Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 26 5 2006 95 Del Horno puede perderse el Mundial por una lesión en el tobillo izquierdo cuyo alcance se sabrá el lunes El Estudiantes cae ante Unicaja (80- 75) que se clasifica para las semifinales de la ACB junto al Juventud La aseguradora impuso las cláusulas más duras contra el dopaje, las que han roto el acuerdo, tras el positivo de Heras La Generalitat Valenciana ratificó su apoyo al grupo ciclista que patrocina, pero que puede perder la invitación al Tour por la detención de su director adjunto, José Ignacio Labarta, suspendido cautelarmente de sus funciones Y Belda, en el jardín TEXTO J. C. CARABIAS T. GONZÁLEZ- MARTÍN EFE ningún positivo en su historia desde su creación en 1989, salvo el caso de Caruso con anabolizantes en 2004 y la automedicación de Curro García para curar su bulimia. Pero llegó 2005, el huracán que desmanteló el mito. Ribeiro fue declarado no apto para salir en el Giro. Hematocrito alto, sospechoso de haber adulterado su sangre. Y lo mismo sucedió con Nozal, descartado por hematocrito alto en el Dauphiné. El positivo por EPO de Heras, el que desposeyó al salmantino de su cuarta Vuelta a España, fue la daga que sembró discordia interna. Se fue Piñera, el mecenas que había auspiciado el patrocinio de Liberty en un contrato sideral- -cinco años- y dejó el negocio en manos de Saiz y Antón. Ahora, todo se ha desbocado. El Tour puede recusar al equipo. MADRID. El grupo ciclista Comunidad Valenciana decidió apartar cautelarmente de sus funciones a su director adjunto, José Ignacio Labarta, hasta que se determine su implicación real en la red de dopaje. Al mismo tiempo, emitió una nota en la que se aseguraba que la plantilla ha superado todos los controles médicos de la UCI en cada prueba Mientras, el patrocinador, la Generalitat Valenciana, mostraba su apoyo el equipo y garantizaba su futuro. De todos modos, el futuro se oscurece, porque el Tour puede volver a cerrar las puertas al impertérrito Belda, el director. ¿Por qué impertérrito? Porque mientras la Guardia Civil irrumpía en el domicilio de Labarta en Zaragoza, mientras su mujer se llevaba un susto de muerte y los agentes procedían a requisar documentación, a registrar la casa, a levantar las camas y a desmontar el ordenador personal, mientras Labarta era detenido y conducido a una comisaría de la capital maña y posteriormente a la sede en Madrid de la UCO, Vicente Belda se dedicaba a replantar el césped de su casa en Cocentaina (Alicante) Las gentes del ciclismo se han habituado a vivir en el latigazo. El dopaje, la sospecha, la amenaza, la EPO forman parte del vocabulario tanto como el 4- 4- 2 o el fuera de juego en el fútbol. El ruidoso eco del dopaje es un elemento más en las carreras. Esto ha derivado en una cierta distancia del escándalo, en una costumbre a convivir entre problemas. Vicente Belda, director del Comunidad Valenciana EFE Pascual Llorente, Manzano, el veto Belda, que replantaba el césped mientras descolgaba el teléfono a los amigos con el manos libres, se ha instalado en el vértice de esta espiral desde hace tiempo. Nadie como él para descifrar las penurias que ahora está pasando Manolo Saiz, una persona influyente en el ciclismo. Tanto, que a él acudió Vicente Belda cuando el ex ciclista Jesús Manzano relató el dopaje sistemático que se realizaba en el Kelme. Reclamó ayuda, apoyo legal, contactos... Y lo mismo hizo Miguel Madariaga, patrón del Euskaltel y declarado enemigo del director del Liberty. Solicitó el auxilio de Saiz cuando el responsable del Bouygues Telecom, el francés Bernadeu, insinuó hace un par de años en el Tour que el equipo vasco no jugaba limpio. Con su caparazón de superviviente, Belda replantaba la hierba de su chalet, medio despreocupado porque a él, de momento, no le arrastraba el Kelme, el vivero del ciclismo español Hace un par de veranos, el Tour ya dejó en la calle al equipo de Belda a raíz del testimonio de Manzano, y el rumor dice que el ex Kelme podría volver a tener problemas, ahora que el Tour había levantado el veto. El Kelme ha sido durante años el vivero del ciclismo español. Heras creció allí y se fue al US Postal y luego al Liberty. Rubiera se marchó con Armstrong. Sevilla emigró al Phonak. Aitor González ganó la Vuelta y logró un contrato soberbio en el Fassa. Botero consiguió el salario de su vida en el Telekom. Y el último emigrante ha sido Valverde, estrella del Baleares antes de convertirse en Caisse d Epargne. Lejarreta afirma que el equipo sigue en el Giro: Podemos continuar sin sponsor vivimos un momento difícil ciclón esta vez. La secuencia de Manzano no fue el único rejón al que tuvo hacer frente el equipo levantino. En el invierno de tránsito de 2003 a 2004, Pepe Quiles declaró su supuesta insolvencia económica para hacer frente a los salarios de sus empleados. Y fue la Comunidad Valenciana, en un laborioso proceso con implicaciones políticas, la que rescató a Belda. Llegó luego el positivo por EPO de Javier Pascual Llorente en el Tour y, sobre todo, el escándalo de Manzano y sus revelaciones, reforzadas ahora por su veracidad a tenor de los hallazgos de la Guardia Civil, las doscientas bolsas de sangre, la EPO en microdosis, el arsenal de hormona del crecimiento, las máquinas criogenizadoras y centrifugadoras. A todo ha sobrevivido Vicente Belda, con quien trabajó Eufemiano Fuentes durante el mejor lustro del Kelme, 1999 a 2005. Ahora es la hermana del ginecólogo canario, Yolanda Fuentes, la que dirige los designios médicos del Comunidad Valenciana.