Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 Internacional VIERNES 26 5 2006 ABC ayuda a la comunidad internacional. En este sentido, Al- Maliki ha indicado que sus fuerzas nacionales podrían ser capaces de asumir responsabilidades de seguridad en todo el territorio iraquí en cuestión de 18 meses, si consiguen el suficiente número de efectivos, entrenamiento y equipo. La repetida posición de la Casa Blanca sobre una eventual salida militar de Irak insiste en rechazar plazos artificiales, y en que las decisiones se tomarán de acuerdo con la situación sobre el terreno. Aún así, la Administración Bush baraja la posibilidad de materializar durante este año una reducción apreciable de sus efectivos, si es posible antes de los comicios legislativos previstos en Estados Unidos para noviembre y donde el Partido Republicano teme un significativo varapalo. El Eje de los flojos Desde la invasión de Irak en marzo de 2003, las Fuerzas Armadas estadounidenses han sufrido 2.460 bajas mortales mientras que los militares británicos han acumulado 111 muertos en sus filas, con un desembolso multimillonario para ambos países. En una reciente y brutal portada, el semanario The Economist no dudaba en calificar la alianza de Estados Unidos y Gran Bretaña como el Eje de los flojos insistiendo en que Irak ha logrado transformar a Blair y Bush de vertiginosos halcones en los patos más lisiados En la agenda de la cumbre de Bush y Blair también han encontrado acomodo otras cuestiones adicionales como el pulso nuclear de Irán, la renovada violencia en Afganistán, la paz en Oriente Próximo y la dramática situación en Darfur. Además, el primer ministro británico- -en lo que podría ser su última visita oficial a Washington- -tiene previsto aprovechar el distinguido foro de la Universidad de Georgetown para esbozar la necesidad de reforma en instituciones multilaterales como Naciones Unidas o el Banco Mundial, creadas tras la Segunda Guerra Mundial. George Bush y Tony Blair, momentos antes de la reunión que mantuvieron anoche en la Casa Blanca REUTERS Bush y Blair abordan el avispero de Irak acosados por el desgaste político Apoyan al nuevo gobierno y descartan la retirada de tropas reconoció en la rueda de prensa que el mayor error de su administración en lo referente a Irak ha sido el escándalo de los abusos en Abu Ghraib PEDRO RODRÍGUEZ. CORRESPONSAL WASHINGTON. Los dos líderes supervivientes de las Azores- -acompañados por sus peores porcentajes de aprobación popular y toda la frustración generada por un conflicto que se resiste a cumplir con cualquier expectativa benigna- -se dieron cita ayer en Washington para abordar el futuro de Irak y una posible reducción de sus respectivas tropas. El encuentro de George W. Bush y Tony Blair en la Casa Blanca se produce justo después de que el primer ministro británico haya tenido la oportunidad de visitar Bagdad, avanzando la posibilidad de un gradual traspaso de responsabilidades en materia de seguridad tras la formación de un gobierno definitivo en Irak. Con todo, la Administración Bush se había apresurado a cercenar cualquier especulación de una retirada inmediata y masiva de las fuerzas norteamericanas (132.000) y británicas (8.000) Unas expectativas de anuncio sorpresa en parte generadas por la convocatoria de una muy poco habitual rueda de Prensa conjunta de Bush y Blair a la hora de máxima audiencia televisiva en los hogares estadounidenses. b George Bush Ambos mandatarios corroboraron anoche que las tropas continuarán en Irak. El portavoz de la Casa Blanca, Tony Snow, había adelantado que no va a haber gente besándose mañana en Times Square en referencia a la clásica foto de la enfermera y el marino que en el centro de Nueva York celebraron con un apasionado beso el 14 de agosto de 1945 el final de la Segunda Guerra Mundial en el Pacífico. En la agenda del encuentro de Blair y Bush, originalmente previsto para antes de Semana Santa, también figuran de forma relevante esfuerzos para respaldar al nuevo Gobierno iraquí liderado por el primer ministro Nuri alMaliki, con una renovada solicitud de Los conflictos de Afganistán e Irak y las crisis nucleares de Irán y Corea podrían estallar a la vez EMILI J. BLASCO. CORRESPONSAL LONDRES. La situación en Irak y Afganistán, así como la confrontación de Occidente con Irán y Corea del Norte por causa de su carrera nuclear, se encuentran en un momento crítico y cada uno de esos escenarios podría empeorar gravemente al mismo tiempo, generando una tormenta de crisis internacionales simultáneas. Ése es el temor del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS en sus siglas inglesas) el prestigioso centro de análisis sobre seguridad y defensa con base en Londres. En relación a Irak, el Instituto señala en su informe anual que la intención de retirar las tropas aliadas de buena parte del país a lo largo de este año se basa en una apreciación dema- siado optimista de la situación iraquí. El peligro es claro: un incremento de la inestabilidad la violencia y del islamismo radical señaló John Chipman, director general del IISS, en la presentación del informe. Chipman advirtió de un incremento de la actividad de los talibanes en Afganistán este año para combatir a las tropas de la OTAN que están reemplazando unidades norteamericanas. Este año va a ser crucial tanto para Afganistán como para la OTAN cuando ésta expande su misión hacia el sur; los talibanes probablemente aumentarán sus operaciones, en gran parte porque saben que bajas entre los Estados europeos de la OTAN movilizarán las opiniones públicas de esos países indicó Chipman. También una sombría perspectiva es la que dibuja el Instituto en el caso de Irán, ya que considera casi inevitable que fabrique armas nucleares si la única respuesta internacional es la diplomacia. Está emergiendo el consenso de que la capacidad nuclear de Irán es tanto casi inevitable como ciertamente mala según Chipman, que no se pronunció sobre las decisiones que debería adoptar la ONU. El IISS estima que Irán estará en condiciones de producir suficiente uranio para bombas nucleares en 2010, y considera sujetos a posible error los vaticinios que apuntan a fechas más cercanas como 2008 o 2009. Para Corea del Norte, la previsión es que con el plutonio obtenido pueda elaborar entre cinco y once armas nucleares, mientras las conversaciones con Pyongyang están paralizadas. El informe también calcula que los gastos en armamento de China son 1,7 veces mayores de lo que oficialmente anuncia Pekín, lo que supone una gran alteración del equilibrio de fuerzas en el área Asia- Pacífico.