Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 27 5 2006 Cultura 57 Valencia, Barcelona y Sevilla admirarán en 2007 las Visiones de España de Sorolla Por primera vez saldrán de Nueva York los 14 paneles de la Hispanic Society b Sera la única oportunidad para nes con el Museo Nacional de Arte Contemporáneo de Barcelona (MNAC) y el Museo de Bellas Artes de Sevilla, inmerso también en un proceso de ampliación, para completar la itinerancia de los paneles, que nunca volverán a ser descolgados cuando, en 2008, regresen a la Hispanic. Sólo algunos de los bocetos preparatorios de estas obras han podido exponerse en España, en el IVAM y el en Museo Thyssen. conocer la mayor obra del pintor, que nunca pudo ver reunida en su destino, al morir tres años antes de su inauguración en la Gran Manzana MARTA MOREIRA ENVIADA ESPECIAL NUEVA YORK. El público español podrá admirar por primera vez en España los catorce murales que cubren desde 1926 la Sala Sorolla de la Hispanic Society de Nueva York, realizados por el pintor valenciano entre 1911 y 1919 por encargo del fundador de esta institucion, el hispanista norteamericano Milton Huntington, con la intención de dar a conocer a los americanos las distintas particularidades regionales de España. La Fundación Bancaja, con Felipe Garín y Facundo Tomás como comisarios, expondrá en Valencia en otoño de 2007 la obra más ambiciosa de Sorolla, coincidiendo con la inauguración del recién ampliado Centro Cultural Bancaja. También se celebra casualmente el centenario de la Hispanic Society de Nueva York, cuya impresionante colección es depositaria de 271 piezas de Sorolla, entre ellas Después del baño y algunas de las obras maestras del arte español de todos los tiempos, como el mejor retrato de Goya de La Duquesa de Alba Lucienne Breval como Carmen de Zuloaga; el Retrato del Conde Duque de Olivares de Velázquez, y La sagrada familia de El Greco. La institución financiera, que realizará un desembolso de dos millones de euros para llevar a cabo esta exposición, Creador de luz La idea, en principio impensable, de trasladar a España los óleos en los que Sorolla reflejó su visión subjetiva y atemporal de España, ha podido llevarse a buen puerto gracias a la concurrencia de una serie de circunstancias afortunadas. La amenazante fragilidad del lucernario que cubre la Sala Sorolla obligaba a la Hispanic a desmontar los murales inminentemente. Por ello, la propuesta de Bancaja, que incluía el costeamiento de las actuaciones de restauración y un pago a la fundación norteamericana de un millón de euros, se recibió como un acuerdo beneficioso para ambas partes. Un estudio de evaluación elaborado en 2005 por un comite técnico (del que forman parte los conservadores del Prado, Rafael Alonso; de la Colección Bancaja, Vicente Ripolles, y de la Hispanic, Marcus B. Burke) certificó el buen estado de conservación de las obras, que sólo requieren una somera limpieza y algun retoque de color. El transporte de los paneles, asegurados en más de 100 millones de euros, se realizará preferentemente en alguno de los escasos aviones de carga que, como el 747 y su homólogo ruso, el Antonov, permiten abrirse por el morro para dar cabida a los cuadros sin necesidad de enrollarlos. Felipe Garín avanzó ayer en la Hispanic Society la próxima publicación de un catálogo que vindicará a Sorolla como creador, que no retratista, de la luz crepuscular mediterránea, la luz filtrada de los árboles en Galicia y las nubosidades del cielo andaluz. Valencia es uno de los catorce paneles que descolgarán de la Hispanic Society ha iniciado conversaciones con Miguel Zugaza para que el Museo del Prado, o en su defecto el Palacio de Velázquez del Retiro, acoja estas obras murales tras su estancia en Valencia. Se resarciría así a una ciudad que reclamó sin éxito que las Visiones de Sorolla se exhibieran en el Prado antes de ser embarcadas en 1926 hacia Estados Unidos. Una cláusula firmada por Sorolla, sumada a una serie de circunstancias no del todo aclaradas, impidieron que este deseo pudiera cumplirse. También se han abierto conversacio- Málaga muestra el proceso creativo de los últimos trabajos del polémico Santiago Sierra JOSÉ MARÍA CAMACHO MÁLAGA. El CAC de Málaga inauguró ayer la primera exposición individual en un centro de arte español de Santiago Sierra, uno de los artistas más controvertidos del momento. Un total de 1.354 fotografías en blanco y negro, siete vídeos, una psicofonía, joyas y otros elementos componen esta exposición, en la que el artista explica los procesos creativos de sus cuatro últimas acciones: El Pasillo de la Casa del Pueblo (Rumanía, 2005) 245 m 3 (Stommeln, Alemania, 2006) Los Castigados (Fráncfort, 2006) y Colección de Joyas (Madrid, 2006) En esta ocasión, Sierra ha realizado en el CAC Málaga una sutil instalación que iluminará por la noche el escudo preconstitucional que preside la entrada principal del Mercado de Ma- yoristas y que pretende ser una llamada de atención a la conciencia española para que no se olvide del pasado y de la historia reciente, en la que las luces han generado también numerosas sombras. Sierra aseguró ayer que no todo el arte está hecho para disfrutar, ni con la idea de ser un parque temático o una montaña rusa, ya que a veces hay que hablar de cosas que a lo mejor no son muy agradables. Sobre su exposición 245 metros cubicos afirmó que se han dicho cosas alejadas de la realidad, por lo que consideraba necesario responder con premura a la imagen confusa transmitida con el proyecto. En su opinión, no ha habido una información real y por tanto no quería irse al otro lado del océano con una carga en las espaldas. El director del CAC Málaga, Fernan- Santiago Sierra, ayer en Málaga do Francés, explicó que la muestra es un proyecto documental sobre los últimos trabajos de Sierra, al que calificó como uno de los artistas españoles con mayor proyección internacional. Des- ANTONIO SALAS tacó que su trabajo no deja indiferente a nadie y subrayó que su valentía le lleva a tratar temas políticos y sociales en lugares en los que su significado conlleva un matiz singular.