Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 27 5 2006 37 La Comunidad sortea por primera vez 45 pisos para 207 jóvenes discapacitados La candidatura de Cospedal a la Junta de Castilla- La Mancha dispara las quinielas sobre cambios en el Gobierno Sistemas de seguridad para una vivienda 1- Puerta acorazada: Antibala, ignífuga, con doble chapa de acero. Tiene cortafuegos y es insonorizada Puerta acorazada En la región hay 350.000 viviendas unifamiliares 6 Habitación acorazada Las viviendas unifamiliares y los chalés adosados son, en estos momentos, los objetivos más buscados por los delincuentes y los amigos de lo ajeno Y son, al parecer, un tipo de residencia muy vulnerable a juzgar por el elevado número de robos y atracos que se están produciendo en ellas. En la Comunidad de Madrid existen, aproximadamente, 350.000 viviendas de este tipo, según el último censo del Instituto Nacional de Estadística (INE) hecho público a finales del año 2004. Para llegar a esa cifra de 350.000 viviendas hay que partir de que algunas son primera vivienda y otras se encuentran en el apartado de segunda vivienda. En cuando a la primera vivienda, 194.541 son individuales y 39.491 constan de dos viviendas, es decir, suele responder a los chalés adosados. Por lo que se refiere a la segunda vivienda- -de las que proliferan por la sierra madrileña- un total de 99.689 son individuales y 16.618 son chalés adosados en los que dos familias comparten parcela pero no vivienda. 2- Ventanas: Con persianas con placas de acero autoblocantes y aviso de apertura 5 2 3 1 Contraseña Puerta del armario 6- Cámara acorazada: Para guardar dinero, joyas, documentos. La puerta más ligera pesa 500 kg. Se camuflan detrás de armarios simulados 5- Alarma: Con conexión a central receptora vía radio y vía cable Infografía ABC 4 3- Circuito cerrado de TV: Con video grabador, disco duro de 120 gb, cámara mini- domo y monitor de 12 pulgadas 4- Protección perimetral: Sistemas electrónicos con infrarrojos que hacen saltar las alarmas Un buen sistema para proteger un chalé puede costar más de cien mil euros Blindajes, persianas que se bloquean y cámaras acorazadas, lo más solicitado b Las empresas del sector han notado que en el último mes la demanda de sus servicios se ha incrementado entre un quince y un veinte por ciento MARÍA ISABEL SERRANO MADRID. Proteger su negocio, su hogar, a usted mismo, es nuestro mayor deseo Este anuncio, en Internet, es cada vez más común de lo que se piensa. O este otro: Oferta de kit antihurto. Todas las tecnologías Lo cierto es que el precio para asegurar, -blindar más bien- -una vivienda de- pende siempre del número y calidades de los elementos que se quieran integrar en el hogar. Los expertos consultados por ABC calculan que un sistema de seguridad normalito puede costar diez mil euros y que los más sofisticados sobrepasan los cien mil euros. Juan Crespillo, director comercial de Fichet- Atocha, asegura que en el último mes, la demanda de sus servicios en la comunidad madrileña ha aumentado entre un 15 y un 20 por ciento. No hay dudas de que el 90 por ciento de los que sufren un robo instalan una puerta acorazada. Muchos, además, instalan sistemas de alarmas, rayos infrarrojos, seguridad perimetral e in- cluso cámaras acorazadas. La llamada habitación del pánico no está, todavía, muy extendida pero ya se están realizando instalaciones de este tipo. Hay quienes separan la zona de estar de la zona de descanso a través de una puerta acorazada antibalas, ignífuga e insonorizada que se suele situar en el arranque de la escalera que va al piso superior. Esta pieza puede costar unos 3.000 euros. Para hacer las ventanas menos vulnerables se puede instalar un modelo de persianas (1.500 euros cada una) que existe en el mercado- -Fichet lo tiene- -con placas de acero interior y láminas autoblocantes, que aunque se in- tenten apalancar nunca se subirán porque se bloquean. El miedo puede llevar a colocar una protección perimetral a base de sistemas electrónicos, infrarrojos y alarmas, sin olvidar las cámaras de TV, con capacidad de grabación de quince días, que permiten ver desde dentro qué es lo que pasa fuera de la vivienda. Las cámaras acorazadas son punto y aparte. Puede tratarse de una habitación o de un habitáculo detrás de un armario simulado. Por discreción, los expertos sólo cuentan que llevan una puerta que pesa, como mínimo, 500 kilos y puede costar más de cien mil euros.