Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 Nacional SÁBADO 27 5 2006 ABC La Generalitat acata la decisión de la JEC, pero la ve incomprensible b El gobierno catalán deberá retirar el vocablo vota de las banderolas que había encargado con motivo de la campaña del referéndum sobre el Estatuto ABC BARCELONA. El gobierno de la Generalitat acatará la decisión de la Junta Electoral Central (JEC) y modificará la campaña institucional del referéndum sobre el Estatuto, pese a que los responsables autonómicos consideran que la resolución de este organismo va contra el sentido común Tal como adelantó ABC el jueves, la noche del miércoles la JEC resolvió que la campaña de la Generalitat habrá de limitarse exclusivamente a facilitar información a los ciudadanos sobre la fecha de votación, el procedimiento para votar y los requisitos y trámites del voto por correo El consejero de Relaciones Institucionales, Joan Saura, consideró ayer incomprensible que la JEC impida que un gobierno fomente el voto que es la esencia de la democracia y admitió que la Generalitat deberá rehacer su campaña. Concretamente, el vocablo Vota tendrá que desaparecer de las banderolas, ya que la JEC ha reclamado neutralidad, lo que implica que no puede instar a la participación. El portavoz de los socialistas catalanes, Miquel Iceta, dijo respetar la decisión de la Junta, aunque lamentó que los miembros del Gobierno no puedan dar su opinión sobre el Estatuto y, sí puedan opinar la Conferencia Episcopal, el señor Vidal- Quadras y todo el mundo Más satisfecho, el líder de ERC, Josep Lluís Carod- Rovira, aplaudió la decisión de la JEC e insistió en que la campaña institucional se extralimitaba y no era neutral. Se da la circunstancia de que ERC votó a favor de la campaña cuando formaba parte de la Generalitat. Cuando Maragall decidió expulsar a los republicanos del Gobierno por su no al Estatuto, ERC decidió impugnarla. Rajoy se dirige a los empresarios en el acto que organizó en Sitges el Círculo de Economía EFE Rajoy afirma que un no al Estatuto sería un triunfo de la libertad El presidente del PP acusa a Zapatero de olvidarse de los problemas reales oposición se volvió a encontrar con críticas de empresarios catalanes y pidió al Gobierno cierta lealtad con su partido en la lucha antiterrorista ÁNGEL MARÍN SITGES. El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, volvió ayer a Cataluña para defender la posición de su partido ante el nuevo Estatuto catalán y, en un foro compuesto por empresarios, acusó al presidente del Gobierno de tener el debilitamiento del Estado, lisa y llanamente como principio inspirador Según el jefe de la oposición, está haciendo de España un Estado imposible e incapaz de acudir al auxilio de los ciudadanos que demanda ayuda en casos como Fórum, Afinsa o los robos en chalets También reclamó a Zapatero cierta lealtad con la oposición que le ofrece su apoyo en la situación creada con la tregua de ETA. Rajoy sostuvo que un no de los ciudadanos catalanes al nuevo Estatuto en el referéndum sería el triunfo de la libertad, del sentido común, del consenso y de la esperanza Y contra los que le quieren presentar como un enemigo de las Autonomías replicó: yo no soy un centralista contumaz, que soy de Santiago de Compostela El presidente del PP se volvió a encontrar con las quejas de algunos empresarios catalanes al asistir a la XXII Reunión del Círculo de Economía, que preside José Manuel Lara, uno de los defensores de la sociovergencia en Cataluña. Miembros de la entidad, el b El jefe de la mayor lobby empresarial de Cataluña, donde están representadas las grandes compañías locales, reprocharon a Rajoy la campaña de recogidas de firmas impulsada por el PP por falsear y manipular a la opinión pública o de estar instalados en la cultura del no Incómodo durante la comida- coloquio a la que asistió casi medio millar de personas, el líder popular restó importancia a las preguntas o apreciaciones críticas con su persona, situación que ya se presentó el pasado febrero en el Círculo Ecuestre. Nos han echado de los grandes consensos nacionales y, esto empezó con el Pacto del Tinell (que dio origen al tripartito) subrayó Rajoy para denunciar el intento de aislamiento político del PP. Al ser preguntado sobre qué pasaría si gana el no en el referéndum, Rajoy aseguró que sería lo mejor que le podría pasar a Cataluña porque es un Estatuto intervencionista En cuanto a la tregua de ETA, el líder del PP reiteró su rotunda oposición al diálogo con la banda terrorista, porque si hay negociación política, como Estado estás triturado Rajoy dijo que en el debate sobre el estado de la nación volverá a ofrecer su apoyo al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, a cambio de una cierta lealtad con la oposición. El Círculo de Economía critica la falta de liderazgo de Maragall y rechaza un nuevo tripartito ABC BARCELONA. El presidente del Gobierno catalán, Pasqual Maragall, tampoco salió a hombros de la reunión del Círculo de Economía. Porque no ha querido, porque no ha podido o porque no le han dejado, no ha ofrecido el liderazgo que esperábamos lamentó el presidente del Círculo de Economía, José Manuel Lara. El Círculo también expresó su preocupación ante la pretensión mal disimulada del presidente de la Generalitat de reeditar el tripartito. En la inauguración de las jornadas Candidato cuestionado Una vez celebrado el referéndum del Estatuto, el PSC designará a su candidato a las elecciones autonómicas, pero no antes Así lo aseguró ayer el portavoz del PSC, Miquel Iceta, quien, al ser preguntado sobre si Maragall repetirá como candidato socialista, se limitó a afirmar que un dirigente, por importante que sea, nunca puede dar por hecho que lo elegirán En cualquier caso, el secretario general de CiU, Josep Duran Lleida, se refirió a Maragall como un adicto a la irresponsabilidad política y le recomendó que reflexione sobre su continuidad. de Sitges, Maragall esbozó una cierta autocrítica sobre su papel en el proceso de negociación del Estatuto, pero remató su intervención con un lacónico no ha sido el presidente de la Generalitat quien ha jugado un doble juego Maragall, que quiso transmitir un mensaje de tranquilidad, tras atravesar un periodo lleno de turbulencias del que hemos empezado a salir intentó levantar los ánimos de los presentes augurando que la Generalitat entrará en la gestión del aeropuerto de El Prat y que éste se privatizará en parte.