Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 Nacional EL DEBATE SOBRE LA NEGOCIACIÓN CON ETA SÁBADO 27 5 2006 ABC El relevo del fiscal de las herriko tabernas primer ajuste de Javier Zaragoza El fiscal- jefe de la Audiencia Nacional creará un servicio de Atención a las Víctimas b El sucesor de Fungairiño desactiva el grupo de expertos en terrorismo islamista para que todos los fiscales se dediquen por igual a un fenómeno que no para de crecer N. VILLANUEVA MADRID. El teniente fiscal Jesús Santos se hará cargo del sumario de las herriko tabernas Batasuna tras el relevo de Juan Moral al frente de esta causa, que instruye Fernando GrandeMarlaska en el Juzgado Central de Instrucción número 5. Éste es uno de los primeros ajustes que ha llevado a cabo el nuevo fiscal- jefe de la Audiencia Nacional, Javier Zaragoza, tras tomar posesión de su cargo, en sustitución del cesado Eduardo Fungairiño, el pasado 17 de mayo. En su última intervención en esta causa- -con motivo de las comparecencias de los imputados por la huelga general de Batasuna- Moral no solicitó ninguna medida cautelar contra los presuntos ideólogos de esa jornada de paro; sin embargo no fue él quien defendió esta inactividad de la Fiscalía en las comparecencias, sino el propio Jesús Santos. Anteriormente, Moral había solicitado prisión incondicional para Otegi y fue él quien pidió no sólo la suspensión del acto de Batasuna en el BEC de Baracaldo, sino la prórroga de la suspensión de actividades de la formación ilegalizada. Al margen de este cambio, Zaragoza prepara otros que afectan a todos los fiscales de la Audiencia Nacional. Uno de ellos es la desactivación del grupo de expertos en terrorismo islamista, lo que implicará que todos los miembros de la Fiscalía tendrán que dedicarse por igual a un fenómeno que no para de crecer Además, y según ha podido REITERACIÓN DELICTIVA JESÚS ZARZALEJOS Profesor de Derecho Procesal UCM E Javier Zaragoza POOL saber ABC, los fiscales volverán a estar adscritos a los Juzgados, lo que fuentes de la Fiscalía interpretan como algo positivo. A Vigilancia Penitenciaria- -de la que dependen las redenciones y liquidaciones de condenas- -y Menores, campos en los que, según las mismas fuentes podría haber una pequeña remodelación se sumará un servicio de Atención a las Víctimas- -coordinado por Fernando Burgos- -cuya finalidad será informarlas, especialmente a las del terrorismo, del estado en el que se encuentran sus causas. En cuanto a las jurisdicciones Contencioso- administrativo y Social, Zaragoza tiene previsto que sean dirigidos por un fiscal del Tribunal Supremo en comisión de servicios con el fin de que el actual coordinador, Miguel Ángel Barroso, pueda ser recuperado para la jurisdicción penal. Estos cambios serán anunciados el próximo 5 de junio. n principio, bastaría con leer el siguiente pronunciamiento: Desde su constitución, Herri Batasuna Euskal Herritarrok Batasuna es una estructura controlada por los responsables de ETA Está escrito en el auto de 17 de enero de 2006, con el que el juez Fernando Grande- Marlaska suspendía nuevamente las actividades de Batasuna, ya disuelta por el Tribunal Supremo desde 2003, pero reactivada por la vía de hecho. En principio, decía, bastaría lo transcrito para que no hubiera duda alguna sobre lo que es Batasuna a la luz de la Ley, ni sobre el carácter delictivo de los actos de mantenimiento de su actividad política Por otro lado, tampoco parece que dicha afirmación judicial no se atenga estrictamente a la interpretación sociológica de la ley (eso de la realidad social del tiempo en que han de ser aplicadas las normas) que, con tanto empeño, publicitan los think tanks del proceso. El problema de Otegi y compañía es que su realidad social es ETA- -está procesado por integrarse en ella- no la paz, ni la democracia, ni el respeto a los derechos ajenos. La realidad que conduce a atemperar la ley nunca puede ser la realidad que la viola. Y, por cierto, la realidad actual que algunos ofrecen a ETA como descuento de sus crímenes le resulta tan ajena- -por eso la quieren cambiar a tiros- -que los batasunos se tienen que ir a Suráfrica a adiestrarse en procesos de paz con lo fácil que lo tendrían en su propio pueblo, dejando de matar al vecino que no es abert- La presentación de la comisión negociadora no es un acto más lícito que el mitin de Baracaldo o la huelga proetarra zale o al concejal de turno del PP o del PSOE. La cuestión jurídica en torno a Batasuna se ha reavivado con la comisión negociadora que ha presentado como interlocutora del proceso. En nombre de ETA, claro. En la entrevista de los dirigentes etarras publicada por el diario Gara ya advirtieron éstos, con apostura jerárquica, a qué guión tenía que ceñirse Otegi, ese hombre: que nadie piense que la izquierda abertzale va a aceptar mansamente el actual marco sin ningún cambio político A esto se le llama confesión de parte. Además, no hubo rubor alguno en presentar públicamente la comisión como una creación de Batasuna: Batasuna da a conocer a sus seis interlocutores para la negociación (portada de Gara 25.05.06) Por tanto, la comisión negociadora es de Batasuna y como tal fue presentada públicamente y esa comisión responde al designio táctico que ETA quiere imprimir a su alto el fuego, como un instrumento más de su estrategia terrorista, trasladada a la negociación en una mesa de partidos. Se dan, pues, las condiciones para revisar las situaciones procesales de algunos dirigentes batasunos, dado que las medidas cautelares actuales no han impedido su reiteración delictiva. Con los criterios aplicados en las dos primeras prisiones de Otegi, cabe concluir que las presentaciones de la nueva mesa nacional de Batasuna o de la comisión negociadora no son actos más lícitos que el mitin de Baracaldo o la huelga proetarra. No hay razón para cambiar de criterio en ambos casos, más allá del agobio del Gobierno y del efecto que produzcan las amenazas de los batasunos con la vuelta a la violencia si no se acatan sus propuestas. ¡Como si no estuviéramos al corriente de la falta de deportividad con la que ETA encaja las derrotas! Pero no por esto vamos a empezar a meter goles en propia puerta ni a dar carta de impunidad a todo aquel que nos amenaza.