Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 Internacional VIERNES 26 5 2006 ABC ¿LA HORA DE KOSOVO? ras el referéndum para la obtención de la independencia de Montenegro muchos piensan que ha llegado la hora de que Kosovo, actualmente bajo el mandato de las Naciones Unidas y bajo la protección de la OTAN, siga los mismos pasos y se declare independiente de Serbia. Impulsar su secesión, no obstante, sería un grave error. Es verdad que más del 90 por ciento de la población kosovar es de origen albanés; también es verdad que la ideología de la principal fuerza política, el KLA, siempre ha clamado por la independencia; pero no es menos cierto que Kosovo es del todo inviable RAFAEL L. como unidad económiBARDAJÍ ca. Su única posibilidad sería por lo tanto la integración en una Gran Albania, algo que nadie en la zona desea. Pero es más, hay ciertas verdades que no se pueden ya ocultar por más tiempo: la guerra que hizo la Alianza Atlántica para salvar a los albanos- kosovares de la limpieza étnica acabó dando lugar a una limpieza étnica brutal contra la minoría serbia y, aún hoy, la destrucción de las iglesias ortodoxas prosigue como requisito de una islamización radical. Tampoco se puede olvidar que Kosovo se ha convertido por derecho propio en un centro exportador de dos fenómenos letales: uno que vivimos hoy en España con alarma, las bandas violentas del crimen organizado; el otro, más silencioso, la expansión de la red del terror islámico en Europa. Sobre esto no debe quedar duda alguna: las fuerzas de la OTAN intervinieron para ayudar a una organización, como era el KLA, que estaba en las listas de bandas terroristas, y su despliegue continuado desde entonces no ha servido para democratizar esa provincia, ni para moderar la actitud de los kosovares. En términos históricos, la Alianza Atlántica se equivocó de bando y ahora es el momento de evitar caer en un nuevo error del que arrepentirse en el futuro. Kosovo ni puede ni debe ser independiente. Es más, la ayuda que presta la ONU para su administración y la seguridad que le ofrecen las fuerzas de la OTAN deberían ponerse ya en condicional. Hay que exigir a los kosovares el respeto de los derechos mínimos de la persona, el respeto a las minorías y la tolerancia con la libertad de culto, para empezar a hablar. La comunidad internacional se obcecó en la década pasada en la construcción de naciones Es llegado el momento de poner todas las energías disponibles en algo más, en el desarrollo de la libertad y de la democracia efectiva, y no contentarse con la eficacia administrativa de los nuevos dictadores, sean burócratas seculares o clérigos religiosos. Nacionalismo, islamización y yihad proporcionan un pésimo cóctel que debemos rechazar. T Las fuerzas de seguridad de la ANP se enfrentaron ayer en las calles de Gaza a la policía de Hamás AFP Abbas da diez días de plazo a Hamás para que acepte las fronteras de 1967 Supondría el reconocimiento implícito del Estado de Israel b Si los islamistas en el Gobier- no lo rechazan, el presidente consultará en referéndum la creación de un Estado palestino en Cisjordania y Gaza HUGO MEDINA. SERVICIO ESPECIAL JERUSALÉN. El presidente de la ANP, Mahmud Abbas, lanzó ayer a Hamás un ultimátum de diez días para que reconozca a Israel dentro de las fronteras de 1967. En caso contrario, convocará un referéndum en el plazo de 50 días con el fin de que los palestinos digan si aceptan o no crear un Estado palestino dentro de Cisjordania y Gaza, con Jerusalén por capital. Abbas hizo este anuncio en la primera jornada de negociaciones entre Fatah y Hamás para resolver la crisis interpalestina que en lo que va de mes se ha cobrado la vida de doce personas. La pregunta que se hará a los palestinos es si aceptan o no el documento de cinco páginas que, por iniciativa del líder de Fatah, Maruán Barguthi, encarcelado en Israel, negociaron presos de las principales facciones en la cárcel israelí de Hadarim durante cuatro semanas antes de hacerlo público a principios de mayo. En sustancia, ese documento propone que los palestinos se conformen con Cisjordania y la Franja de Gaza- -incluida Jerusalén Oriental- -y que renuncien al resto de los territorios de la Palestina histórica que hoy son Israel. Abbas justificó la premura de los plazos diciendo que no hay más tiempo que perder y que ahora existe la posibilidad de resolver el conflicto con Israel. Sin embargo, a última hora de anoche el Gobierno de Ehud Olmert no se había pronunciado al respecto y seguía estudiando las declaraciones del presidente palestino. Salir de la actual parálisis En el entorno de Abbas se dijo que ahora Hamás tiene la obligación de elegir entre aceptar el documento de los presos o participar en el referéndum, y que las dos alternativas son positivas, porque pueden propiciar que se salga de la situación de parálisis actual. Abbas, por otra parte, acusó a EE. UU. de estar detrás del bloqueo internacional que sufre la Autoridad Nacional Palestina. Estados Unidos lidera el bloqueo a que se está sometiendo a la ANP y amenaza a los demás países para que no mantengan relaciones con ella dijo. Mientras el Yihad Islámico rechazó inmediatamente la idea del referéndum, en Hamás hubo reacciones para todos los gustos. El diputado Mushir al- Masri se mostró contrariado y manifestó que el plebisci- Israel autoriza la importación de armas ligeras y munición para la Policía de la ANP, leal a Abbas to es un golpe de estado contra la decisión democrática de los palestinos expresada en las elecciones. La posición oficial de Hamás- -que desde febrero de 2005 mantiene una tregua- -es, en palabras del primer ministro, Ismail Haniyeh, que una retirada israelí de los territorios ocupados en la guerra de 1967 serviría para garantizar una tregua prolongada pero no eterna. En Israel algunos políticos señalaron que el anuncio demuestra que Abbas está capacitado para ser interlocutor, y otros indicaron que se trata de una maniobra con la que se quiere perjudicar los intereses de Israel. El líder del partido socialdemócrata Meretz, Yosi Beilin, manifestó que si se celebra el plebiscito y gana el sí, el Gobierno israelí tendrá la obligación de negociar con Hamás. Como muestra de confianza hacia la ANP, Israel autorizó ayer la transferencia de armas ligeras y munición a las fuerzas palestinas de Abbas. Se trata de varios centenares de armas procedentes de países extranjeros y que serán puestas bajo nuestro estricto control. Sabremos exactamente a quién y dónde serán entregadas afirmó el gabinete del ministro israelí de Defensa, Amir Peretz. Mientras tanto, en Gaza, la violencia se cobró la vida de un oficial de la Policía de Abbas en un tiroteo entre milicianos y policías de Fatah por una parte, y policías de Hamás por otra. En el incidente resultaron heridas doce personas.