Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 26 5 2006 Toros 69 EL APUNTE DE HUMBERTO PARRA El Aula Bienvenida colgó ayer el cartel de no hay billetes para recordar la confirmación de alternativa de Manuel Benítez, un acontecimiento social que paralizó España entera en 1964 La pasión por El Cordobés sigue viva TEXTO: ROSARIO PÉREZ FOTO: ABC (Viene de la página 67) Castella supo explotar y exprimir, con planta y temple, al toro con más posibilidades Sebastián Castella sorteó, dentro de un orden, el toro con más posibilidades de la tarde. Posibilidades que supo explotar con seguridad, planta y temple, por aquí, por allá, con los pases cambiados por la espalda del principio o con los péndulos del final. Y entretanto derechazos ceñidos y arrimón al natural. Exprimió hasta la última gota, hasta el último aliento que crujió con un espadazo. Ninguna opción, sin embargo, le permitió el cinqueño pasado y sin cuello que abrió plaza, un bisonte de las cuevas de Altamira, un gayumbo frenado y flojo, una pintura prehistórica del uro elevado al cubo en dos dimensiones. A Serafín Marín se le esperaba con ilusión después de su llamada de atención con los nuñezdelcuvillo de hace... Parece que ha pasado un siglo. Nada. A Marín, que además necesita el toro pujante, se le precipitaron al vacío los argumentos de su capote a la verónica y su izquierda con un desfondado y noblón segundo y con un triste y armado quinto. Miguel Ángel Perera también pasó de puntillas. A ver qué remedio. Le devolvieron el sexto, y tampoco obtuvo mucho de un sobrero de Las Ramblas que duró media faena, media faena en la que tampoco sucedió nada hasta que empezó a defenderse. En el Palco Real, como adelantó ABC, la Infanta Elena cubrió la ausencia del Rey junto a su marido, Jaime de Marichalar, y al vicepresidente de la Asociación de la Prensa, Jorge del Corral, que ha dado la cara por todos los periodistas que pertenecemos a la Asociación y que aventó su pañuelo para empujar el éxito de Castella como si le fuera la vida en ello. Gracias. El Aula Bienvenida abarrotada. La gente puesta en pie para recibir a El Cordobés con una ovación de gala en su regreso a Las Ventas. Ninguna personalidad había suscitado tanta expectación como Manuel Benítez en los actos culturales programados por el 75 aniversario de la Monumental. Madrid quiso rendirle homenaje para recordar la tarde de su confirmación de alternativa. Aquel 20 de mayo de 1964 España entera se paralizó para seguir a través de la televisión un acontecimiento que provocó toda una convulsión social. Así lo recordaban ayer José María Álvarez del Manzano y Juan Miguel Núñez, crítico taurino de Efe, en dos brillantes intervenciones. Era, además, la presentación del torero de Palma del Río en la capital, pues no había actuado de novillero. Con la Monumental llena hasta la bandera y un ambientazo de lujo, en los tendidos se hacían apuestas: Va a arrollar aseveraban sus partidarios; se va a estrellar opinaban sus detractores. Portada de ABC del 21 de mayo de 1964 que dio la vuelta al mundo plazos, me acerqué a la plaza y me tiré de espontáneo. Un toro de Escudero Calvo me pegó un revolcón y, para colmo, me metieron en la cárcel. Qué mal lo pasé explica. Y continúa: Veía que no tenía porvenir y decidí irme a Francia. Pero cuando estaba en la cola de la inmigración y quedábamos cuatro o cinco, dijeron que el cupo estaba completo. Hasta para recoger la remolacha soy desgraciado pensé. Y me quedé en mi país Manuel Benítez permaneció en España soñando con ser torero, soñando con sacar a los suyos de la miseria, tejiendo ya la historia de quien fue y sigue siendo, como se reflejó ayer, un fenómeno de masas. Huérfano de padre y madre, era el menor de cuatro hermanos. Forjado en capeas, la luna fue testigo de sus primeros lances y muletazos. En una de ellas, en Loeches, vivió un duro trance: resultó herido junto a su compañero Manolo Gómez; este último falleció a los ocho días. Podía haberme pasado a mí O llevarás luto por mí Sale el toro de la ceremonia, Fugitivo de la ganadería de Benítez Cubero. Pedrés le cede los trastos y arranca la faena. El Cordobés, con la mente puesta en la salida a hombros: O la Puerta Grande o la enfermería. Quería que mi nombre sonara con fuerza cuenta Benítez. Y llega la cornada, inmortalizada al día siguiente en la portada de ABC. La dramática imagen dio la vuelta al mundo. Cuarenta y dos años después, los aficionados aún la recuerdan: El Cordobés, metido entre los pitones del toro, mientras era corneado en el muslo con un terrible gesto de dolor rememoraba un aficionado. Y en la memoria, el lema de Dominique Lapierre: O llevarás luto por mí... Yo luchaba por sacar a mi familia de la pobreza- -explica Manuel Benítez- entonces, le dije a mi hermana que o le compraba una casa o la vestía de luto No pudo matar al toro por el percance. Aun así, fue premiado con una oreja pedida mayoritariamente, algo que sólo había logrado, ocho años antes, Juan Posada de novillero. Una vez recuperado, Benítez reapareció en el mismo escenario, en la Corrida de Beneficencia. Fue su primera salida a hombros de un ruedo que había pisado en 1957, cuando saltó de espontáneo. Por entonces yo trabajaba de albañil en Madrid. Espeté a mis compañeros que quería ser torero. Y ellos me respondieron: Pero cómo vas a ser torero con esa cara tan fea que tienes, con esa cara de pueblo Y yo me decía: Pero qué tendrá que ver ser feo para ser torero, si el toro no me va a mirar la cara, si yo no quiero que se enamore de mí Al final, me compré un traje a Terremoto Manuel, Huracán Benítez Pero el Ciclón de Palma, que ahora ostenta el título de V Califa del Toreo, no desistió en su lucha. Aparecería una persona fundamental en su carrera: Rafael Sánchez El Pipo que le hizo una campaña propagandística enorme. Gracias a él, estoy aquí. A él y a esta plaza- -subraya- En el 70 corté ocho orejas en dos tardes, algo grandioso. Madrid da y quita, y a mí me dio mucho: dinero, corridas y categoría Y con el grito de ¡Viva Las Ventas! se despidió de su afición, que, ya en pie y con las palmas rotas, le agradeció así sus palabras y las tardes de gloria brindadas: Viva usted, Terremoto Manuel Huracán Benítez Pasión por El Cordobés. BOTÁN La Infanta Elena entregó la Oreja de Oro al francés Sebastián Castella La Infanta Elena entregó la Oreja de Oro que concede la Asociación de la Prensa a Sebastián Castella, durante el transcurso de una recepción con la terna, en el Aula Bienvenida, al término del festejo. La Duquesa de Lugo presenció la tradicional corrida desde el Palco Real, acompañada por su marido, Jaime de Marichalar.