente catalán.